El término prêt-à-porter proviene del francés y es el punto medio entre la alta costura y la sociedad. De hecho, es el método que se creó para que estos diseños de calidad también tuvieran un sistema de tallas. Así que, si te interesa la historia de la moda y quieres saber más sobre este término, en este post te contaremos en qué consiste el prêt-à-porter, sus características y origen. Y si tu interés por la moda va más allá y te gustaría formarte en el sector, no dudes en estudiar el Máster en Patronaje Industrial y Moda.

¿Qué es la moda prêt-à-porter?

Prêt-à-porter es uno de los sistemas de diseño y patronaje de moda que más se utilizan. En la actualidad, este concepto es el que da acceso a la industria de la moda en tendencia, es decir, este término se emplea para referirnos a la ropa que se produce en serie y está “lista para llevar”. Así pues, gracias a sus características, es posible comprar y vestir con diseños en tendencia y sin que sea necesario acudir a una modista.

Los profesionales e industrias de la moda que emplean este método diseñan las prendas tomando como referencia las tallas estándar (pequeña, mediana y grande), aunque también pueden ser por número. Por tanto, el prêt-à-porter se integra en el proceso industrial, haciendo que la producción de prendas sea más fácil y no requiera de tantos recursos económicos, ya que se emplean patrones para numerosas telas y materiales.  Ahora bien, eso no quiere decir que este sistema implique una bajada de la calidad de la ropa. De hecho que hay muchas marcas y diseñadores de renombre que también lo han puesto en práctica, combinándolo con la alta costura.

Origen del prêt-à-porter

Durante muchos años, acceder a la moda era algo que solo estaba al alcance de aquellas personas que tenían un alto poder adquisitivo. Rose Bertín, Christian Dior y muchos otros diseñadores se guiaban por el Haute Couture o la alta costura, en la que sus diseños eran realizados a medida.

Fue a mediados del siglo XX cuando el italiano Pierre Cardin revolucionó este sistema, poniendo la moda al alcance de todos con el prêt-à-porter. Este diseñador tenía una visión de futuro para sus diseños, pero también tenía ideas para su negocio. Se trataba de la época de la postguerra en Europa y cada vez había menos personas con los recursos suficientes para tener acceso a la alta costura. Fue entonces cuando Pierre Cardin propulsó este sistema de patronaje, un método que consiguió la producción en serie y la venta en las tiendas.

¿Cuál es la diferencia entre alta costura y prêt-à-porter?

La alta costura se compone por diseños exclusivos y que se confeccionan a medida, con un alto enfoque en la técnica y los materiales empleados. Para que una marca pueda considerarse Haute Couture debe cumplir con ciertos requisitos, que están establecidos por la cámara sindical de la Alta Costura de París. Aunque hay pocas firmas que cumplan todos estos puntos, hay otras que se acercan bastante al concepto, pues realizan prendas hechas a mano, únicas, con detalles exquisitos, tejidos delicados y cortados a la medida de cada persona. Ya que las prendas de estas marcas son tan exclusivas, los precios ascienden a cantidades que no todo el mundo puede permitirse.

Sin embargo, el prêt-à-porter tiene grandes diferencias con este concepto, pues se trata de un sistema que deja de lado la exclusividad para distribuirse por las tiendas en distintas tallas estándar. Así es como este sistema es mucho más económico y accesible para un público más amplio. Hoy en día, es el método más empleado y el que encontramos cuando vamos a un centro comercial y a todas aquellas tiendas que producen la ropa a niveles industriales.

¿Qué caracteriza al sistema prêt-à-porter?

Para comprender completamente lo que es y supone este término, hay que tener presentes unas características básicas que siguen todas las marcas que trabajan siguiendo este sistema. Estas son:

  • Su producción, ya sea en mayor o menor cantidad, siempre se encuentra seriada.
  • Se trabaja con un diseño inicial y se presenta en diferentes tallas estándar.
  • No son diseños exclusivos, sino que se usa el mismo patrón y se sigue un único prototipo para crear prendas idénticas en diferentes tallas.
  • Suelen estar basadas en las últimas tendencias.
  • Prendas cómodas y que pueden usarse en el día a día.
  • Precios bajos y asequibles, ya que se ha fabricado en serie y son prendas que se utilizan para el día a día.
  • La ropa se confecciona de manera industrial, es decir, a gran escala.

Diseñadores de referencia en el prêt-à-porter

Cuando surgió, esta técnica se veía en las boutiques, que eran como los actuales centros comerciales. Con el paso del tiempo, este método fue normalizándose y cada vez fueron más los diseñadores de la alta costura los que se pasaron a este sistema de patronaje. Y hoy en día, son muchas las firmas que moda que alternan entre la alta costura y el prêt-à-porter. De hecho, algunos de los diseñadores más importantes que elaboran prendas siguiendo este sistema son:

  • Tom Ford: uno de los diseñadores de moda más famosos en todo el mundo. Trabajó como director creativo para Gucci y Yves Saint Laurent.
  • Christian Dior: también es uno de los diseñadores más conocidos y que supuso la recuperación del lujo y el exceso después de la Segunda Guerra Mundial.
  • Donatella Versace: una diseñadora que dio un paso más y fue la primera en vestir a las celebridades con sus diseños para difundir su ropa.
  • Yves Saint Laurent: alcanzó su popularidad tras rediseñar ropa masculina y convertirla en indumentaria femenina. También tiene mucha importancia para la ropa de moda prêt-à-porter.
  • Coco Chanel: la diseñadora francesa trabajaba siguiendo sus ideales modernistas y realizaba prendas prácticas basadas en la simplicidad.