La demanda de moda casual está experimentando un fuerte crecimiento en la actualidad. Y es que, desde hace un tiempo un tiempo hasta ahora, los códigos de vestimenta se han relajado y cada vez prima más la comodidad y la funcionalidad a la hora de vestir. Si hace unos años en nuestro día a día se exigía una imagen formal en los lugares de trabajo, hoy en día ese concepto ha desaparecido en prácticamente todas las oficinas. A continuación te contamos todo sobre este estilo.

Pero antes, si tu hobby predilecto es la costura y te encanta la moda, atrévete a diseñar tus propios patrones. No cierras esta página antes de echar un vistazo a nuestro Curso de diseño. ¡Te encantará!

¿Qué es la moda casual?

La moda casual es un término global que se utiliza para describir una imagen informal y desenfadada, donde la funcionalidad y la comodidad marcan la norma. Dentro de este estilo  informal existen algunos subestilos que ayudan a marcar diferentes niveles de etiqueta.

Business Casual

Se trata de una versión ligeramente más informal a la etiqueta de negocios. Es habitual encontrar a personas con este tipo de vestimenta en sectores como la banca, la tecnología, etc. Las normas de este estilo no exigen llevar un traje de chaqueta completo, sino que permite ciertas variaciones:

– Uso de pantalón chino en lugar de un pantalón de vestir. Esta parte de abajo es más informal que un traje de chaqueta y más formal que un pantalón de cinco bolsillos o un vaquero. Si eliges una opción con pinzas aumentarás la estética formal, mientras que si optas por salirte de los colores clásicos (arena, marino y caqui) necesitarás realizar un buen manejo del estilo. En el Business Casual los chinos se pueden combinar con chaqueta y corbata, solo con americana o con camisa de manga larga en los meses cálidos.

– Traje de chaqueta sin corbata. Al igual que ocurre cuando utilizas un pantalón de color diferente a la americana, estarás relajando el código de la vestimenta. Si hace unos años esto era impensable, las reglas del juego están cambiando y es habitual ver este look hasta en altos ejecutivos cuando no tienen presentaciones ni reuniones formales.

– El calzado deberá ser con cordones, hebillas o de estilo mocasín, nunca en ante o piel vuelta. Este material se reserva para usos más informales.

– En el caso de las mujeres, es importante que respetes largos discretos (siempre por debajo de la rodilla) y evites el uso de escotes. Este estilo permite el uso de zapato plano, y sustituir americanas por chaquetas de punto.

Smart Casual

Para esta etiqueta las exigencias se relajan con prendas más informales, pero sigue siendo un estilo que busca la elegancia. Es la etiqueta más comúnmente aceptada en la actualidad y es válida tanto para la mayoría de ambientes profesionales como para cualquier tipo de reunión pública de carácter informal.

Para construir looks de ese estilo te recomendamos utilizar básicos de calidad y que sienten bien. En este caso, el uso de pantalones de cinco bolsillos está permitido, pero vigila la apariencia elegante combinándolos siempre con camisas o polos.

Los tejidos se vuelven más toscos, predominando el uso de lanas cocidas, gabardinas, e incluso el denim. Ten en cuenta que este estilo tiene una naturaleza informal pero elegante al mismo tiempo. En el caso de los hombres es aconsejable:

– El uso de camisas y punto básico de buena calidad. Ante la duda, siempre es mejor que optes por opciones minimalistas, que ayuden a mantener la sobriedad de este estilo

– En este estilo tanto los zapatos de ante como los botines chelsea se permiten.

Para las mujeres el rango es mucho más abierto y podríamos dejar a la libre interpretación la definición de mezclar piezas informales con otras más propias del armario formal. Un traje de chaqueta azul marino con una camiseta básica blanca debajo y unos zapatos masculinos serían un ejemplo de un conjunto Smart Casual.

Estilo puramente informal

Este tipo de etiqueta se acepta exclusivamente en ambientes de trabajo creativos y muy informales, pero también es apta para utilizar el fin de semana. Consiste en la opción más relajada de todas, donde utilizar zapatillas de deporte con vaqueros y prendas holgadas de algodón está permitido.

Cómo combinar algunas prendas puramente casual para elevarlas a un estilo más elegante

Vaqueros

Los vaqueros son una de las prendas estrella del armario informal. Y es que, gracias a su versatilidad, los puedes integrar en prácticamente cualquier look. Si bien en los usos más informales podemos combinarlos con camisetas y calzado deportivo, para elevarlos solo tendrás que buscar una combinación acertada con prendas más formales.

Combinar los vaqueros con una americana azul marino elevará inmediatamente tu look, pero si además optas por un calzado más formal en tonos arena y joyería en color dorado, en el caso de las mujeres, habrás sido capaz de construir una imagen con aires marineros perfecto para prácticamente cualquier tipo de ambiente.

Calzado deportivo

Esta combinación es más arriesgada y solamente apta para aquellos apasionados de la moda que no les importe destacar con sus estilismos. En el caso de las mujeres, unas deportivas en colores lisos, combinadas con un vestido fluido y una americana, le darán un toque informal a un look primaveral.

Combinar deportivos en la vestimenta de hombre de manera elegante es algo más complejo debido a que las opciones son más limitadas, pero si los mezclas con un traje ligero en colores lisos, crearán un contraste interesante digno de cualquier «fashionista».

Camisetas de algodón

Esta es otra de las prendas informales por excelencia que puede ofrecerte un look versátil y diferente. Eligiendo modelos básicos, se pueden combinar con americanas tipo blazer y pantalones chinos de pinzas para una imagen elegante y sencilla. Otra alternativa es utilizarlas en sustitución de las camisas dentro del estilo Business Casual combinadas con un traje de chaqueta.

En el caso de los hombres, existe también la opción de utilizar polos de punto o polos de piqué en sustitución de las camisetas básicas. Este tipo de prendas siguen aportando un toque informal y relajado pero algo más elegante.

Como puedes ver, la moda casual representa una opción muy interesante y versátil para renovar y relajar looks de todo tipo. Si utilizas estos contrastes con precaución, serás capaz de dominar distintos tipos de etiqueta con muy pocas prendas básicas que, combinadas entre sí, te ofrecerán multitud de combinaciones de éxito.