El mundo del maquillaje está en auge. Las redes sociales han tenido un papel importante en su desarrollo, gracias a figuras de internet como los influencers o los gurús de belleza. Esto también ha permitido compartir los conocimientos de maquillaje con más usuarios y profesionalizar el medio a través de formaciones especializadas y nuevas salidas laborales. Además, la belleza cada vez cobra más importancia en la sociedad actual, ya que se tiene más concienciación sobre la importancia de cuidar la imagen personal. Por lo que, en este post vamos hablarte sobre los tipos de maquillaje y qué salidas profesionales tiene. Y recuerda que puedes ampliar tus conocimientos sobre moda y belleza a través del máster en maquillaje. ¡Síguenos!

La importancia del maquillaje hoy en día

En la actualidad nuestra imagen tiene un valor fundamental, ya que afecta a muchos aspectos de nuestra vida en sociedad. Por ejemplo, en una entrevista de trabajo o cuando conocemos a gente nueva. En estos casos nuestra apariencia genera diferentes sensaciones y respuestas en los demás, que nos afectarán más tarde de forma positiva o negativamente.

Una herramienta muy útil para cuidar nuestro aspecto es el maquillaje. Este técnica de belleza nos permite conseguir un acabado más estético gracias a la aplicación de cosméticos. Es ideal para disminuir aquellos rasgos menos favorecedores como arrugas, manchas o acné; mientras resaltamos otras facciones más atractivas como pueden ser los ojos o los labios. En consecuencia, también ayuda a lidiar con complejos físicos y aumentar la autoestima de quién lo lleva.

Además de emplear los productos adecuados a nuestras necesidades, también es crucial aplicar las técnicas correctas y escoger los tipos de maquillaje más acordes a cada situación. Para esto los conocimientos de profesionales son de gran ayuda y muy demandados, ya que cada vez son más las salidas laborales relacionadas. Asimismo, está surgiendo una mayor profesionalización y popularidad del sector.

Tipos de maquillaje

Como hemos comentado, hay una gran variedad de tipos de maquillaje, ya que se emplea una técnica u otra para transmitir una imagen en concreto. Aun así, los tipos de maquillaje más empleados suelen ser:

  • Maquillaje de diario.Es el más adecuado para lucir en el día a día, perfecto para una cita casual o para acudir al trabajo. Con él se consigue un efecto de buena cara, muy favorecedor y natural.
  • Maquillaje para eventos. También conocido como social, es uno de los más comunes. Se debe tener en cuenta si se trata de un acto de día o nocturno. Es más recargado que el anterior al tratarse de una ocasión especial.
  • Maquillaje fantasía. Es el más artístico. En este estilo podemos encontrar colores intensos, prótesis y otros accesorios. Puedes encontrarlo en el cine o el teatro para la caracterización de actores. Pero también en fiestas de disfraces, editoriales de moda y en las redes sociales.
  • Maquillaje para boda. Es uno de los más especiales, pero exigentes a su vez. Se busca una apariencia natural pero estética que dure durante toda la celebración.
  • Maquillaje para fotografía. Puedes utilizarlo en sesiones de fotos, editoriales de moda, proyectos publicitarios e incluso televisión. En este estilo es más relevante el efecto del maquillaje en cámara que su apariencia en la realidad.

Productos básicos e imprescindibles para maquillarse

Ya sea de manera aficionada o profesional, debes contar con un mínimo de artículos de cosmética para empezar a practicar. Los cosméticos imprescindibles para maquillar son:

  • Prebases. Son el primer paso para conseguir una piel bonita y tienen diferentes efectos como neutralizar brillos o camuflar los poros.
  • Base de maquillaje. Existen diferentes texturas, tonos y acabados.
  • Corrector. Es ideal para disimular imperfecciones e iluminar el rostro.
  • Polvos fijadores. Ayudan a controlar los brillos y sellar el maquillaje para mayor duración.
  • Paleta de iluminador, contorno y colorete. Para realizar técnicas como el contouring o el strobbing y dar mayor dimensionalidad al rostro.
  • Paleta de sombras. Preferiblemente de colores neutros si eres principiante.
  • Delineador. En formato lápiz o bolígrafo en color negro o marrón.
  • Máscara de pestañas. Es un imprescindible en tu kit para potenciar las pestañas.
  • Set de cejas. Perfecto para rellenarlas, perfilarlas y fijarlas.
  • Barra de labios. También puedes optar por un gloss o bálsamo hidratante con color.
  • Fijador de maquillaje. Es el último paso y asegura una mayor duración del maquillaje.
  • Brochas y esponjas. Necesarias para aplicar correctamente el maquillaje.

En un neceser de maquillaje profesional la gama de productos será más amplia, especialmente en cosméticos faciales y herramientas de aplicación como brochas. Puesto que debes ajustarte a los rasgos de cada cliente y asegurar una higiene total en cada servicio.

Salidas profesionales en maquillaje

Son numerosas y cada una tiene su importancia dentro del sector. También están aumentando los puestos de trabajo y los estudios especializados para su desarrollo que revalorizan este oficio, como el máster online en maquillaje que ofrecemos en Escuela Des Arts. Por lo que es un buen momento para dedicarse a esta profesión, especialmente si buscas un trabajo creativo y dinámico. Así pues, el mundo del maquillaje te abre las puertas para llegar a ejercer en:

  • Salones de belleza. Es una de las más habituales y tradicionales. Dentro de esta rama también puedes formarte en diferentes técnicas de belleza para completar tu currículum.
  • Maquillador profesional para eventos y organizaciones. Tanto como autónomo o asalariado puedes trabajar en eventos tales como bodas o para empresas que busquen cuidar su imagen o tengan notoriedad pública.
  • Televisión, teatro y cine. Los maquilladores también tienen su espacio dentro de los medios. En los que pueden realizar desde retoques estéticos a efectos especiales.
  • Maquillaje editorial y de moda. Es una de las mejores opciones para explotar al máximo tu creatividad. Es muy demandada y valorada dentro del sector.
  • Técnico en industria cosmética. Es otra salida poco conocida pero muy interesante abarca desde la fabricación, venta, diseño o muestras de productos de belleza.
  • Servicios fúnebres. Aunque es la opción menos usual, lo cierto es que la tanatoestética da trabajo a muchos maquilladores y que es una posibilidad prometedora.

Así pues, si sientes que la estética es lo tuyo y que podrías dedicarte a ello de manera profesional, esta es tu oportunidad para formarte y profesionalizarte. No dudes en pedirnos información sobre nuestros cursos de diseño y moda y empieza tu experiencia formativa con nosotros.