Estamos a las puertas de agosto y, por lo tanto, de tener nuestras merecidas vacaciones. Desde Escuela Des Arts, donde nos apasiona la moda y donde podrás encontrar varios cursos como este máster en Diseño de moda y complementos + Máster personal shopper, nos preocupan vuestras maleta. ¿Qué llevar en un viaje?

Si sois de los hagáis lo que hagáis, os dejáis cosas o de los que nunca encuentran el método para que les quepa todo: quedaos con nosotros. Hoy hacemos un repaso a los mejores trucos para preparar la maleta e ir a disfrutar 100% de estos días de relax. ¿Sigues ahí?

 

Qué llevar en un viaje a la playa

Si tu plan para el siguiente viaje es ir a una zona de playa, te explicamos cuáles son los imprescindibles que deberá contener tu maleta.

Ante todo, deberás valorar cuántos días vas a estar fuera. No es lo mismo preparar una maleta para una semana que para un mes. El siguiente punto es que analices qué clima vas a encontrar en la zona, que además de playa puede ofrecer otras opciones.

Pero bueno, al grano. Hay cosas que no pueden faltar cuando planeas la maleta de un viaje a la playa. Por ejemplo, son imprescindibles un par de zapatos (unos cómodos y otros de vestir). También lo son los bikinis o bañadores (asegúrate de llevar como mínimo un par), una toalla de playa y una chaqueta fina por si refresca.

En tu neceser deberás añadir, además de tus productos básicos, la crema solar y un bote de ‘aftersun’. Además, prepara un pequeño kit de medicamentos y no olvides dejar un huevo para los regalos.

 

Qué llevar en un viaje a la montaña

Si en cambio, tu escapada está planeado para ir a la montaña, ¡genial!. Saber qué llevar en un viaje así es más fácil. Generalmente podrás olvidarte de las mudas formales (a no ser que tengas planeado alguna salida a un club o una cena). En cambio, deberás estar atenta al tamaño de tu maleta.

En ella deberán caber zapatos de invierno tipo botas (y alguna deportiva si vas a ir de excursión). Ten en cuenta también que la ropa de abrigo no podrá faltar en ella. En la montaña, aunque estemos en pleno verano, las noches suelen ser frescas. No sería la primera vez que nos sentamos a tomar una caña y nos acabamos resfriando.

Si tienes la piel blanca y sueles quemarte por el sol: no te confíes. Llevarte un protector solar y unas gafas de sol es una muy buena idea. Aunque la temperatura no sea muy elevada, los rayos de sol también nos llegan a la piel.

Ah, y aunque sea verano, no olvides un pantalón largo y un paraguas o chubasquero. ¡Te ahorrarás algún disgusto!

 

Los 5 mejores trucos para que todo quepa en la maleta

Si estás pensando en cómo vas a meter todo lo que tienes pensado en tu maleta, este punto te interesa.

 

1.- Haz la tu lista una semana antes (como mínimo)

Sí, puede parecer exagerado. Pero para saber qué llevar en un viaje, debemos preparar la lista de cosas una semana antes por varios motivos. Primero, no lo piensas con los nervios y las ansias del día anterior. Tienes la sensación de que queda poco, pero lo suficiente todavía como para añadir o eliminar algunas prendas.

 

2.- Enrolla tus prendas

No se arrugan, ocupan la mitad y es comodísimo. Además, puedes camuflar tus objetos frágiles como botes (pequeños si vas a volar) y dispositivos electrónicos pequeños. Las prendas enrolladas se encargarán de darles la protección que necesitan.

 

3.- No te lleves los “por si a caso”

Las piezas “por si a caso”, a menos que sean ropa interior, no se acaban usando nunca. Llévate solo lo que creas necesario y, en caso de que te arrepientas de no haber cogido algo, tranquila. Siempre puedes comprarlo en el destino de vacaciones. Además, después del viaje, te lo llevas a casa.

 

4.- Equípate con bolsas

Llévate unas cuantas bolsas extras bien dobladas. No ocupan espacio y te garantizarán que la ropa sucia no esté junto a la limpia. Además, incluye algunos guantes de látex. Dentro de ellos podrás guardar todas las joyas y piezas pequeñas que quieras llevarte sin ocupar espacio.

 

5.- Crea departamentos y recuérdalos

Organiza la maleta según el tipo de prenda u objeto que vayas a guardar. Una vez tengas la maleta distribuida por “secciones”, recuérdalas. De esta manera, cuando tengas que buscar algo, no desordenarás el resto de secciones.

 

Vayas donde vayas

Vayas donde vayas, hay cosas que no puedes dejarte cuando piensas en qué llevar en un viaje. Y si eres un amante de la moda como nosotros, aun con más motivos. Selecciona por lo menos tu labial favorito. Si eres hombre, no te dejes tus accesorios más favorecedores.

Sobretodo, si vas a viajar en un avión, intenta adaptar tus objetos personales a los parámetros permitidos. En caso de ser imposible, adquiere algún sustituto del tamaño adecuado. No te dejes tus perfumes, tus joyas y tu bolso de fiesta. Si no te cabe en la maleta, ¡póntelo dentro del bolso diario!

Ah, y por último, un buen amante de la moda siempre está dispuesto a descubrir nuevas tendencias. Si viajas a un país o ciudad lejana a la tuya, aprovecha. Ahí podrás descubrir nuevos estilos o modas que pueden adaptarse a tus gustos. ¿No es genial volver de las vacaciones renovando alguna parte del armario?

 

Fotos y recuerdos

Como último consejo, está muy bien tener fotos y recuerdos de nuestras vacaciones. Aun así, alejarnos un poco de las tecnologías, móviles y redes sociales, también es recomendable. Tira fotos, pero sé racional. A veces nos perdemos instantes inolvidables en la vida real por haber estado sacando esa foto.