A los que nos gusta la literatura nos suele pasar. Hemos terminado con el último libro que nos recomendó un amigo y se nos ha acabado la lista de pendientes. ¿Dónde encontramos ahora un libro que nos apasione? Nos acercamos a la librería o a la biblioteca y vemos decenas de títulos llamativos. Incluso portadas, que pueden decir mucho sin decir apenas nada. Vemos nombres, fotos, cuartas ediciones. Pero, unos más y otros menos, unos algunas veces y otros casi nunca, todos lo hemos intentado: recurrir a las reseñas literarias.

Por eso hoy vamos a hablar de ellas. ¿Son un recurso fiable para encontrar la novela que buscamos? Sí y no. Como muchas otras cosas. ¿Nos acompañas a descubrir las diferentes opiniones que hay sobre ellas? ¡Vamos!

 

La fiabilidad de las reseñas literarias, en entredicho

Como en casi todos los temas, las opiniones sobre el mundo de las reseñas literarias podrían dividirse en tres: hay los amantes, los que las odian y los que las ignoran. Las razones para cada una de las opiniones son variadas y múltiples. A continuación veremos algunos ejemplos.

Normalmente, cuando entramos en una revista o blog de reseñas literarias, lo primero que hacemos es buscar una reseña de algún libro que hayamos leído. Es una manera de acercarnos al contenido que encontramos en estas webs. Un método rápido para que nuestro cerebro pueda discernir entre me gusta o no me gusta.

Por ejemplo, si entramos en un blog y vemos que la opinión de esa persona sobre uno de nuestros libros favoritos coincide, tendremos una idea favorable. En cambio, si nos encontramos una opinión completamente diferente a lo que pensamos, ¡adiós para siempre!

Sin más demora, vamos a ver los grupos de opiniones que se pueden formar acerca de las reseñas literarias.

 

  • Los amantes de las reseñas de libros

Pros de los que aman las reseñas literarias:

Leer opiniones, sensaciones y títulos hasta el momento desconocidos puede ser apasionante. ¿Si él o ella han sentido estas emociones con este libro, las sentiré yo también?

Muchas veces, los amantes de las reseñas literarias se “enamoran” de ellas a través de un literato. Es decir, conocen a un lector empedernido a través de un blog de literatura o incluso en persona y empiezan a encontrar semejanzas entre sus opiniones.

Lo cierto es que es una buena opción para encontrar nuevos estilos, nuevos libros o entrar en la lectura de nuevos géneros. Leer opiniones sobre libros que logren encorajarnos a probar nuevos retos es emocionante para algunos de nosotros.

 

Contras de los amantes de literatos:

Fiarse demasiado de un gurú de los libros también tiene sus contras. En muchas ocasiones, las personas que escriben reseñas literarias para sus blogs acaban convirtiéndose en influencers de la literatura. Los lectores empiezan a interesarse no solo por sus lecturas, sino por sus opiniones personales y sus tendencias en otros ámbitos

Y así es como las editoriales empiezan a interesarse por ellos y exploran las posibilidades de publicitar sus productos. La publicidad de los libros a través de esta vía es una práctica cada vez más habitual.

Es decir, uno de los principales contras (que veremos más desarrollado en el siguiente punto) es que podemos estar leyendo opiniones comerciales. Aunque no lo veamos a simple vista, muchos de estos blogs acaban analizando las obras de más actualidad. Cosa que, también hay que decirlo, hay a quien le puede gustar.

 

  • Los que odian las reseñas literarias

Pros de los “anti” reseñas literarias:

Dentro del mundo de los amantes de la literatura también está un subgrupo de “detractores” de las reseñas literarias. Generalmente, este subgrupo es caracterizado por no acercarse a ningún literato que se dedique a opinar sobre libros.

Por ejemplo, si leemos una opinión sobre un libro y lo primero que pensamos es “¡Qué análisis tan malo! ¿Cómo no ha podido fijarse en la trama secundaria del libro que se lee entre líneas?” es signo de que seguramente formamos parte de este grupo.

Como ya habíamos comentado antes por encima, otro punto a destacar es el de la publicidad encubierta. Podríamos decir que es una de las principales razones para odiar las reseñas literarias. Tener el riesgo de caer en un post que no sea más que publicidad de una obra que necesita promoción. Por eso, los que odian las reseñas de libros esgrimen que lo mejor es obviarlas.

 

Contras de los que odian las reseñas:

Uno de los principales contras de este grupo es que, en ocasiones, podrán perderse grandes títulos por no querer acercarse a estos comentarios. Es decir, aunque es cierto que se pueden encontrar blogs que traten sobre la literatura más “comercial”, hay muchos otros que no.

Dejar de leer opiniones y referencias sobre libros puede hacer que nos perdamos grandes títulos y descubrimientos. ¿Por qué no darles una oportunidad de vez en cuando?

 

  • Los que las ignoran

Pros de los ignorantes de las reseñas literarias:

Después de ver los dos principales subgrupos, amantes y detractores, quedaba ver el de los ignorantes. Es decir, aquellos que a pesar de haberse acercado alguna vez a las reseñas sobre libros ya nunca más han intentado guiarse a través de ellas.

Generalmente los lectores de este grupo van saltando de autor en autor por referencias en los propios libros o a través de sus conocimientos. También es habitual que se dejen guiar por su instinto al ver una portada, un título o al leer una sinopsis.

 

Contras de los que ignoran las reseñas:

En algunas ocasiones es emocionante descubrir sentimientos ajenos generados por la literatura. Así como descubrir que una persona ha sentido lo mismo que tú al leer el mismo libro. Por eso, ignorar todo el universo de las reseñas literarias puede ser un contra en una balanza.

 

Si te apasiona el mundo de la literatura y la escritura, no te puedes perder este Máster en Escritura y Narración Creativa.