En este artículo, podrás informarte sobre todo lo que necesitas saber sobre cómo hacer patrones básicos. A medida que vayas aprendiendo, podrás ir copiando datos para hacer patrones más complicados (delanteros, por ejemplo) e ir sumando conocimientos. Si estás interesada en formarte en este ámbito en concreto, no te pierdas nuestro Máster en Patronaje y Diseño de Moda + Máster Personal Shopper.

Aprender a hacer un patrón sencillo no necesita de cursos presenciales ni de experiencia. Si quieres aprender cómo hacer patrones, las maneras para formarse en este campo son múltiples. Tan solo necesitas ganas para entender cómo deben montarse los patrones de moda. Cuando hayas adquirido estos conocimientos básicos, podrás dedicarte al mundo de la moda. También podrás, por supuesto, continuar practicando la realización de patrones en tu tiempo libre.

Cómo hacer patrones básicos paso a paso

Patrones primeros pasos

Aprender cómo hacer patrones no es sencillo. Pero solo es al principio. Poco a poco, te acostumbrarás y entenderás cómo funcionan los diferentes patrones. Todos los cortes por patrones están basados en una fórmula matemática. Esta permite que las piezas resultantes del patrón de corte se adapten perfectamente las unas a las otras. Como resultado, se obtiene un cosido paralelo y recto. Cuando el patrón no está bien hecho las piezas no encajan bien y las costuras se doblan o deforman.

Poco a poco, se aprenderá que las distancias tienen una correspondencia en el cuerpo humano para hacer ropa por patrones. Saber esto ayudará a realizar patrones exactos que funcionen sin riesgo a que no sean de la talla adecuada. Gracias a estos conocimientos, la sastrería con patrones es muy sencilla de llevar a cabo, si bien precisa de algunas características y habilidades que cualquier persona con interés puede adquirir.

Para realizar este tipo de corte, necesitas varias medidas. Una es el contorno de busto, que se toma en la parte más ancha. También en la parte más ancha, deberás tomar el diámetro de la cadera. En la parte más estrecha, tendrás que tomar la medida de la cintura. Después, será importante, dependiendo el tipo de patrón que quieras, que tengas en cuenta otras medidas. Por ejemplo, la distancia de hombro a hombro, la anchura de la espalda o la forma y tamaño del trasero. Con estas medidas podrás ir empezando a realizar el patrón que desees y comenzar a aprender.

Patrones básicos: lápiz en mano

Una vez tengas las medidas, dibuja un rectángulo sobre el papel con el que trabajes. Este tendrá que ser de la medida del contorno de busto más 4 centímetros de holgura dividido entre cuatro. El largo del rectángulo corresponderá con la medida del talle trasero. A continuación, en el largo, tienen que marcarse las guías de los brazos. Para el hombro, se marcará la décima parte del talle trasero. Con lo que nos quede de largo del rectángulo, realizaremos la marca en la mitad para marcar la sisa. Para el cuello, la medida que se ha tomado del cuello tiene que dividirse entre seis y marcarse.

Cuando ya está marcado, se sube un centímetro en la perpendicular para no perder la guía. Justo desde ese punto, se realiza una curva hacia arriba. Esta curva se realiza para marcar el cuello abierto de manera visual con el dibujo. Desde esa curva hasta la guía del hombro, habrá que realizar una línea recta en la que marcar la medida del hombro. A continuación, tendrás que dibujar la línea curva para marcar el hombro.

Si se quiere hacer una pinza, habrá que realizar otras dos marcas con la medida de la cintura dividida entre dos. Para ello, únelas con una línea recta hasta la curva del hombro. La medida que haya entre la línea de la sisa a la línea de la cintura será la que se debe usar para la altura de la cadera. Ahí, se marcará la cuarta parte del contorno de cadera más cuatro centímetros de holgura. Desde la parte externa, se traza una recta hasta la cintura, partiendo desde la marca de la pinza. De esta línea, marcamos la mitad y volvemos a realizar la línea, pero en curva. Repetimos este proceso en los picos de la vertical.

Habilidades requeridas para la elaboración de patrones traseros

Las habilidades sobre cómo hacer patrones traseros se van creando a medida que se aprenden las técnicas y los conocimientos teóricos más básicos. Al principio, podrá parecer una locura. A medida que vayas entendiendo los patrones, estos serán bastante intuitivos. Eso sí, necesitarás paciencia.

Una vez que se aprendan cuáles son las medidas que se necesitan para realizar diferentes piezas de ropa, la sistematización entrará en juego. Las primeras veces es muy probable que tengas que consultar los números y comprobar muchas veces antes de realizar el corte. Una vez ya tengas interiorizadas las correspondencias, los pasos previos al corte serán cada vez menos necesarios.

Por último, una habilidad que se considera esencial es disfrutar. Si estás aprendiendo, es muy probable que no estés cobrando por realizar esos cortes. Por lo tanto, disfruta de lo que estás aprendiendo. Si te equivocas, no te preocupes. No hay ninguna persona implicada ni has hecho nada malo. Equivocarse forma parte del proceso de aprendizaje y probablemente la siguiente vez que tengas que realizar la misma tarea estarás más atento en el momento en el que la anterior vez cometiste el fallo.

En conclusión, si quieres aprender a confeccionar y cortar patrones traseros empezando por el nivel más básico, es posible. Necesitas ganas, tiempo y fuerza de voluntad. Es un proceso lento, pero la satisfacción es muy grande y el conocimiento podrá ser empleado a lo largo de toda la vida. Anímate a probar cosas nuevas con profesionales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies