Cómo ser editor

Adquiere las competencias necesarias para convertirte en editor profesional

Descubre como ser editor y aprende a definir una línea editorial y convertirte en corrector de estilos.

¿Te gustaría ser el primero en leer un libro y editar grandes obras? Si alguna vez te has preguntado cómo ser editor o editora, este curso te permitirá adquirir las competencias necesarias para conseguirlo.

Curso Editorial: Técnico experto en Redacción Editorial

Con este curso especializado te formarás para optar a las numerosas salidas profesional que ofrece el sector editorial. A lo largo del curso profundizarás en los diferentes estilos narrativos así como en las competencias gramaticales. Por ello, deberás aprender sobre:

  • La figura del editor
  • El corrector de estilos
  • Redacción procedimental
  • Desarrollo argumental
  • Leyes ortográficas
  • Reglas de acentuación
  • Usos verbales
  • Signos de puntuación

Cursando esta titulación tendrás conocimientos específicos en el ámbito de la escritura.

Cómo ser editor

Dentro de una editorial, el editor o la editora juega un papel fundamental. De su criterio dependen no solamente qué se publica sino también cómo se distribuye y su difusión. Por ello su formación es determinante, ya que necesita unas competencias específicas para llevar a cabo todas estas decisiones. 

Decidir la línea editorial a trabajar, elegir los autores que se van a editar, liderar el proceso de producción, distribuir y promocionar cada libro son las principales tareas de las que se ocupa un editor. Con todo, la editorial debe decidir si apostar por un catálogo variado o más bien específico, una decisión que el editor toma a partir de sus conocimientos, gustos personales o pura intuición mercantil. 

Por otro lado, las competencias con las que debe contar el editor también le servirán para captar nuevos autores. Es interesante publicar no solamente autores consolidados sino también aquellos más bien noveles en la industria, ya que pueden dar grandes y sorprendentes resultados. A partir de aquí se establece una relación profesional con los autores mediante un contrato, en la que se establecen las bases de producción. Durante esta etapa, el editor o editora se encargará de la corrección ortográfica del texto, la corrección de estilos y adaptabilidad del texto, respetando siempre la idea original e indicaciones del propio autor. Se trata de un trabajo exhaustivo para conseguir que en la medida de lo posible, sea leído por un público amplio. Por último, el editor junto con las preferencias del autor, se ocupa de cómo va a ser la maquetación, el diseño de la cubierta y los detalles de impresión.