Existen diferentes tipos de equipos usados en topografía. Gracias a ellos, se pueden realizar muchas obras de edificación u otras, además de maximizar la eficiencia del trabajo de los profesionales de este sector. Por ello, en este post conocerás en qué consiste la topografía y los principales usos que tiene. Además, descubrirás el equipamiento principal que se utiliza en los trabajos de replanteo de obras. Y si quieres enfocar tu futuro profesional hacia este ámbito, el Máster de Topografía e Interpretación de Planos + Máster en Autocad 3D Studio Max te ofrece todos los conocimientos necesarios para ello.

¿Qué es la topografía?

Cuando escuchas el término topografía, su definición es realmente amplia. A grandes rasgos es la ciencia que se encarga de estudiar de forma detallada la superficie de la tierra. Así, este estudio incluye todos los cambios que se produzcan en la superficie de montañas o valles. De esta forma, serás capaz de descifrar y registrar la posición de ciertos puntos del terreno. La planimetría y también la altimetría, son algunos de los principales planos de representación.

Los objetivos esenciales que persigue la topografía son medir y registrar los diferentes contornos de elevación. De esta manera, es posible que consigas una representación de la tierra totalmente tridimensional.

A la hora de realizar un trabajo de este tipo debes elegir unos puntos. Posteriormente, deberás compararlos con sus coordenadas horizontales y verticales, es decir, tanto la latitud como la longitud. Al unir todos estos puntos en una misma serie serás capaz de mostrar líneas de contorno. Éstas son las que te permiten apreciar los cambios que se han producido en el terreno.

Ámbitos de aplicación de la topografía

La nivelación directa es una de las formas de medición más usadas en la topografía. A partir de instrumentos, como los teodolitos, es posible medir tanto ángulos como distancias. Sobre la base de las medidas que puedes conseguir podrás empezar a diseñar los mapas topográficos. Es importante tener claro el contexto del terreno a analizar. Además, hay que tener en cuenta tanto las características físicas, como las culturales o la hidrografía.

Existen muchos campos de aplicación de la topografía actualmente. Algunos de los más comunes son la minería y la ingeniería civil o agrícola. Asimismo, están presentes en la ingeniería catastral o geodésica. La arquitectura o la geografía son otros de los sectores donde también se pueden requerir a topógrafos. Averiguar cómo es un tipo de suelo puede representar también muchas ventajas para la agricultura. Para ello, la interpretación de los mapas topográficos es de gran utilidad. Cada vez son más áreas que requieren de este tipo de análisis en los últimos años. El equipamiento en este campo ha ido pasando de generación en generación. Los primeros rastros de esta ciencia se remontan al Antiguo Egipto.

Los principales equipos usados en topografía

En la antigüedad, el Imperio romano utilizaba una serie de mediciones para marcar el límite de cada propiedad. Posteriormente, los romanos y, sobre todo, los griegos con la trigonometría completaron los avances. De hecho, este imperio es conocido por la construcción de acueductos y grandes estructuras. A día de hoy, los principales equipos utilizados en topografía que más se utilizan son:

  • Tránsito: Este instrumento posibilita la medición de ángulos que sean horizontales o verticales. Su precisión puede llegar a ser de 1 minuto o de 20 segundos. Además, la lupa posibilita la lectura de círculos de metal.
  • Teodolito óptico: Te permitirá obtener tanto ángulos horizontales como verticales con una alta precisión. Adicionalmente, a partir de herramientas auxiliares, permite medir distancias y desniveles. A grandes rasgos, está formado por un telescopio construido sobre un trípode.
  • Teodolito electrónico: Es una versión renovada del dispositivo anterior. Una de las principales actualizaciones es la inclusión de la electrónica. Así es posible desplegar todos los ángulos en una pantalla. Es posible eliminar cualquier tipo de error de apreciación.
  • Distanciómetro: Como su nombre indica, su objetivo es medir diferentes tipos de distancia. Para ello, deberás estar atento al haz luminoso. Los tipos principales son el láser o el infrarrojo. Tanto uno como el otro rebotan en un prisma y la distancia que tarda en aparecer determina el resultado. Cuanto más tarde, mayor será la distancia de un punto a otro.
  • Estación semitotal: Incorpora tanto un distanciómetro como un teodolito óptico. A partir de usar este tipo de equipamiento se reducirá el tiempo necesario. Permite apuntar al centro del prisma, reduciendo la dificultad comparando con otros equipos.
  • Estación total: Representa el siguiente nivel. Resulta la unión entre un distanciómetro y un teodolito electrónico. Gracias a su capacidad para calcular distancias y ángulos es posible la representación de coordenadas.

Otros equipos usados en topografía

Dentro de la estación total podrás encontrar diferentes tipologías. Una de las principales es la que cuenta con memoria. Su principal ventaja es la posibilidad de almacenar la información de las coordenadas. No es necesario usar ni lápiz ni papel. Esto contribuye a eliminar los errores humanos y agilizar el trabajo. En este sentido, será posible hallar la memoria dentro del dispositivo o aparte. Con ello, se podrá integrar estas funciones en equipos con memoria o cálculo de coordenadas.

Sin embargo, es posible añadir dos tipos de servomotores. Con ello, se consigue que la estación apunte directamente al prisma. Finalmente, puedes usar diferentes tipos de estaciones totales sin la necesidad de contar con un prisma. Son algunos de los más desarrollados, ya que incorporan tecnología láser. Lo cual elimina la necesidad del prisma, ya que mide directamente sobre la superficie. No obstante, el alcance es más limitado, pues solo llega hasta los 300 metros.

Resulta realmente útil para todos aquellos lugares donde acceder es difícil. También cuando es necesario contar con mediciones que requieran una enorme precisión. No puedes obviar también que los drones son una de las grandes novedades dentro de la topografía. Su precisión y el uso de softwares fotogramétricos son su principal valor añadido. Permiten representar modelos 3D con una enorme precisión, lo que se consigue que el proceso sea más eficiente. Los datos son mucho más concretos, especialmente en áreas que midan entre 5 y 500 hectáreas.

Como conclusión, conocer los equipos usados en topografía es realmente importante. Gracias a ellos podrás completar proyectos topográficos con total éxito y cumplir con tus objetivos.