El oficio de escritor no es sencillo y cualquiera que se dedique a ello puede confirmarlo. Esto lo saben muy bien los primerizos: la ansiedad ante el papel en blanco, las dudas a la hora de plasmar en palabras aquello que tenemos en la cabeza… Todos buscamos los mejores trucos para perder el miedo y ponernos manos a la obra. Es por este motivo que hoy te traemos ocho volúmenes imprescindibles para aprender a escribir. ¡Es hora de cumplir al fin el sueño de tu vida!

Si al acabar de leer este post quieres aprender más, no te pierdas nuestro Curso Escritura Creativa. Estudiarás técnicas literarias y aprenderás a elaborar un guión cinematográfico y televisivo.

La escritura transparente de William Lyon

Empecemos por el principio: lo primero es asegurarse de que sabemos escribir correctamente. Para ello este manual es clave. Aunque está orientado más bien a periodistas, lo cierto es que todos podemos beneficiarnos de sus consejos. Todos aquellos que se dedican a escribir, sean formatos informativos o ficción, deben conocer algunas normas. Cómo se organiza la información, cuál es la mejor forma de presentarla, etc.

Este libro nos ofrece algunos de los trucos más básicos y otros que ayudarán también a los escritores ya experimentados. En última instancia, es un libro para resolver dudas y ayudarnos a reencontrar las ganas de escribir.

Ejercicios de estilo de Raymond Queneau

Una vez conocemos los básicos para escribir llega el momento de decidirnos por un estilo. Aprender a escribir pasa por encontrar un estilo propio con el que expresarse. Parece complicado, pero no imposible. Para conocer un poco más sobre las posibilidades que existen está este clásico de Queneau.

La idea es sencilla: una misma historia contada de 99 formas diferentes. A través de las variaciones del autor podremos conocer diferentes técnicas estilísticas. Puedes practicar inspirándote en estas mismas técnicas y hacer tus propios ejercicios de estilo. De esta manera podrás explorar cuál es la forma en la que quieres comunicar tu historia, ¿te animas?

Morfología del cuento de Vladimir Propp

Aquellos que prefieren algo de teoría no pueden dejar escapar este clásico. Escrito a principios del siglo XX, no se hizo famoso hasta pasadas unas décadas de su publicación. En este volumen Propp analiza los arquetipos de los cuentos populares en un estudio minucioso.

El autor distingue un total de 31 funciones que aparecen a menudo en los cuentos populares. No cabe duda de que este tipo de relatos tienen una construcción poderosa. Se han mantenido de generación en generación y siguen siendo inspiración para nuevas obras. Puedes inspirarte en su estructura y motivos para conseguir narrar historias igual de poderosas.

El viaje del escritor de Christopher Vogler

Si continuamos explorando la forma en que se construyen los relatos de fantasía llegaremos al viaje del héroe. Este término fue acuñado por Campbell tras estudiar la construcción de los relatos sobre personajes heroicos. Este libro de Vogler es una actualización de la teoría que nos permite conocer su aplicación a la narrativa actual.

Se trata de una obra imprescindible para cualquier escritor de ficción, especialmente si te interesa la fantasía. No es ningún secreto que este libro ha inspirado a multitud de cineastas para crear algunas de las historias más conocidas del cine.

Cómo no escribir una novela, de Howard Mittelmark y Sandra Newman

Otra forma de aprender a escribir es conocer cuáles son las cosas que no se deben hacer. Para ello Mittelmark y Newman han creado este manual en el que exploran los errores más comunes. Avalan sus conocimientos años de experiencia en el mundo editorial.

Todos los primerizos que temen echarse a escribir y meter la pata tienen razón: ¡ni más ni menos que 200 errores han encontrado los autores! Solo hay una forma de evitarlos todos y no crear una novela digna de un novato, ¡a leer se ha dicho!

Mientras escribo de Stephen King

Cuando se es escritor no todo gira en torno a la creación de tramas o la búsqueda del léxico adecuado. Para conocer en profundidad lo que significa dedicarse a este oficio qué mejor que conocer la perspectiva de Stephen King. Este autor de renombre conoce bien todo lo que implica ser escritor, a nivel profesional y personal.

La lectura de esta obra es una fuente de inspiración ante los bloqueos de escritor, pero también es una mirada diferente a esta profesión. Eso sí, no es una lectura para todos los gustos. El lado oscuro de la fama también está presente entre sus páginas.

El escritor emprendedor: cómo ganarte la vida como escritor de Ana González Duque

Muchos escritores novatos terminan su novela y se preguntan ¿y ahora qué? González Duque tiene la respuesta. Si realmente estás convencido de que ser escritor es tu sueño y quieres vivir de ello debes empezar por su libro. En él descubrirás los secretos del mundo editorial, del mercado del libro.

Convertir la escritura en tu profesión no es sencillo y por eso es importante conocer todos los consejos que ofrecen los expertos. Como bloguera asentada en este mundo desde hace años, la autora conoce bien los trucos para vivir de la pluma. Te avisamos de antemano: no va a resultar sencillo.

El guión de Robert McKee

Pero no todo es novela. La ficción tiene muchos otros caminos y uno de ellos es el del guión cinematográfico. Robert McKee es uno de los expertos mundiales en escritura audiovisual y este volumen es como una clase magistral. Con él podrás aprender a construir una escena, paso a paso, con todos sus elementos. A través del análisis de guiones famosos podrás aprender, también, de los mejores.

También es una forma interesante de explorar las diferencias entre literatura y cine. Si quieres escribir una novela diferente, con inspiración audiovisual, este libro también puede ser tu aliado. Incluso si lo que buscas es apreciar mejor el cine tampoco puede faltarte esta lectura.

Decía Borges que un buen escritor debe ser primero un buen lector. Por eso no podemos terminar esta selección de obras para aprender a escribir sin mencionar el mejor consejo: ¡lee todo lo que puedas! Los manuales y la teoría son útiles, pero no hay nada como embarcarse en una buena novela para conocer los entresijos del oficio.