Pasión, alegría y desconexión. Seguro que si estás en este post serás capaz de relacionar el baile con estas palabras. Y es que, bailar es una de las actividades que más estrés libera. Por eso es tan importante elegir unos buenos zapatos de baile. Con ellos romperás todas las pistas. ¿Nos acompañas a descubrir qué se debe tener en cuenta para escoger los mejores zapatos de baile?

 

La importancia de los zapatos de baile

Seguramente ya sepáis lo importante que es contar con ropa cómoda para ir a bailar. Pues con los zapatos de baile, lo mismo. Además tendréis que sumarle a este punto dos características imprescindibles para elegir un par de zapatos correctos.

En primer lugar: la seguridad. ¿Qué queremos decir? Pues que un buen calzado de baile debe cuidar y proteger al máximo los pies y, sobretodo, los tobillos.

En segundo, la comodidad y el rendimiento de los zapatos de baile. Es decir, deberemos tener en cuenta el deslizamiento de la suela en diferentes tipos de suelos o pistas. También estaremos atentos al grado de rendimiento que podrán ofrecernos cada zapatos y al casamiento que nos podrán generar pensando en las superficies que solemos pisar.

 

Características para elegir un buen calzado

Así pues, vamos a ver cuáles son los parámetros y características que debéis tener en cuenta a la hora de buscar unos zapatos de baile adecuados.

 

  • La altura:

Si eres una chica, este punto te interesa especialmente. Si eres nueva en el mundo del baile y no estás acostumbrada a calzar tacones, debes saber que estás medio de enhorabuena. Los zapatos de baile no suelen llevar mucho tacón y, además, deben ser de un grosor medio.

De esta manera, los zapatos tienen mayor estabilidad y las piernas y pies se cansan menos mientras se baila. Aun así, si te sigues cansando mucho durante tus sesiones, aquí va un consejo: intenta apoyar muy poco los talones en el suelo. Bailar en relevé cansa menos.

 

  • Diseño y estilo de los zapatos de baile

En el caso de los chicos, fácil: un zapato no muy abierto que tenga un tacón ancho valdrá para todo. A partir de esta idea, seguro que podréis encontrar diferentes modelos que se acople a vosotros según vuestro estilo (personal y de baile).

En el caso de las mujeres, prioriza que el diseño tenga un buen agarre respecto al empeine, el tobillo y los talones. Así, además del bonito diseño del calzado, podrás evitar las lesiones más típicas de los bailarines.

 

  • La suela del zapato

Una de las cosas que más debes tener en cuenta, además del diseño y la altura, es el material de fabricación de las suelas de tus zapatos de baile. Tal como no son adecuados los zapatos de calle para bailar, el calzado para bailar no es apto para la calle.

Fíjate en la composición de la suela de tu calzado. Se recomienda que sea de ante, nobuk, microfibra u otro material “flojo” o blando parecido. Al ser especialmente diseñados para bailar, son muy susceptibles a estropearse con una simple piedrecilla.

Zapatos de baile

La durabilidad de los zapatos de baile

Además de la suela, se recomienda que el material de fabricación de los zapatos de baile en sí sea el cuero o la piel cien por cien. Aunque suelan ser más caros, estos materiales tienen una vida útil mucho más larga que cualquier otro material sintético.

Uno de los puntos que deberás tener en cuenta para que tu calzado dure será la higiene y mantenimiento que les des. Así, tras cada sesión de baile deberás seguir un “ritual” de cuidado de tus zapatos de baile.

A pesar del mantenimiento que les des, debes tener presente que a medida que les des uso se van a ir gastando. Pero si las cuidas de manera adecuada, conseguirás que el deterioro se demore.

 

Cuidar tus calzado: higiene y mantenimiento

Si eres experto en el mundo del baile seguramente ya sabrás algunos de los trucos que explicaremos. Pero si eres “novato”, quédate a aprender como cuidar de tus queridos zapatos de baile.

El primer paso que debes dar después de usarlos es permitir que tu calzado se airee. De esta manera evitarás que el sudor endurezca las suelas y materiales del zapato. Si lo necesitan, cepíllalos o límpialos con el material indicado antes de buscarles un espacio donde almacenarlos.

Ten especialmente en cuenta la suela de los zapatos de baile. Dejarlas limpias de cualquier partícula que haya estado en contacto con la pista te ayudará a mantener su estado original.

También hay casos de zapatos de baile de piel o de cuero en los que deberás aplicarles algún tipo de crema que te ayude a mantenerlas en perfecto estado. El fabricante o marca debería asesorarte en este aspecto.

 

El espacio donde almacenarlas

Antes de buscarles un lugar donde guardarlas, es recomendable que introduzcas papel de periódico en su interior. Así éste se encargará de eliminar la humendad que haya podido quedar en su interior.

Una vez hecho todo el “ritual” de limpieza y mantenimiento, es hora de buscarles un lugar. Cualquier espacio puede parecerte buena opción, pero prioriza que sea un lugar seco, con temperaturas normales y sin contacto directo con la luz solar.

Cuando ya lleves un tiempo usando los mismos zapatos de baile para tus sesiones, verás que se irán desgastando. Será en este momento en el que deberás decidir si reparar tus zapatos de baile o comprar unos nuevos.

 

Si estás interesado en el mundo del baile, no te pierdas nuestro Máster en Diseño y Elaboración de Coreografías. Si en cambio te apasiona el mundo de la piel en zapatos y bolsos, especialízate con este Máster en Reparación Artesanal de Zapatos, Bolsos y Piel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies