¿Qué es un ayudante de producción? ¿En qué consiste esta profesión, qué funciones desempeña y en qué áreas se maneja? La verdad es que existen multitud de profesiones en las que no siempre pensamos al enfocar nuestro futuro. ¿Estás intentando hacerlo tú? Tal vez puedas convertirte en uno de estos profesionales.

Completa tu formación para dirigir tu futuro profesional hacia este ámbito con una de nuestras especializaciones. En Escuela des Arts encontrarás un gran abanico de másteres relacionados con la dirección y producción de cine y televisión. ¡Echa un vistazo!

Ayudante de producción, un trabajo estimulante

El auxiliar de producción es un puesto técnico fundamental en muchos sectores de actividad. Especialmente en el cine, la televisión, la radio, el teatro y la creación audiovisual publicitaria. ¿Cuál es su trabajo? Cubrir todas las necesidades y exigencias operativas que implica la ejecución de cualquier producción audiovisual.

Piensa, por ejemplo, en la grabación de un videoclip. Existen diversos aspectos técnicos propios de esta actividad: guion, dirección artística, iluminación… que es esencial resolver. Pero también es imprescindible gestionar otras cuestiones operativas de las que depende el resultado final. Aquí puedes ver algunas:

  • Coordinar los viajes y las estancias de los miembros del equipo.
  • Organizar la agenda del día.
  • Ejercer de relaciones públicas durante las jornadas de actividad.
  • Estar al tanto de las necesidades de todos los músicos y los actores implicados.
  • Asegurarse, por ejemplo, de que hay botellas de agua suficientes para todos.
  • Recoger y gestionar los documentos de cesión de imagen personal requeridos.
  • Llevar el archivo de producción y encontrar el material requerido en cada caso.

Estos ejemplos son, tan solo, una parte de la variada y continuada labor que desempeña un ayudante de producción. Desde luego, si te conviertes en uno de ellos no vas a aburrirte. ¡La actividad es constante! Y tu incidencia en el resultado final de cada proyecto es más que evidente desde el primer momento.

El equipo de producción, al que pertenecerás, suele estar liderado por un jefe de producción y uno o más ayudantes. En consecuencia, tras un periodo de actividad tendrás la oportunidad de progresar si lo haces bien. La promoción inmediata es a jefe de producción, pero también tendrás otras puertas abiertas a largo plazo. De hecho, es un magnífico punto de partida para llegar a asumir tareas directivas de producción ejecutiva.

La rutina al desempeñar esta labor es más bien escasa. Porque, en la práctica, cada proyecto audiovisual exige respuestas diferentes. El auxiliar de producción se encarga de desarrollar cualquier función que pueda ser precisa para hacer realidad el proyecto audiovisual.

Funciones principales del auxiliar de producción

Llegados a este punto, quizás hayas empezado a pensar que, por qué no, podrías dedicarte a este sector. Hablamos de un trabajo creativo y muy dinámico. Compartirás tu actividad con gente interesante, a menudo incluso famosa. Tendrás la oportunidad de crecer personalmente y la monotonía nunca inundará tu día a día. Además, te moverás en un sector profesional más que estimulante.

Así, ¿quieres profundizar más en el tipo de tareas que podrías asumir en este oficio? Echa un vistazo a esta relación de funciones y responsabilidades de los ayudantes de producción actuales.

¿Qué tendrás que hacer?

  • Administrar y gestionar los recursos económicos disponibles para elaborar cada producto audiovisual.
  • Suministrar, gestionar y mantener disponible todo el material técnico preciso.
  • Controlar, conocer y facilitar el acceso a cada una de las localizaciones.
  • Supervisar, chequear y hacer realidad los timings previstos. Deberás colaborar en el óptimo cumplimiento de los plazos marcados por las partes implicadas. En este sentido, también ayudarás a cuadrar las distintas agendas de los profesionales participantes.
  • Prevenir y solucionar cualquier incidencia que pueda presentarse en la fase de producción.
  • Prestar atención a los equipos humanos, atender sus necesidades y apoyarlos para que todo esté bien a tiempo. Esta labor incluye a los artistas, por supuesto. Pero también implica colaborar con los técnicos de iluminación o sonido, con vestuario y atrezzo, por ejemplo. O, claro está, con los responsables del mantenimiento.
  • Organizar y optimizar la visibilidad, distribución y notoriedad del producto audiovisual obtenido.
  • Colaborar con el productor en la definición del plan de producción y en su ejecución práctica.
  • Realizar las citaciones de personal, gestionar las acreditaciones y obtener los permisos requeridos.
  • Organizar el archivo de la documentación utilizada.
  • Reunir el material audiovisual y técnico preciso. Te encargarás de obtener los vehículos, los alojamientos, el avituallamiento para los profesionales o los equipos de posproducción, por ejemplo.
  • Asistir a etapas técnicas, como las grabaciones, los montajes y los directos. Tu cometido siempre será aportar todo lo que haga falta.
  • Contribuir en la gestión y la administración de las dietas.
  • Realizar pequeños pagos dentro del presupuesto de producción existente.
  • En consecuencia, ayudar a la gestión y el aprovechamiento de las partidas presupuestarias contempladas.
  • Colaborar con el productor en el cumplimiento y la adecuación a las normas legales existentes. Esto afecta a ámbitos  tan dispares como la prevención de riesgos, las decisiones de género y la ley de protección de datos.

Un perfil polivalente

En la práctica, el ayudante de producción es una figura todo terreno y eficiente, capaz de desenvolverse en múltiples áreas. Trabaja en el plano técnico, en el económico, en el humano y en el administrativo. También se maneja con aspectos legales, comunicacionales y organizativos. Lo mismo gestiona archivos que actúa como «conseguidor» para resolver una incidencia.

Debe ser, desde luego, capaz de reaccionar con precisión ante los problemas y de pasar a la acción de cero a nada. Pero también un buen organizador y un gestor de recursos a medio plazo. Por otra parte, está en contacto con numerosos profesionales y perfiles. En consecuencia, precisas contar con un carácter abierto y atesorar unas estupendas cualidades para las relaciones humanas.

Como auxiliar de producción, estarás supeditado al equipo, por lo que tendrás que saber aceptar órdenes. Asimismo, deberás liderar en muchos momentos: coger el toro por los cuernos y ejercer tu responsabilidad más resolutiva.

Por supuesto, necesitarás tener una formación y una querencia por la realización audiovisual. Pero también sentirte a gusto con la comunicación, la administración, la gestión presupuestaria, las compras y mucho más.

¿Quieres convertirte en un estupendo ayudante de producción? Empieza tu formación con Escuela des Arts y explora este fascinante universo profesional y personal en el que podrías desarrollar tu futuro.