Montar una microcervecería es uno de los proyectos que ha inspirado a diferentes emprendedores. Profesionales que han llevado a cabo esta idea de negocio con el fin de innovar en este sector. Tomar una cerveza es uno de los placeres sencillos que los clientes disfrutan cuando acuden a un bar. Sin embargo, la propuesta de valor de este producto en el ámbito de la microcervecería es su carácter artesanal. Un carácter que mima el sabor de esta bebida.

 

Además, este es un proyecto pequeño. Y, desde esta perspectiva, se diferencia de una gran fábrica especializada. La búsqueda de la calidad en una cervecería artesanal también parte de la apuesta por este proceso de elaboración. Un proceso que, como indica su propio nombre, prioriza la búsqueda de la tradición. Puedes aprender más sobre su proceso de producción con el Postgrado Experto en Microcervecería que encontrarás en la oferta formativa de la Escuela.

 

Esta idea de negocio vive un buen momento de éxito. Se dirige a un público objetivo que desea descubrir nuevas propuestas de calidad. Es decir, disfrutar de nuevas experiencias. ¿Cómo montar un negocio de estas características? Aquí tienes ocho consejos para poner en práctica.

 

1. Analiza el sector para montar una microcervecería

 

Antes de impulsar este emprendimiento, infórmate sobre el punto de partida de otros proyectos. Descubre el potencial de esta idea a partir de la referencia de otras iniciativas. Dichos proyectos pueden inspirarte a través de su historia. Existen distintos ejercicios que puedes llevar a cabo para profundizar en el potencial de este sector. Por ejemplo, estudia cuáles son las oportunidades potenciales de tu idea de negocio.

 

Pero ten en cuenta también qué obstáculos encontrarás en el camino. Del mismo modo, concreta cuáles serán las principales fortalezas de esta iniciativa. Y, a continuación, sintetiza las posibles debilidades. Cada uno de estos apartados te ayuda a responder de forma eficaz en el emprendimiento. Por ejemplo, una vez que conoces cuáles son las debilidades, puedes plantear distintas posibilidades.

 

2. Formación continua para emprender

 

Emprender un negocio de cualquier tipo es un proceso complejo. La formación aporta conocimiento y recursos que el profesional traslada al trabajo diario. Por ello, dedica tiempo a estudiar y prepararte para impulsar el éxito de esta misión. El éxito de esta iniciativa dependerá no solo de la calidad de un buen producto, sino también de un buen marketing. Por ello, tu formación puede tener un enfoque multidisciplinar.

 

Tus conocimientos en esta materia te ayudarán a potenciar la comunicación con los clientes. La competencia forma parte de la realidad del emprendimiento. Y las acciones que refuerzan la identidad del proyecto son muy positivas. Este plan de formación puede acompañarte siempre. Es decir, puedes conciliar la gestión del negocio con esta responsabilidad constante por seguir aprendiendo.

 

3. Define la historia del proyecto de la microcervecería

 

Esta bebida no solo se define por su sabor único, sino también por su historia. ¿Cuál es el relato vinculado a esta iniciativa? Comparte este relato para hacer partícipe al público objetivo de este mensaje. Publica esta información en la página web de la marca. Crear un espacio online profesional que dé la bienvenida a potenciales visitantes es un paso esencial. Además de ofrecer un buen producto, también es importante que cuides el posicionamiento online.

 

Tú conoces muy bien la historia de este proyecto. Esta iniciativa ha sido posible gracias a ti.

 

4. Elección del nombre de la microcervecería

 

Cada uno de los detalles del emprendimiento es importante. Además de ofrecer un producto que sigue un proceso de elaboración artesanal, existe un dato muy relevante: el nombre. Este dato identifica al producto y será recordado por los clientes. Por ello, dedica tiempo a decidir esta cuestión hasta dar con la clave de una idea definitiva. La elección del nombre es una decisión a largo plazo. Un dato que también estará muy presente en las acciones de marketing del negocio. Y, por supuesto, también en la página web de tu microcervecería.

 

5. Equipo de trabajo

 

Un emprendedor se rodea de un buen equipo. Planifica esta cuestión analizando las necesidades y competencias de cada puesto de empleo. La búsqueda de un profesional debe partir de esta atención al puesto. Este proyecto también es el resultado del trabajo en equipo.

 

Guía a los profesionales que te acompañan en esta búsqueda de la excelencia. Una excelencia que conduce a la meta de ofrecer una cerveza de calidad. Existen distintos aspectos que puedes valorar en este proceso de selección. Entre ellos, la pasión que los candidatos muestran por esta idea de negocio.

 

6. Ubicación del emprendimiento

 

¿En qué lugar vas a establecer la microcervercería? Intervienen diferentes decisiones para emprender este negocio. La ubicación contextualiza la idea en un lugar concreto. Dicho lugar forma parte de la historia de la nueva cerveza. El interés por el producto local constituye una propuesta de valor para el público objetivo.

 

7. Asesoría para emprender

 

La ilusión es el verdadero motor durante el proceso de emprendimiento. Pero, más allá de esta cuestión, también es importante que cuentes con información práctica. Son muchos los datos que intervienen en esta experiencia profesional. La asesoría especializada para emprendedores ofrece respuestas a preguntas que tal vez tengas en este momento. Este servicio de asesoría es una inversión que puede ayudarte a gestionar distintos trámites. Es importante que estés atento a los aspectos legales para cumplir con la normativa. Por todo ello, la asesoría te aporta un acompañamiento cercano.

 

8. Innovación

 

La producción y consumo de cerveza artesana vive un excelente momento en la actualidad. Muchos profesionales ya han iniciado este camino. Es un sector en el que existe competencia, sin embargo, la innovación es posible. Por ello, busca el modo de innovar en la realidad concreta de tu proyecto. Quizás puedas diseñar un catálogo con cervezas artesanales de distintos sabores. Dale un toque original y creativo a tu microcervecería, será la nota que distinguirá a tu negocio.

 

Por tanto, montar una microcervecería es una idea de negocio en la que inspirarte si te interesa este sector. Estas recomendaciones para emprender te ayudarán a reflexionar sobre tu propio proceso de emprendimiento. Existe una cuestión que es vital en cualquier tipo de emprendimiento: define el objetivo a alcanzar. Una vez que ya conoces esta información, orienta tus pasos hacia esta dirección. Los objetivos adquieren verdadera entidad cuando los vinculas a plazos de tiempo realistas.