Los tatuajes temporales se han convertido en una tendencia al alza gracias a sus características y facilidades. Por eso, si te interesa conocer todo lo necesario sobre esta nueva manera de decorar tu cuerpo, toma nota de lo que te contamos en las siguientes líneas. Además, si te interesa el mundo del tatuaje y quieres dedicarte a ello profesionalmente, con el Máster experto en Tatuajes + Máster en Higiénico Sanitario adquirirás todos los conocimientos y técnicas necesarios. ¡Vamos allá!

¿Qué son los tatuajes temporales?

Un tatuaje temporal es aquel que dura entre tres días y dos semanas aproximadamente. Lo habitual es que se empleen sustancias como la henna, especialmente, la marrón (de origen natural) y la negra (mezclada con otras tintas). Igualmente, en el mercado podrás encontrar tintas específicas elaboradas a base de productos naturales que permiten crear diseños más realistas y que pueden aplicarse con otros utensilios. De esta forma, se logra un efecto idéntico al del tatuaje permanente.

Qué debes tener en cuenta a la hora de hacerte un tatuaje temporal casero

Cuando vayas hacerte un tatuaje temporal casero, lo habitual es pensar que el hecho de no usar agujas reduce el riesgo de infección o de reacción alérgica, pero no es así. Es esencial que sepas si eres alérgico a la henna o a cualquiera de los componentes de la tinta que vayas a utilizar. De ser así, notarás primero un picor y luego el enrojecimiento y la aparición de ampollas en la zona tatuada.

A la hora de escoger el producto, mejor la henna natural o las tintas específicas, pero no la henna negra. Recuerda que esta se mezcla con algunas sustancias, como la parafenilendiamina, no permitidas en la UE.

También has de saber que un tatuaje permanente se caracteriza por incluir moléculas de tinta bajo la epidermis. Tu organismo no podrá filtrarlas y permanecerán siempre ahí. Por lo tanto, es totalmente falso que un tatuador que vaya a usar una aguja disponga de una tinta mágica que desaparezca a los pocos meses.

Tipos de tatuajes temporales caseros

Si te has preguntado cómo hacer tatuajes temporales en alguna ocasión, te recordamos que hay dos tipos fundamentales.

Tatuaje con henna

Lo mas frecuente es que se utilice una especie de lápiz o de pequeña manga pastelera donde se introduce la pasta de henna. Es esencial que tengas claro cuál es el diseño que quieres hacerte. Luego, solo tienes que ir dibujándolo sobre la parte del cuerpo que prefieras y dejar que la henna se seque un poco antes de lucir tu tatuaje temporal.

Con tintas temporales

Se suelen servir en un kit especial que incluye todo lo que necesitas. Has de empezar limpiando muy bien la zona a tatuar para que la tinta se fije de manera natural. Tras secar esa área, pega cualquiera de las plantillas que incluya tu kit o una que hayas preparado con tu diseño (hazlo recortando la forma en una pegatina de color blanco).

Usa el utensilio incluido y sé generoso rellenando todos los espacios libres. Espera unos minutos para que se seque la tinta y retira, cuidadosamente, la pegatina para comprobar el resultado.

Consejos para que los tatuajes temporales duren más tiempo

Aunque todo dependerá del ritmo que use tu organismo para absorber la tinta natural, puedes llevar a cabo estas recomendaciones:

  1. Selecciona las extremidades, el cuello o la espalda en lugar de otras áreas más complicadas, como, por ejemplo, los codos o las muñecas.
  2. Exfóliate y aféitate la piel a tatuar para mejorar la fijación.
  3. Has de vendártelo durante unos días para evitar que se infecte.
  4. No te laves la zona con jabón hasta que pasen unos días.
  5. Usa vaselina para proteger tu dibujo de los agentes externos.
  6. Vierte polvos de talco sobre el tatuaje para secar la piel. Luego, retíralos con sumo cuidado para mantener el dibujo.

Ventajas y desventajas de los tatuajes temporales caseros

Si bien el proceso es bastante sencillo, es importante que tengas en cuenta los aspectos positivos y negativos de los tatuajes temporales.

Pros

Estos son los principales motivos por los que muchos siguen confiando al máximo en tan interesante manera de adornar su piel:

  • El proceso para tatuarte es completamente indoloro.
  • Tus tatuajes temporales personalizados no llegarán a durarte más de un mes. Incluso puedes usarlos como pruebas para tatuarte de forma definitiva lo que tenías en mente.
  • Lo normal es que tu cuerpo vaya filtrando la sustancia elegida y que no tengas ningún tipo de problema.
  • Es una alternativa interesante para eventos especiales.
  • Su precio es más económico que el de los tatuajes permanentes.
  • Sirven para establecer lazos de amistad en una ocasión especial o para apoyar una causa determinada temporalmente.

Contras

Aparte de la posible reacción alérgica a la sustancia escogida para tatuarte, has de valorar estos factores:

  • No siempre resulta fácil hacer la plantilla o tatuarte. Quizás necesites la ayuda de un profesional que, lógicamente, te va a cobrar por su trabajo.
  • Si vas a pasar algún tipo de prueba médica (como una resonancia) o si estás embarazada, el médico puede negarse a realizártela e incluso a ponerte la anestesia epidural. En el primer caso, por los restos metálicos en la tinta temporal; en el segundo, por no introducir en el organismo la sustancia natural.

Como habrás comprobado, ni las promesas de algunos tatuadores son ciertas ni todo son ventajas. Lo más recomendable es que tengas claro que quieres hacerte un tatuaje de este tipo, seleccionar bien la zona y usar siempre una tinta temporal con ingredientes naturales a los que no seas alérgico.

No olvides que los tatuadores profesionales pueden ayudarte a hacerte un diseño perfecto. Además, como expertos, siempre van a aconsejarte correctamente para evitar los problemas arriba comentados. Pero, si quieres hacerlo por tu cuenta, sigue las instrucciones que te hemos facilitado, afronta el proceso con un poco de paciencia y seguro que triunfas.

Ahora que sabes algo más sobre los tatuajes temporales, la última decisión sigue siendo tuya. ¿Te atreves finalmente a lucir un diseño especial sobre tu piel? ¿Quizás te has arrepentido tras leer las desventajas que te podría acarrear? Sea como sea, actúa en consecuencia y cuida tu piel. A buen seguro, ahora lo tienes mucho más claro para elegir la opción más adecuada.