La fotografía existe desde mediados del siglo XIX, aunque, evidentemente, no estaba tan avanzada como en la actualidad. Es una forma de arte increíblemente única, ya que tiene el potencial de capturar un momento en el tiempo como ningún otro medio. En tan solo unas décadas, la industria ha logrado progresos increíbles, los cuales han tenido su máximo exponente en la fotografía digital.

Las cámaras han evolucionado en muy poco tiempo desde la camera obscura, inventada por William Henry Fox Talbot, a la cámara digital, creada por Steven Sasson. En este sentido, el avance más increíble en la historia reciente ha sido la aparición de la fotografía digital. Por ello, si estás buscando formación especializada para aprender a utilizar la cámara de forma profesional, en Escuela des Arts puedes estudiar online o a distancia el Máster en Fotografía Digital y Photoshop. Aprenderás paso a paso a utilizar la cámara y cómo editar tus propias fotografías con uno de los programas más utilizados por los profesionales, Photoshop CS6.

Origen de la fotografía digital

La primera cámara de fotografía digital fue inventada en 1974 por Steven Sasson, un ingeniero de investigación estadounidense que trabajaba para Eastman Kodak. Un supervisor le pidió que comprobara un dispositivo de carga acoplada para ver si podía usarse como sensor para una cámara.

Sasson tardó aproximadamente un año en llevar a cabo sus investigaciones antes de descubrir que una imagen capturada por una cámara podía convertirse en una señal electrónica y almacenarse en una memoria digital.

La fotografía digital se ha convertido en la forma de capturar imágenes más accesible hasta ahora. Como bien sabes, hay cámaras digitales en todas partes: teléfonos, tablets, ordenadores… Además, los archivos digitales se pueden transferir directamente a la nube desde el mismo dispositivo en el que se tomaron. En los días del daguerrotipo, reproducir una impresión ni siquiera era una posibilidad, cada fotografía solo podía imprimirse una vez.

Recomendaciones para empezar a usar una cámara digital

Como muchos fotógrafos en ciernes, es posible que estés pensando para ti mismo: «Si tuviera esa nueva cámara, mis fotos serían mejores». Bueno, espera un poco. Tómate un segundo, ya que no necesitas salir corriendo a comprar la última y mejor cámara digital para hacer excelentes fotografías.

De hecho, las primeras DSLR todavía toman magníficas fotografías. Gracias a algunas técnicas simples, podrás obtener imágenes de la mejor calidad con tu cámara actual o con una de gama media.

Sigue leyendo y aprende fotografía digital con los siguientes consejos.

Usa una ISO baja

En fotografía digital, la ISO es la sensibilidad del sensor a la exposición de la luz. Por ejemplo, si el lugar donde vas a fotografiar es de día o hay mucha luz deberás tener una ISO más bien baja. Pero si estás en un lugar oscuro necesitas una ISO alta para absorber la mayor cantidad de luz posible.

Si no has aprendido a controlar la ISO en tu cámara actual, es posible que necesites hacerlo antes de gastar mucho dinero en una cámara de último modelo. La mayoría de las cámaras comienzan en 100 ISO, pero algunas empiezan en 50 ISO. Sin embargo, la conclusión es que, en la gran mayoría de cámaras (incluso en las más nuevas), cualquier ajuste por encima de 1600 ISO no te ofrecerá la mejor calidad posible.

Ajustar el ISO de tu cámara te ayudará a captar la luz que necesitas para disparar.

Consigue una buena exposición

Tómate el tiempo necesario para exponer tus fotos de forma correcta. Obtener tomas demasiado oscuras reducirá la calidad de la imagen, especialmente si tienes que darles brillo más adelante.

Aprende cómo afecta la apertura a tus fotografías

Las aperturas más grandes dan más luz, lo que significa que puedes usar un ISO más bajo y conseguir menos ruido en tus imágenes. Por lo tanto, las aperturas más pequeñas proporcionan menos luz, pero, por lo general, la lente será un poco más nítida con una apertura más pequeña. Si hay mucha luminosidad, usa una de poco tamaño.

Emplea un trípode en los días nublados o con poca luz

Un trípode hace una cosa muy sencilla pero básica, mantiene la cámara quieta. Esto te permite utilizar una velocidad de obturación baja, como 1/10 de segundo, y tu imagen seguirá siendo nítida. Puedes comprar un trípode de gama media por unos 50 euros, aunque también hay opciones más baratas.

Dispara en RAW si tu cámara lo permite

El formato RAW es un formato de archivo de imagen digital que conserva todos los datos de la fotografía, tal y como ha sido captada por el sensor de la cámara. Por ello, disparar en RAW te brinda la mayor flexibilidad para cambiar el balance de blancos y la exposición después de tomar la fotografía. Además, te ofrece la posibilidad de trabajar con grandes formatos e imprimirlos con la resolución suficiente.

Diferencias entre la fotografía digital y la analógica

Existen diferencias notables entre un tipo de fotografía y otra. Vamos a explicártelas bien en función de diferentes parámetros.

Resolución

Con los sensores de imagen digital, se determina la resolución contando el número de píxeles dentro de un área determinada. La película analógica no tiene píxeles, por lo que se calcula a través de la resolución angular. Ambos métodos de medición pueden correlacionarse entre sí y, por lo tanto, compararse para obtener una resolución equivalente.

Ruido digital vs. grano de película

Las minúsculas partículas que aparecen en una imagen fotográfica reciben el nombre de ruido (en el caso de las imágenes digitales) o grano, cuando hablamos de película fotográfica.

Las causas que motivan este fenómeno son diferentes en un tipo de fotografía u otra. En la digital, el ruido está producido por desviaciones del sensor. Sin embargo, en la fotografía analógica, el grano se relaciona con pequeñas partículas químicas que no han recibido la luz oportuna.

Recuerda que aumentar el ISO de una cámara digital o seleccionar una película de alta velocidad hará que tus fotografías sean más susceptibles al ruido y al grano. En la mayoría de las situaciones, el ruido no es deseable en las fotografías en color. No obstante, con imágenes en blanco y negro, algunos artistas ven el grano como algo que agrega carácter y, por lo tanto, no como un punto negativo.

Gama dinámica

Durante algún tiempo, el rango dinámico fue la razón principal para filmar con película analógica en lugar de digital. En la actualidad, este aspecto ya no suscita el gran debate de antaño. Si bien este parámetro es un proceso complejo que tiene en cuenta el sensor utilizado, el tipo de compresión del archivo y otros factores, la fotografía digital está ganando la batalla.

En definitiva, la fotografía digital es, hoy en día, uno de los medios más potentes a nivel visual y resulta accesible para cualquier persona que tenga un smartphone. Como es lógico, conseguir los mejores resultados a veces requiere de equipos profesionales, pero hay algunos dispositivos de gama alta que pueden tomar imágenes de gran calidad, almacenarlas y compartirlas en tu nube o redes sociales. Alucinante, ¿verdad?