La moda avanza conforme las costumbres sociales y culturales del ambiente donde nos movemos. Así, lo que hace no muchas décadas era impensable, en la actualidad se consiente o está a la orden del día. Tal es el caso de las mujeres que acuden a eventos importantes luciendo conjuntos inesperados. Por ejemplo, uno especialmente popular actualmente sería el mono de fiesta o elegante. Si te apasiona la moda, no te pierdas nuestro Máster en Diseño de Moda y Complementos + Máster en Personal Shopper.

Por lo normal, esta prenda se reserva para tus citas de trabajo, diarias o informales. Históricamente, el mono no ha sido valorado como prenda que realzara la presencia social de una mujer. No obstante, basta con que atiendas a las retransmisiones televisivas de ciertos eventos para descubrir que algo ha cambiado. Muchas celebridades como, por ejemplo, Victoria Beckham han decidido romper claramente con los tópicos.

Este hecho, lejos de ser frívolo, tiene una gran importancia social. Gracias a esa clase de gestos e iniciativas de las celebridades, se abren nuevas oportunidades. Poco a poco, se irán filtrando en el mercado otras tendencias. Finalmente, todo el mundo acabará por abrirse a nuevas posibilidades y dejar atrás viejas costumbres.

A continuación, te explicamos todo lo necesario para vestir adecuadamente un mono de fiesta. ¿En qué tipo de fiestas o eventos resultaría adecuado? ¿Qué clase de monos hay disponibles? ¿Cómo dar con los más favorecedores? Una vez que tengas respondidas estas preguntas, tendrás mucho más claro cómo, cuándo y por qué vestir así.

Eventos para usar un mono de fiesta

Efectivamente, el uso de esta prenda goza cada vez de más popularidad. Llevada de forma conveniente, se considera también elegante y sofisticada. No obstante, esto no quiere que puedas emplearla en absolutamente cualquier ambiente. Podríamos decir, de hecho, que la relación entre un conjunto y un ambiente es un adorno más. Si la relación es correcta, el vestido y la persona se realzan. Si no, se creará una contradicción que generará una desagradable disonancia.

En principio, el mono de fiesta lo puedes emplear libremente en los siguientes ambientes: en un cóctel de boda, de trabajo o recreativo. Es decir, para una fecha señalada cuya celebración no incluya ningún tipo de prescripción referente a la indumentaria.

Por ejemplo, no sería lo más conveniente que llevaras este conjunto para acudir al cóctel de una graduación universitaria. Del mismo modo, tampoco sería lo más adecuado que acudieras con él a un día normal de trabajo. En líneas generales, se trata de una combinación a medio camino entre lo formal y lo informal.

Por todo ello, debes pensar en cómo sacarle el mayor partido posible. En principio, se trata de una prenda simple. De ahí que los cromatismos, el tipo de pernera y los complementos sean lo que realmente la hace lucir.

El mono de fiesta, útil para mucho

Este atuendo en cuestión se puso de moda sobre todo en los últimos años. Si antes estaba asociado a las modas pasadas, ahora ya nadie se extraña al verlo en celebrities, fiestas o actos puntuales. Y lo cierto es que es un avance importante. El mono de fiesta es cómodo y, lo mejor, adecuado para lucir un look elegante a la par que fresco. Así que podemos afirmar que es una apuesta clásica pero ganadora.

Obviamente, aquí se da una duda importante. ¿En qué ocasiones no puedo llevar un mono de fiesta? Pues dependerá del carácter del evento al que vayas a asistir. Pongamos dos ejemplos, un cóctel de trabajo y un cóctel de boda. En el primero, probablemente la celebración tenga lugar en un ambiente cerrado. Por tanto, el mono sería completamente adecuado. No tendrás la necesidad de buscarle una prenda de abrigo que combine sin estropear tu look.

En el segundo, sin embargo, quizá requieras transitar distintos ambientes, algunos al aire libre. Con lo cual, te verías obligada a buscar una prenda que te abrigue y no rompa la elegancia del outfit. Nuevamente es la relación entre el mono y el ambiente lo que te sitúa sobre la pista correcta.

En cuanto a cromatismos, una opción muy concurrida son los estampados. Además de afinar naturalmente tu figura, son lo que realmente le da entidad a esta prenda. Si antes huíamos de los estampados tipo animl print, ahora es una opción perfecta.

Los tipos de mono de fiesta

Debido a lo dicho anteriormente, la elección del tipo de pernera es crucial. Sin duda, se trata de la una de las partes más importantes del mono. Dependiendo de cómo sea la parte superior del mono, las perneras tendrán un protagonismo particular. Son la parte que le dará verdadera personalidad y entidad a tu conjunto. No importa el ambiente o el cóctel donde los empleen.

Para realizar una buena elección, debes tener en cuenta el corte del mono y también otros puntos. Por ejemplo, si tienes las caderas achas, opta por un mono tipo palazzo. Las perneras anchas te darán un aspecto elegante. En caso contrario, busca un mono con las perneras en pitillo.

Una opción alternativa: el conjunto pantalón-blusa

Si el mono no te convence ni satisface, puedes encontrar opciones que los sustituyan. La más clásica y concurrida sin duda es el conjunto de blusa y pantalón. Se trata de un look que puede darte mucho juego, sobretodo combinándolo con estampados arriesgados y, a la vez, elegantes.

Ahora, debido precisamente al auge de las chaquetas, también ha vuelto a estar de moda. Se adapta a la perfección a este tipo de conjunto. A la vez, la combinación de blusa y pantalón, es apropiada para acudir a todo tipo de cócteles. Un conjunto de pantalón y blusa para fiesta es versátil, cómodo y puede ser mu elegante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies