No hay duda que el estampado tie dye está de moda. Recientemente hemos visto cómo las influencers lo lucen en sus perfiles de Instagram, sobre todo. Pero concretamente, una de las prendas que más ha causado furor esta primavera ha sido la sudadera tie dye

 

Con un aire desenfadado al estilo hippie, la sudadera tie dye ha traspasado hasta llegar a los escaparates de las tiendas más populares. Pero lo cierto es que crear este estampado resulta bien fácil si tienes a mano los materiales necesarios para recrearlos. 

 

Así que toma nota porque vamos a explicarte cómo puedes hacer tu propia sudadera tie dye. O si prefieres estampar otro tipo de prendas como camisetas, faldas o chaquetas no hay problema. Solo debes conseguir los utensilios necesarios y seguir estos sencillos pasos. 

 

Si eres un/a fan de la costura este post te encantará. Además, también puedes pasarte por nuestro Máster en Patronaje y Diseño de Moda + Personal Shopper. Aprenderás a crear tus propios diseños y confeccionarlos. 

 

Cómo hacer una sudadera tie dye

 

Antes de empezar debes saber qué material y herramientas vas a utilizar para hacer tu sudadera tie dye. Apunta: necesitas pintura para tejidos, con los colores que más te gusten, sal gruesa, gomas elásticas y lo más importante, la sudadera o prenda en la que vas a imprimir este estampado tan psicodélico. Se trata de un trabajo algo pringoso (¡y divertido!), así que puedes ponerte guantes y un delantal para no mancharte. 

 

Paso 1: anuda la sudadera

 

Eso es, vamos a emplear las gomas para atar la sudadera en forma de espiral. Esto hará que una vez vuelques la mezcla de agua, pintura y sal aparezca el efecto tie dye. Es decir, las figuras que tanto caracterizan este estampado. 

 

Paso 2: prepara el tinte

 

Encuentra un recipiente para preparar el tinte, como una pequeña botella de agua. Es recomendable usar aquellas que tienen un dosificador, pero sino puedes hacerle un pequeño agujero en el tapón. En su interior deberás verter la sal gorda y la pintura. Si has escogido tres colores distintos repite este paso para cada uno. Así tendrás tres botes para cada pintura. 

 

Paso 3: pinta tu sudadera

 

El último paso es colorear la sudadera o la prenda que quieras que sea tie dye. Busca un lugar donde puedas apoyar la sudadera enrollada y empieza a verter cada color. Combínalos como quieras pero sobre todo, ¡no descuides la parte de atrás! Parece muy obvio pero puede ocurrir que al desenrollarla te des cuenta del despiste. 

 

Ahora ya sabes cómo hacer una sudadera tie dye o customizar la prenda que quieras para conseguir este estampado. También puedes utilizar la lejía para desteñir la ropa. Este método se aplica sobre todo en ropa vaquera. Para conseguir unos vaqueros tie dye puedes aplicar el mismo procedimiento usando unas botellas, o también puedes hacer un degradado con lejía que empiece por los bajos del pantalón. 

 

 

¿Sabes cuál es el origen de la ropa tie dye?

 

Seguro que estás pensando la época hippie. Así es, el estilo tie dye fue el estandarte de este movimiento contracultural de los años 60′ y gracias a ello el die dye ha dejado huella. Pero el origen de este estampado no es del todo claro.

 

Lo cierto es que historiadores expertos señalan que estos dibujos ya se empleaban en el siglo VIII en Japón, con la técnica shibori. Pero también se discute la autoría a la época precolombina o a la moda africana. Sin embargo, fue gracias al «viaje» de Neal Cassady, el icono de la Generación Beat y la psicodelia, cuando la ropa tie dye empezó a ver más que nunca.

 

Fue en 1964, cuando Cassady junto con Ken Kesey y Merry Prankser decidieron bañarse en el río mientras esperaban asistencia en una de las carreteras perdidas del desierto de Arizona. Cassady, bajo el efecto del LSD vertió unas gotas de pintura en el agua, formando unas curiosas formas y figuras que lo animaron a hundir una camiseta para conseguir captarlas, y así fue como nació el efecto tie dye

 

A partir de aquí, los jóvenes hippies anudaban sus ropas de segunda mano y las sumergían en tinte para estamparlas. Incluso marcaban uniformes militares en señal de protesta. Así, poco a poco, este estampado se convirtió en el sello de esta contracultura y lo lucieron personajes tan influyentes de la época, como Janis Joplin o Jimi Hendrix. Tanto trascendió la ropa tie dye que en los años 90 también se lució como señal de inconformismo, pero realmente es una tendencia que sigue estando de moda en la actualidad.

 

El estilo tie dye entre las grandes marcas

 

Estos días de confinamiento hemos visto cómo se ha despertado la creatividad en casa. Muchos apasionados/as de la moda han aprovechado el tiempo para hacer manualidad como esta, y han creado sus propias prendas tie dye. Pero a pesar de que este efecto sea más bien de producción casera, las grandes marcas también han recuperado esta técnica para diseñar las colecciones de la temporada primevera-verano 2020.

 

Un ejemplo de ello es la colección de Louis Vuitton, que ha diseñado carteras, zapatillas, vikinis y otros complementos veraniegos con este efecto degradado impreso. Para Dior ha sido el estampado estrella de monos y faldas y la diseñadora Isabel Marant también ha apostado por estas figuras psicodélicas para sus vestidos. 

 

Lo cierto es que el tie dye lleva tiempo entre las colecciones de las grandes marcas de moda. A pesar de que sea un look muy de los 90′, es un estilo que muchos vuelven a recuperar para crear sus piezas más desenfadados e informales. Sin embargo, las colecciones de este año han demostrado que lo clásico y el tie dye también pueden fusionar. La clave está en saber combinar prendas tie dye con complementos clásicos, como un zapato de salón o un bolso formal, para sacar la parte más elegante de la ropa tie dye.