Aprender cómo vestirse bien lleva mucho más tiempo del que pueda parecer. No solo hay que conocer mucho sobre moda y tendencias. También es necesario tener un buen fondo de armario. Así como una serie de recursos que faciliten el hecho de llevar cualquier tipo de prenda con independencia del cuerpo, la situación y demás. ¿Te gustaría convertirte en un experto en el tema? No te pierdas nuestro Máster en Diseño de Moda y Complementos + Máster Personal Shopper. Además, sigue leyendo, porque te lo contamos todos sobre el tema.

 

Cómo vestirse bien según el cuerpo

El primer condicionante que vas a tener para vestir bien es tú mismo. Los hombros, las caderas, los brazos… cada uno tiene una estructura diferente. Y esto no es necesariamente malo ni bueno por sí solo. Lo que sucede es que obliga a tener en cuenta una serie de aspectos para estilizar la figura y remarcar aquellos elementos que más te interesen.

 

Para ellas

Las mujeres altas muchas veces tienen problemas para encontrar prendas. Sin embargo, cuando las encuentran, les suelen sentar fantásticamente. Aquí tienes algunos tips que te serán muy útiles:

– Botas por encima de la rodilla. Ser alta implica tener unas piernas largas. Aprovéchalas debidamente. No a muchas mujeres les sientan bien este tipo de botas. Dada tu altura serán ideales para ti.

– Rayas horizontales. Se trata de un contrapunto muy interesante para la mujer alta. Principalmente porque así puedes romper un poco con la verticalidad de tu propia figura.

– La camisa por dentro del pantalón. Aunque esto es aplicable a cualquier cuerpo, las mujeres altas agradecen especialmente este tipo de vestimenta. Es elegante, bonita y luce muy bien.

Si por otro lado lo que quieres es parecer más alta no utilices tacones o zapato con pulsera en el tobillo. Es un corte en la pierna que visualmente acorta el cuerpo. Y otro tip de utilidad es que lleves la camisa a la altura de la cadera, no hace falta que esté metida por dentro.

Pero, ¿qué pasaría con el ancho del cuerpo? Es otra de las preocupaciones ante la pregunta de cómo vestirse bien. Las rayas verticales ayudan a disimular algo el volumen, si es lo que buscas. Por otro lado, para camuflar el pecho o por lo menos para no acentuarlo en exceso se recomienda no emplear palabras de honor y tener vestidos con tirantes anchos. Si por lo contrario lo que buscas es mostrar más tus curvas puedes probar con escotes en la espalda.

 

Para ellos

Debemos diferenciar tres tipos de cuerpos masculinos: ectomorfo, mesomorfo y endomorfo.

– Ectomorfo: un cuerpo delgado y fibroso, con un metabolismo acelerado. Por lo general, cualquier prenda le queda bien, menos los trajes o las americanas, que suelen exigir tener la espalda ancha. Puedes probar con colores vivos y apostar por la ropa algo más ajustada. Eso sí, cuidado con los pitillos, ya que pueden hacer desaparecer tus piernas.

– Mesomorfo. Se trata de un modelo de cuerpo muy equilibrado. Aquí los trajes o la ropa tipo elegante quedan especialmente bien. Camisas con vaqueros son un ejemplo de lo que puede ser tu fondo de armario.

– Endomorfo. Masa ósea muy densa y caderas algo más anchas. Aquí las prendas dan igual. Todas te van a sentar bien. Lo único es que no busques modelos demasiado ajustados. Por otro lado, los colores predominantes son el negro y el gris. Ayudan a reducir volumen.

 

Cómo vestirse bien según la personalidad

Este es un punto que puede resultar especialmente conflictivo. Puede parecer que por el simple hecho de elegir tú tus propios conjuntos ya estés vistiendo acorde a tu personalidad. Pero no tiene nada que ver. La ropa es una muestra para el resto del mundo. Un resumen de tu forma de ser y de tu manera de comportarte. Pero una cosa no quita la otra, y también puede ser una muestra de tu buen gusto.

Aquí los consejos que te daríamos serían dos. Por un lado, céntrate en los colores. Y, por el otro, en los complementos.

Piensa que los colores dicen mucho psicológicamente sobre ti. El azul es sinónimo de calma. Amarillo y naranja de electricidad y vitalidad. Negro y gris de seriedad y sobriedad. Puedes utilizarlos para cada situación. Por ejemplo, si eres una persona extrovertida y tienes una reunión de trabajo, puedes emplear el azul para tranquilizar a tus socios y dar confianza. Y es que un color chillón puede que sea contraproducente. Por ello, elige bien el color en función de cómo eres y de qué esperas conseguir.

Los complementos, por otro lado, pueden darte mucho más juego. Pendientes, relojes, pulseras… La mejor regla es que no hay reglas. Tienes que buscar algo que sea capaz de definirte y con lo que te sientas cómodo o cómoda. Eso sí, nada que eclipse o que anule el resto del look. Y, como apunte, los zapatos deberían mantener siempre cierta sobriedad o relación con el resto del conjunto. Por el resto, tienes libertad. E incluso se recomienda que seas creativo.

 

Cómo vestirse bien según la ocasión

Probablemente, lo más difícil de responder. Principalmente por la cantidad de opciones que puede haber. ¿Va a ser una cena de trabajo o de amigos? ¿Qué tipo de impresión esperas causar? Aquí, en todo caso, podemos ofrecer pequeños trucos o secretos. Por ejemplo, utiliza colores oscuros en los momentos de noche y algo más claros en ocasiones a la luz del día.

Otra cosa que puedes hacer es hablar con otros invitados para ver cómo van a ir. Esto te dará ideas de cara a elegir tu mejor conjunto. En cualquier caso, como te decíamos, aquí la gran variedad de opciones anula prácticamente cualquier consejo. Por lo tanto, se trata de algo que tienes que estudiar en función de cada caso en concreto.

Como puedes ver, es natural dudar sobre cómo vestirse bien. Es poco menos que un arte. De ahí que existan tantos cursos y estudios que ayudan a la gente a prepararse para realizar este tipo de tareas. Y para desarrollar un criterio poco con el cual poder recomendar las mejores prendas y los mejores conjuntos. Es algo que exige conocimientos, tiempo para ver las diferentes opciones y gusto por la moda.