Entre los accesorios más utilizados en la actualidad, se encuentran los de joyería y bisutería. Además de tener valor estético, sirven para afirmar tu individualidad o identificarte con un grupo social. También, supone seguir las modas o simbolizar un sentimiento, como sucede con los anillos de matrimonio. Pero, ¿qué diferencia hay entre ambas disciplinas? En el post de hoy te las explicamos para que sepas distinguirlas. Y recuerda que puedes enfocar tu futuro profesional hacia el sector de la moda e imagen a través del doble Máster en Patronaje y Diseño de Moda + Máster Personal Shopper. ¡Síguenos!

Qué son la joyería y la bisutería

En todas las épocas y culturas, el ser humano ha tratado de embellecer su entorno y, especialmente, su persona. El maquillaje, los tatuajes, la ropa y los adornos corporales cumplen esta función. Siguen patrones culturales o religiosos; además, tienen una utilidad práctica en muchas ocasiones.

Quizá la mejor manera de definir la joyería es el arte y la técnica de diseñar y fabricar joyas. Algo similar podríamos afirmar de la bisutería, con la que, sin embargo, es posible establecer algunas diferencias. La joyería y bisutería no significan lo mismo.

Los materiales, la calidad y la concepción de una y otra son muy distintos. De igual manera, podemos decir que, a pesar de tener una función parecida (engalanarte), responden a dos nociones muy diversas. Las personas que no conocen bien qué es una alhaja podrían confundirse.

Origen de la joyería y de la bisutería

Todos los pueblos, desde la prehistoria hasta las antiguas civilizaciones, han utilizado objetos con un valor especial para usarlos como adorno o símbolo, y hasta para la protección espiritual. Los dientes de animales, las plumas y las conchas marinas eran frecuentes accesorios.

Con el avance de la humanidad, las joyas comenzaron a hacerse con piedras preciosas. Los romanos alcanzaron una gran destreza en el arte de grabar las gemas, lo que se llama glíptica. Utilizaban topacios, ágatas, zafiros y esmeraldas. En la Edad Media, estos artículos se reservaban a las personas poderosas: obispos, comerciantes prósperos, reyes y gobernantes. Para manifestar el amor cortesano que un caballero profesaba a su dama elegida, una alhaja era el regalo perfecto.

Posteriormente, comenzó a elaborarse una joyería más asequible, desprovista de las gemas y los metales preciosos que caracterizaban a la conocida anteriormente. En 1724, Georges Frédéric Strass creó piedras hechas de vidrio, tan perfectas que parecían diamantes.

Daniel Swarovski desarrolló los primeros cristales en 1892 y creó la marca que lleva su nombre. La belleza de sus adornos corporales representó entonces una forma menos onerosa de alcanzar un estatus social.

Ya en tiempos más modernos, Gabrielle Chanel fue una precursora de la bisutería, gracias a sus collares de perlas falsas. Las resinas y las piedras semipreciosas han contribuido también al nacimiento de la bisutería o “joyería accesible”.

Diferencias entre joyería y bisutería

Te mencionamos anteriormente que la bisutería y joyería no son conceptos equiparables. Veamos cuáles son las razones que establecen una diferencia entre ambos.

Diseño

La joyería tiene la característica de que se conciben y fabrican piezas únicas. El valor de la pieza de orfebrería no solo radica en el coste de los materiales, sino en su singularidad desde el punto de vista estético. Se valoran en un alto grado la originalidad, la perfección, la belleza y la exclusividad. Por el contrario, la bisutería se produce de forma masiva, en serie. Puedes encontrar los mismos accesorios en varios lugares y, por ello, los diseños distan de ser exclusivos.

Materiales

En la confección de las alhajas, entran los metales nobles como el platino, la plata, el oro y el rodio. El oro o la plata de los accesorios vienen grabados con la ley, cosa que no puede suceder con otro tipo de metales. Las piedras preciosas de alto valor, como los diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas, son las preferidas de los orfebres más exigentes. Sin embargo, los topacios, ópalos, perlas y amatistas también son gemas apreciadas.

En la bisutería, en cambio, se utilizan metales más económicos: acero, latón, peltre o zamac. Las piedras pueden ser semipreciosas, entre las que figuran el jade, ámbar, circón, cuarzo y malaquita. También se recurre a cuentas hechas de madera o de resinas, perlas de imitación, vidrio, semillas o nácar. Incluso se utilizan materiales textiles, como las lentejuelas, la mostacilla, los tejidos y las borlas.

Durabilidad

Una joya puede durar para siempre, pues los materiales nobles tienen una cualidad imperecedera. Además, como son químicamente estables, no producen reacciones alérgicas. Por su parte, la bisutería puede ennegrecerse con rapidez o romperse, y algunos de los metales utilizados causan alergias a muchas personas.

Marcas de referencia en bisutería y joyería

Las marcas de bisutería y joyería preferidas tienen su historia. Responden al concepto que inspiró a sus creadores. Has de saber que esta es una de las razones por las que son altamente valoradas.

Tiffany

Esta empresa fue fundada en 1837 por Charles Lewis Tiffany y Teddy Young en Nueva York. En la actualidad, cuenta con 64 tiendas en Estados Unidos y más de 100 en todo el mundo. Entre los diseñadores actuales de más prestigio, encontrarás a Paloma Picasso, Frank Gehry y Elsa Peretti.

Joyas Majorica

Un clásico hecho en España. Se fundó en Mallorca en el año 1890. Representa la clase y la trayectoria, tanto en sus emblemáticas perlas como en las joyas y bisutería fina. No ha dejado de crecer y, en la actualidad, es también una marca que diseña gafas y bolsos.

Joyería Tous

Otra marca clásica muy exitosa y de prestigio mundial. Su origen se remonta a 1920, con una empresa familiar española. Trabaja cada pieza combinando técnicas artesanales y las tecnologías más avanzadas.

Alhaja Cult Store

Se inició en 2019 como respuesta a la necesidad de expresarse de Irene Rodrigo y María Borrero. Se han dejado influenciar por lo clásico y lo contemporáneo para crear piezas que pueden ser llevadas indistintamente por hombres y mujeres. En sus diseños exclusivos, utilizan latón con baño de oro, cristales, perlas cultivadas y coral.

Julieta Álvarez

Es una marca de cerámica que ha derivado a la joyería, con piezas producidas íntegramente en el atelier de su creadora, en España. Son productos de autor, llenos de poesía y colorido, que mantienen la elaboración manual. También se utilizan el oro blanco y la plata, así como piedras totalmente naturales.

La joyería y la bisutería son dos mundos diferentes. Puedes vivir en los dos conociendo las diferencias y virtudes de cada uno. Con ambos tipos de creaciones, puedes expresar tu personalidad.