El borrado de tatuajes es la mejor alternativa para ti si has tomado la decisión de dejar de lucir el diseño que te hiciste en su momento. Sin embargo, ¿conoces todos los detalles del proceso para eliminar un tatuaje? A continuación, resolvemos todas tus dudas. Además, si quieres convertirte en un profesional del mundo del tatuaje, con el Máster experto en Tatuajes + Máster en Higiénico Sanitario podrás adquirir todos los conocimientos técnicos y prácticos para dedicarte a ello.

¿Se puede hacer un borrado de tatuajes?

Sí, eliminar un tatuaje es posible, pero el resultado del proceso está directamente relacionado con la ubicación del dibujo correspondiente. Lo habitual es que, con las nuevas técnicas, nadie salvo tú sabrá que lucías un tatuaje en una zona determinada de tu cuerpo.

Lo habitual hasta hace unos años era utilizar la dermoabrasión para eliminar el dibujo. Esta técnica consistía en el uso del láser para ir quemando las capas de la piel donde se encontraba la tinta. Las últimas innovaciones tecnológicas permiten graduar la intensidad del láser y llevar a cabo los siguientes pasos con mayor eficacia y menos efectos secundarios.

Qué debes tener en cuenta antes de eliminar un tatuaje

Antes de que conozcas cómo se lleva a cabo la eliminación de un tatuaje, la persona que vaya a realizar el tratamiento necesita analizar los siguientes factores:

  • La ubicación. Zonas como las muñecas, la parte interior del brazo o el cuello presentan una piel más fina. Otras áreas, como los brazos o la espalda, tienen una piel más resistente, lo que facilita que la tinta penetre más profundamente, por lo que será más complicado eliminarlo correctamente.
  • El color. Tonos como el amarillo, el blanco, el verde o el celeste son más complicados de eliminar. El azul oscuro y el negro son más sencillos.
  • El tatuador. Si el tatuaje te lo hizo un aficionado, lo más habitual es que la tinta no entre en las capas más profundas de tu piel, por lo que se puede eliminar en menos tiempo. De haber apostado por un profesional, el proceso es algo más complicado, pero se puede conseguir un buen resultado.
  • El tamaño. A mayor tamaño, más sesiones serán necesarias para borrarlo.
  • Tu tono de piel. Si tienes la piel clara estás de suerte, porque el láser es más eficaz. En caso contrario, necesitarás más sesiones.

¿Cómo es el proceso?

Tras revisar los factores anteriores, el profesional seleccionará la intensidad del láser a utilizar y comenzará el procedimiento. Te comentamos que:

  • El objetivo no es quemar la piel, sino dirigir el láser exclusivamente a las partículas de tinta para fragmentarlas.
  • Tras este primer paso, la tinta se elimina a través de tu sistema linfático.

¿Duele al quitarlo?

No duele al eliminarlo, pero se podría calificar como un proceso molesto, ya que sentirás algo similar a cuando te quemas con un poco de aceite. Lo habitual es que se aplique crema anestésica unos 60 minutos antes y frío una vez terminada la intervención, para que tengas las mínimas molestias.

¿Desaparece del todo o quedan marcas?

Cuando se descubrió que el láser tenía la facultad de quemar las capas de piel tatuadas, lo habitual era que dejase una cicatriz con el mismo tamaño y forma que el tatuaje original. La técnica arriba descrita provoca una cicatriz que, en un tiempo máximo de un mes, desaparece. El resultado es óptimo y recomendable.

Cuidados específicos tras la eliminación de un tatuaje

No olvides que se trata de provocar una quemadura para eliminar la tinta que llevas en la piel. Lo habitual es que:

  • El profesional te recomiende usar dos cremas: una con efecto antibiótico y otra para reducir la inflamación. Habrás de usarlas durante 15 días y su uso se completará con una crema para facilitar la cicatrización.
  • Deberás evitar la exposición a la luz solar directa de la zona afectada.
  • Tampoco es conveniente exponer el área tratada a una fuente de calor o lavarla con agua caliente durante unos días.
  • Debes evitar el uso de productos de higiene personal con un pH demasiado alto. Es más recomendable apostar por opciones con un pH neutro.
  • No debes rascarte en la zona afectada hasta que se te indique lo contrario.

Siguiendo estas instrucciones y otras que pudieran darte dependiendo de tu caso particular, no has de tener ningún tipo de problema para conseguir que la cicatrización de la intervención sea la correcta.

Otras recomendaciones importantes

Si quieres librarte para siempre de ese tatuaje que no termina de gustarte, sigue los siguientes consejos:

  • No interrumpas, bajo ningún concepto, el tratamiento. Acude a todas las sesiones programadas y sigue los consejos del profesional.
  • Cumple estrictamente con las indicaciones que se te den para garantizar la cicatrización.
  • Protege la zona intervenida del sol durante 90 días. Usa un apósito y una prenda para que tu piel, más débil tras el tratamiento, pueda recuperarse progresivamente.

¿Qué opinan los expertos sobre esta técnica para el borrado de tatuajes?

En todos los casos, afirman que es la mejor alternativa para poder eliminar un tatuaje, pero también ofrecen una serie de pautas a tener muy en cuenta:

  • Si quieres someterte a este tipo de tratamiento, hazlo mejor en otoño o en invierno. Te será más fácil llevar el dibujo siempre cubierto con ropa.
  • El procedimiento implica siempre un riesgo. No es, en absoluto, aconsejable acudir a centros de estética para ponerse en manos de una esteticista, ya que su especialidad es otra bien distinta. Lo adecuado es confiar en una clínica que te garantice que el proceso se llevará a cabo en un espacio correctamente desinfectado. Contar con un médico que pueda valorar si la recuperación de tu piel es la correcta es esencial para evitar complicaciones.
  • Solicitar información sobre la formación específica de la persona que va a borrar tu tatuaje.

Así, el borrado de tatuajes es un procedimiento muy sencillo que ofrece un resultado a la altura de tus necesidades. Sigue los consejos arriba descritos y no tardarás en despedirte para siempre de ese dibujo que, en su momento, significó algo para ti, pero que ahora quieres dejar atrás. Confiando en profesionales de la medicina te será mucho más fácil conseguir tu objetivo de renovar tu imagen.