El copywriting se ha convertido en una técnica en continua evolución y, actualmente, una competencia muy buscada entre los perfiles profesionales del marketing digital. No solo se trata de escribir bien sino también saber provocar cierto impacto en la audiencia. Por no hablar de las técnicas SEO (Search Engine Optimization), para aparecer en las primeras posiciones de búsqueda e, Google.

En Escuela des Arts puedes encontrar diferentes titulaciones especializadas en las técnicas narrativas y literarias, fundamentales para iniciar cualquier carrera profesional relacionada con la escritura. De modo que si estás pensando en iniciarte como copywriter, es conveniente que optes primero por una de estas formaciones, para adquirir un cierto dominio en la escritura y la narración creativa.

Por el momento, si quieres saber más sobre la salida profesional del copywriting, te recomendamos leer este post. Explicaremos en los siguientes apartados en qué consiste y qué competencias profesionales requiere.

Qué es el copywriting

La definición más acertada es la de escritura persuasiva. El objetivo es redactar un contenido que ayude a una empresa a vender más fácilmente un producto, servicio o idea. Es importante que no confundas esta técnica con el marketing de contenidos, ya que no hablamos solo de promocionar algo, sino también de crear un estilo determinado que encaje con el cliente potencial.

¿Qué competencias ha de tener un buen profesional?

Es cierto que hay algunas áreas laborales (periodismo, publicidad, marketing, filología…) que te permiten desarrollar las competencias necesarias para escribir bien. Sin embargo, el copywriter combina esta faceta con la de estar al día en las tendencias que triunfan en internet.

Además de las formaciones que comentábamos al principio, con las cuales se estudian las diferentes técnicas narrativas, hay cursos específicos sobre estructuración de sitios web o redacción publicitaria que pueden completar tu formación y currículum. Además, es interesante contar con las siguientes aptitudes:

  • Adaptabilidad. Tu trabajo tiene que convencer a un cliente para que apueste por la empresa que te contrata. Cada nuevo texto es un reto que debe ajustarse a un tipo de persona distinto, por lo que has de tener la capacidad necesaria para cambiar de estilo.
  • Creatividad. Muy importante. Teniendo en cuenta la enorme cantidad de contenidos que se suben a internet a diario, resulta indispensable llamar la atención y apostar por la originalidad.
  • Vender, convencer y fidelizar. Si no se logra la venta, hay que crear una sensación positiva en el cliente. Conseguir que una persona regrese a la página web en la que escribes para leer nuevos contenidos es un éxito que terminará en convertirle, en un alto número de ocasiones, en suscriptor de la newsletter correspondiente y en cliente.

¿Qué funciones tiene el copywriter?

Son diversas, por lo que hemos decidido resumirlas en un listado aclaratorio para que localices la información que buscas más fácilmente:

  • Redacción, estructuración y corrección de textos.
  • Escribir en el blog de un sitio web.
  • Redactar los textos (copys) de los anuncios de una empresa, adaptándolos a la plataforma correspondiente.
  • Revisar, analizar y decidir cómo usar las palabras clave (keywords) más eficaces para mejorar el posicionamiento del contenido en los buscadores.
  • Puedes especializarte en la creación de campañas publicitarias, ya sean on line o bien off line.
  • Gestionar el plan de contenidos de una empresa. Se incluyen en este apartado los artículos para el blog y los destinados a la venta o promoción directa.
  • Crear un estilo y un tono específico para cada contenido que se identifique tanto con el cliente potencial como con la filosofía de la empresa.
  • Corregir gramatical y ortográficamente los contenidos sin olvidar la importancia de su estilo y de la correspondiente estrategia SEO.

Una de las tareas del copywriter es escribir el blog de la web corporativa.

Buenas prácticas a tener en cuenta

Aunque pueda parecer paradójico, si te conviertes en copywriter, tendrás que poner en marcha una serie de buenas prácticas, pero siempre sin salirte de las coordenadas que te marque la empresa. ¿Es posible sorprender a pesar de las condiciones que te puedan poner? Apuesta por las siguientes directrices:

  • Usa descripciones que no tengan relación alguna con las que pueda encontrarse el cliente en otra web similar.
  • Utiliza el mismo lenguaje que el cliente. La segmentación de los usuarios te ayudará a conocer mejor el estilo que debes usar. Por ejemplo, no es lo mismo escribir para una persona de 20 años que para una de 60. En ambos casos, has de ponerte siempre en su lugar y pensar qué necesita y por qué debería confiar en tu propuesta.
  • No olvides que el copywriting es sinónimo de vender («estas zapatillas te harán volar») y que los contenidos («estas zapatillas se diseñaron para corredores») se limitan a describir y a informar.

Es decir, a la hora de ponerte a escribir, es posible que te encarguen desde un artículo promocional a una nota de prensa, pero no estarás actuando como copywriter. Para ejercer realmente esta profesión, has de redactar un texto que describa un producto determinado de forma distinta. Tu principal objetivo es que alguien se enamore de sus virtudes y termine comprándolo.

¿Cuánto cobra un copywriter?

Debemos adelantarte que nadie te va a regalar nada y que solo tu esfuerzo diario y la constancia te ayudarán a mejorar. Lo habitual es que tengas dos salidas profesionales:

  • Trabajar para una o varias empresas fijas. Puedes formar parte de su plantilla e ir redactando lo que te soliciten progresivamente. El sueldo, según un reciente estudio, puede ser de unos 2000 euros mensuales. Esta alternativa no es, desgraciadamente, tan habitual como la que te comentamos a continuación.
  • Ser autónomo y ofrecer tus servicios a varias compañías o colaborar con plataformas específicas. Solo tendrías que crear tu sitio web o bien hacer una pequeña prueba para comenzar a trabajar con empresas especializadas que van subiendo a sus plataformas los encargos a realizar. En estos casos, el sueldo puede ser de unos 1200 euros mensuales de media, pero recuerda que todo dependerá de tu esfuerzo y de las fluctuaciones del mercado.

A todo lo anterior has de sumarle que, como profesional independiente, podrás trabajar desde donde quieras, organizar tu horario y decidir el tipo de trabajo que quieres realizar. Poniéndote un horario, escribiendo ocho horas o más al día y actualizando tus conocimientos de forma periódica no tardarás en dominar un oficio apasionante.

Así, el copywriting puede ser la disciplina que te permita desarrollarte como profesional en el ámbito del marketing digital. Si te gusta escribir, quieres ayudar a una empresa a vender más y no te asustan los retos (no todo será coser y cantar), no lo dudes. Prepárate para entrar en un sector que te sorprenderá y que te permitirá ir creciendo progresivamente a medida que ganes experiencia. No tardarás en darte cuenta de que es posible trabajar en un área que brilla por su adaptabilidad y por su constante renovación.