Moda y tecnología parecen haber unido sus fuerzas para crear tendencias sorprendentes. En los siguientes apartados comentamos cuáles son las novedades que han conseguido renovar el sector de la fabricación de prendas.

En Escuela des Arts encontrarás diferentes titulaciones relacionadas con la industria de la moda y el sector textil. Estudiarás la historia de la moda, las firmas que han marcado tendencia y aprenderás a elaborar patrones, corte y confección.

Moda y tecnología, un binomio perfecto

La moda sigue obedeciendo a las diversas tendencias que van surgiendo año tras año. Pero no olvidemos que la personalización y la adaptabilidad a los tiempos que corren son aspectos esenciales. Así, en 2021 será posible disfrutar de las siguientes novedades.

La impresión de estampados por encargo

La creación de impresoras textiles permite que ahora sea más fácil que nunca poder personalizar cualquiera de tus prendas. Si bien esta técnica era conocida, había que limitarse a elegir los diseños existentes que se planchaban sobre la prenda. Ahora puedes llevar el diseño que prefieras en tu teléfono móvil, enviarlo a la impresora correspondiente e imprimirlo. Las opciones que abre esta posibilidad han provocado que clientes finales y diseñadores sean capaces de crear nuevos patrones más fácilmente.

La importancia de la sostenibilidad

La concienciación por proteger el planeta sigue en aumento. La Unión Europea ha establecido nuevas formas de reciclar los textiles a partir de 2025. Una investigación constante en el sector ha provocado que, en la actualidad, haya dos tendencias que triunfan en países como Finlandia:

  • La fabricación de fibra textil a partir de pulpa de madera o de desechos del mismo material. No se usan elementos tóxicos para su coloración o procesamiento. El resultado es un material que resulta muy similar al algodón. Además, presenta una excelente adaptabilidad a todo tipo de usos.
  • El reciclaje de prendas. No se refiere esta tendencia a volver a usar prendas depositadas en contenedores a tal efecto o a excedentes. Más bien se trata de extraer la fibra textil mediante un renovador proceso. Se mezcla con celulosa para crear prendas totalmente nuevas. Marcas como Adidas o H&M ya se han interesado por el proyecto. Ambas adelantan que van a confiar en una tecnología renovadora y mucho más sensible ante los problemas del planeta.

La influencia del coronavirus

La industria textil encontró un camino abierto hacia una nueva forma de tratar los tejidos. Una compañía finlandesa ha desarrollado un material de origen natural proveniente de los bosques (distinto al mencionado en un apartado anterior). El resultado no incluye metales pesados y es eficaz para evitar la acción de hongos, bacterias e incluso el coronavirus. Además, la técnica de fabricación se ajusta tanto a la fibra textil como a los plásticos. La posibilidad de usar semejante solución antibacteriana permite convertir cualquier prenda en una más segura. También facilita la desinfección de zonas de tu cuerpo expuestas a agentes externos.

Las pruebas realizadas confirman que el material protege durante cinco semanas. Su aplicación en mascarillas, zapatos y ropa en general se antoja inmediata. El precio es asequible y el proyecto parece estar destinado a convertirse en uno de los mejor valorados de 2021.

Un reciclaje menos contaminante

El aumento de las aplicaciones de venta de prendas de segunda mano ha sido exponencial. Sin embargo, parece necesario darle una vuelta de tuerca a la idea. En los países nórdicos una cadena de tiendas de ropa ha apostado por:

  • Vender ropa de segunda mano, pero de calidad.
  • Revisar cada prenda de forma exhaustiva con el único objetivo de comprobar su autenticidad y calidad.
  • Facilitar el acceso a su catálogo tanto al consumidor como a minoristas que quieran vender este tipo de prendas.
  • Informar de la calidad de cada prenda y de su incidencia en el medioambiente.

Un etiquetado más ecológico

Las etiquetas donde se explican los cuidados de la prenda suelen ser de poliéster y no son fáciles de reciclar. Una de las novedades del sector consiste en usar poliéster reciclado. Así, se consigue un material similar al satén. El resultado es una etiqueta perfecta, sostenible y fácilmente adaptable a las necesidades de cada fabricante.

Prendas que protegen

Cada prenda ha de convertirse no en una forma de subrayar tu estilo personal, sino en una manera de protegerse. El desarrollo de una fibra textil que protege de los rayos UV es ya una realidad que ofrece fantásticos resultados. Se trata de conseguir que cada prenda que te compres tenga un valor añadido: que te ayude a tener una mayor calidad de vida, que te permita enfrentarte a la acción de agentes externos de forma más fiable. Seguro que cuando se generalicen te sorprenderán con su eficacia.

Nuevas formas de vender ropa

Dadas las características de la pandemia, el aumento de las ventas en Internet ha sido exponencial en 2020. Sin embargo, en 2021 se espera que:

  • Las tiendas de moda no se limiten a colgar en sus sitios web un catálogo con fotografías. Encontrarás páginas con realidad virtual e inteligencia artificial que te permitirán entrar, de forma metafórica, en cada tienda.
  • Eluso de simuladores para conocer cómo te puede quedar una prenda va a generalizarse. Una descripción mucho más detallada en cada ficha de producto es otro factor en pleno desarrollo. Cada renovación de una página web es un guiño al cliente. Las marcas más conocidas invierten en tecnología para facilitarle la compra a cada cliente.
  • Comprar en una página web será lo más similar a ir a una tienda física gracias al apoyo de bots. Su objetivo es ir guiándote durante el proceso de elección y adquisición de las prendas que prefieras. La posibilidad de obtener la mejor respuesta a tus dudas es siempre positiva. Acostúmbrate a una tendencia al alza que reduce el proceso de compra.

Como has podido comprobar, moda y tecnología siguen yendo de la mano. Cada vez se apuesta más por la adaptación a una revolución en el sector textil que cambiará tu manera de entenderlo. Cada prenda se convertirá en un elemento que te asegure un óptimo estado de salud y un reciclaje mucho más sencillo. De ti depende conocer en primera persona las tendencias arriba descritas y seguir la actualidad. El sector textil siempre es sorprendente y no deja nunca de innovar. ¿Te animas a adivinar cómo serán las prendas del futuro?