Una productora audiovisual se encarga, por lo general, de crear películas, anuncios, etc. Mediante un equipo preparado crea programas de diversos tipos, que tienen que ver con el entretenimiento y la cultura. Existen diversos tipos de productoras, que se definen en función al tamaño y su capacidad de difusión. ¿Te apasiona este sector audiovisual? No puedes perderte nuestro Máster en Dirección y Producción Cinematográfica.

¿Qué es una productora audiovisual?

Si te interesa todo lo que tiene que ver con la producción audiovisual, te fascinará el funcionamiento de una productora. Esta es definida como una compañía o casa que se encarga de entretener al espectador y ganar afluencia mediante el marketing.

Puedes encontrarte con compañías gigantes o pequeñas. Esto se debe a los presupuestos que manejan sus directivos o cooperadores. En función a estos aspectos, se pueden dedicar a las distintas áreas del entretenimiento y la publicidad. Aunque existen productoras muy famosas enfocadas a la gran pantalla exclusivamente.

¿Cómo podemos clasificarlas?

Elaborar una clasificación de los tipos de productoras que operan en la actualidad no es tan sencillo. En muchos casos se dan grupos conglomerados, ya sea por afiliación o de forma corporativa, que pueden resultarte complicados. Pero vamos a intentar simplificarte las cosas enumerándote los siguientes tipos:

– La empresa de entretenimiento se presenta creada en ocasiones por otras subempresas, siendo esta una estructura corporativa. Generalmente pueden llevar a cabo diferentes producciones, sin que los espectadores perciban que se trata de una misma productora. Esto, a su vez, facilita el ingreso por distintas vías, siendo el método más efectivo para llegar a la multitud.

– Hablamos de una empresa matriz cuando se da una serie de colaboraciones entre industrias semejantes. Pueden estar especializadas en un solo área, como el cine, series de televisión, etc.

– La afiliación se refiere a un contrato que se realiza entre distintas productoras, creando una red o compañía. Este caso de asociación se presenta, normalmente, entre una pequeña productora y una compañía más grande.

Una productora de éxito

Imagínate todo lo que se mueve dentro de una productora, pero ¿y si esta alcanza dimensiones enormes? Existen tres tipos de personas que suelen dirigirla:

– Un director.

– Un productor.

– Un ejecutivo.

La dirección de la misma tiene que ver con el alcance y el tamaño que ha adquirido. Si la productora es pequeña, por lo general verás al mando un director o productor. A veces en la misma persona se recogen ambos cargos.

Bajo la punta de la pirámide, el trabajo que lleva a cabo cada componente es muy importante. Debes tener en cuenta que el éxito se logra tras buenas producciones, siendo el resultado de un multitudinario público.

El secreto de la buena producción tiene que ver con las expectativas de la gente. Para esto, se realiza un estudio previo, adecuado al contexto de la sociedad. Pero si se tiene en cuenta la alta competencia que existe, innovar es una tarea obligatoria para cualquier productora. De esta forma, es necesario realizar una serie de pasos que garanticen una excelente obra, que atraiga al mayor número de personas.

¿Qué se necesita antes de comenzar una producción?

Cada obra audiovisual se realiza de manera distinta. No es lo mismo crear una película a una serie o un reportaje. Para empezar, son importantes tres aspectos fundamentales antes de llevar a cabo una producción:

– El director o productor la misma debe tener en cuenta el presupuesto del que dispone.

– Seguidamente hay que analizar la logística, es decir, los medios para materializar dicha producción.

– Por último, se especifica el momento de la acción; el trabajo en sí.

Los pasos que se realizan en la producción

La producción debe seguir unos pasos específicos, una vez cumplimentados los aspectos anteriormente mencionados. El producto final es el resultado de un todo, donde confluye el trabajo de cada uno de los miembros. Cada proyecto, en función de la inversión y el alcance que se pretenda dar, atiende a un tiempo determinado. Muchas veces, este tiene que ver con la exigencia de su director.

Es indispensable montar un equipo que se dedique a la producción. En función a la inversión, puede estar compuesto por dos o tres personas o, en su caso, requerir más de un centenar.

1. La pre-producción. Esta consiste en planificar lo que se va a hacer, cómo se va a lograr y dónde se realizará. Tener preparado cada detalle es indispensable, así como prevenir los imprevistos que, en las grandes producciones, suelen suceder.

2. Llega el momento de producir. Todos los equipos se ponen en funcionamiento, conforme a lo planeado. Si no se estableció un orden adecuado de cada elemento corremos el riesgo de que el resultado sea un fiasco. Los actores deben conocer a la perfección lo que tienen que hacer y decir. Las cámaras estarán colocadas en los lugares estratégicos, para que no se les escape ningún detalle. La luz y el sonido serán apropiados, conforme a lo que busca el productor. Incluso, si se necesita improvisar, ante cualquier imprevisto, todos estarán preparados.

3. La post-producción es también clave en el producto final. Se trata de armar todo mediante la edición. En ocasiones, esta puede durar igual o, incluso, más que el momento de producción. Aquí todavía se pueden detectar posibles errores durante la grabación, dando tiempo a subsanarse antes de colocar el producto final para ser visualizado por el respetable.

El lanzamiento y la importancia del marketing

Como bien has podido percibir, una productora audiovisual debe tener clara su estrategia. En sí es una empresa dedicada a un mundo apasionante, como son los audiovisuales, siendo su objetivo entretener a la gente.

Para que llegue el producto a un mayor público se han podido realizar ciertos convenios con otras productoras del sector. Aunque, si nuestra empresa es pequeña, siempre podemos disponer de las redes sociales e Internet. En este sentido, es imprescindible contar en nuestro equipo con expertos en marketing, que sepan posicionar el producto final.

El apasionante mundo de la producción atrae constantemente a gente que, como tú, está deseando crear algo nuevo y mostrarlo públicamente. Detrás de una película o un anuncio publicitario existe un amplio equipo de personas que pretenden hacer un trabajo perfecto. Para que este se haga realidad han tenido que llevarse a cabo pasos imprescindibles en su realización.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies