El diseño gráfico es una disciplina creativa que comunica un mensaje de forma visual. El diseñador utiliza una perfecta combinación de imagen, colores y texto para transmitir tal mensaje. En un estudio de diseño gráfico podemos encontrar distintos perfiles profesionales que trabajan en el ámbito de la comunicación. En Escuela des Arts podrás encontrar gran variedad de titulaciones relacionadas con las Artes Gráficas. Cada especialidad te aportará conocimientos específicos para desempeñar diferentes tareas dentro de un estudio de diseño gráfico. Así, de forma conjunta, el estudio trabaja para distintos clientes y lleva a cabo numerosos proyectos.

Qué servicios ofrece un estudio especializado

Esta disciplina tiene distintos campos de aplicación, como verás a continuación. En el ámbito empresarial, fortalece la imagen de marca. Un negocio transmite información de sí mismo a través de su logo. Cuando los clientes perciben esa imagen pueden reconocer la marca a simple vista. Por ello, el diseñador gráfico diseña y asesora al cliente en la elaboración de un buen logotipo.

La empresa también envía un mensaje a través de los carteles y folletos de publicidad. Mediante estos medios presenta, de forma atractiva, una selección de productos y servicios. Las empresas también participan en ferias y eventos. Este tipo de encuentro ofrece la ocasión ideal para adquirir una mayor visibilidad dentro del sector. En ese caso, conviene diseñar un stand atractivo que llame la atención de los visitantes.

Fortalecer la imagen corporativa de un negocio es tan importante como construir una marca personal sólida. Por ejemplo, la tarjeta de visita es uno de los medios utilizados en el networking. Este documento contiene los datos de presentación y de contacto. ¿Y cómo puedes crear una tarjeta de visita original? El diseñador gráfico tiene formación y experiencia para desarrollar esta labor.

Esta disciplina está muy presente en la sociedad. De hecho, forma parte de acontecimientos que tienen un elevado valor emocional: fiestas de cumpleaños, bodas, bautizos y comuniones. Las invitaciones siempre están presentes en un acontecimiento social al que asisten amigos y familiares. En ese caso, el organizador del evento entrega las invitaciones correspondientes, y una que sea bonita será el primer detalle que el invitado percibirá de ese evento.

¿Qué otros servicios ofrece un estudio profesional? El diseño de packaging es clave para realzar la estética de un producto. Esta disciplina también es esencial en el lanzamiento de campañas publicitarias en el mundo de la moda.

¿Qué perfiles profesionales encontramos en un estudio de diseño gráfico?

Ten en cuenta que este equipo creativo podría estar integrado por distintos expertos. Además del diseñador gráfico, también suele trabajar un diseñador web. Actualmente, muchos proyectos se enmarcan en el contexto digital. Por eso, el comercial es el profesional que se ocupará de presentar los servicios del negocio ante potenciales clientes. Su trabajo es clave para incrementar las ventas.

Un estudio de estas características reúne a perfiles creativos que impulsan la excelencia del proyecto. Un redactor especializado en esta materia comparte contenidos de calidad en el blog de la empresa.

¿Qué tener en cuenta antes de contratar los servicios de un estudio de diseño gráfico?

Como puedes comprobar, se trata de una disciplina muy importante en la actualidad. Este es un sector en constante crecimiento y, por ello, también hay muchos negocios especializados en esta materia. Existen algunos aspectos que puedes tener en cuenta antes de contratar los servicios de un estudio de diseño gráfico.

1. Ejemplos de trabajos anteriores

Consulta con detenimiento el portafolio de proyectos para observar la calidad de algunos trabajos previos. Esas colaboraciones son una muestra de la creatividad y profesionalidad del equipo. ¿Te gusta lo que ves? Valora la originalidad y la diferenciación.

2. Atención al cliente

Para que un proyecto sea un éxito es importante que se tenga en cuenta el criterio del cliente. De este modo, los profesionales consiguen representar visualmente los valores y el mensaje. Este es uno de los aspectos que debes buscar, desde el primer instante, en la atención al cliente: la personalización. Por mucha experiencia que tenga ese estudio en la realización de distintos proyectos, cada objetivo es diferente. Elige a un equipo que afronta cada nuevo reto con ilusión.

3. ¿En qué se diferencia ese estudio de otros de la competencia?

Infórmate sobre aspectos que hacen único el proyecto. Por ejemplo, su historia y su forma de transmitirla al público objetivo. También puedes tener en cuenta su filosofía, los valores, la misión y los años de experiencia. El equipo que integra el proyecto hace que un estudio sea único y diferente.

4. Presupuesto personalizado

Pon en valor las ventajas y beneficios que la elección de ese estudio aporta a tu proyecto. Valora, además, cuál es la relación entre calidad y precio. La mejor oferta no tiene por qué ser aquella que tiene un precio más elevado. Antes de contratar los servicios, solicita un presupuesto para conocer esta información detallada.

El diseñador freelance: una posible alternativa a un estudio de diseño gráfico

Actualmente, existen muchos profesionales que no trabajan en un estudio de diseño gráfico, sino que ofrecen sus servicios freelance a los clientes. Dichos expertos trabajan como autónomos. Por tanto, si deseas formarte en este campo, ten en cuenta que esta preparación incrementa tu empleabilidad, y también ofrece la posibilidad de acceder a proyectos a distancia. Con frecuencia, este perfil realiza su labor desde casa o, también, cuenta con un espacio práctico en un coworking cerca del lugar en el que vive. El perfil de este profesional es el de un emprendedor que invierte en su propio proyecto.

Es alguien que cuenta con la formación necesaria para trabajar en este campo. Y, además, es un perfil proactivo que se implica para consolidar su marca personal. Promociona sus servicios a través de distintos canales, como, por ejemplo, mediante una página web.. Puede ocurrir que este perfil, en el futuro, se incorpore al equipo de un estudio. O, también, que alguien que trabaja en grupo decida iniciar un camino en solitario. El diseñador freelance comparte información de interés mediante sus redes sociales. También cuenta con un portafolio digital en el que muestra algunas colaboraciones previas.

Por tanto, un estudio de diseño gráfico está integrado por un equipo que forma parte de un mismo proyecto. Sin embargo, un diseñador freelance realiza distintas colaboraciones de forma independiente. Puedes llegar a trabajar en sectores tan creativos como el diseño publicitario.