La llegada de la Navidad es una estupenda oportunidad para decorar la casa con adornos navideños caseros hechos por nosotros. Si tienes conciencia ecológica y quieres darle un aire nuevo a tu celebración, estos ornamentos reflejarán perfectamente tu compromiso. ¿Hay niños en tu entorno? Si los haces con ellos, será una lección de vida maravillosa y consolidarás los vínculos afectivos que os unen. Por eso, en este post te proponemos seis ideas de adornos navideños caseros que no te resultarán difíciles de crear con materiales reciclados. Y recuerda que, si eres creativ@ y manitas, puedes ampliar tus conocimientos a través de nuestra cursos de artesanía.

Ideas para hacer adornos navideños caseros

¿Estás preparado para ponerte manos a la obra? Vamos a intentar proponerte ideas sencillas y fáciles de hacer. Pero también incluiremos una alternativa adicional algo más compleja. Seguro que entre nuestros lectores tenemos a más de un artista en potencia.

Estrellas de papel o cartón

Solo necesitas utilizar el cartón de las cajas usadas que tengas por tu casa o comprar papel o cartulina reciclados de colores. Dibuja sobre ellos, primero a lápiz y luego repasando con rotulador, estrellas de cinco puntas. Si se te da bien dibujar, trata de hacerlas iguales. Si no, desarróllalas con tamaños y formas diferentes para que se note menos tu escasa habilidad. Recórtalas con cuidado y aprovecha el espumillón que ya no utilizas en tu árbol para adornarlas todavía más. Una vez terminadas, colócalas en tu abeto navideño o sitúalas por las paredes o los textiles de casa. Forma con ellas parejas, tríos o grupos cuidadosamente organizados.

Portal de Belén doméstico

¿Quieres reproducir el origen de la Navidad de forma alternativa? Puedes representar el nacimiento del Niño Jesús con elementos que tus hijos ya tienen en casa. Haz un castin entre sus muñequitos y sus figuras recreativas para decidir cuál representará cada papel. Si involucras a tus peques en esta actividad, disfrutarán muchísimo. Lo más complicado es encontrar a los mejores Niño Jesús, Virgen María y San José. Una vez logrado, no tendrás mayores dificultades para ir decidiendo quiénes serán los demás protagonistas: los Reyes Magos, la mula, el buey, los pastores, etc.

Una caja de cartón decorada con cariño será el portal idóneo para este nacimiento. Si tienes sitio en la habitación de tus peques, colócalo ahí y no dejarán de jugar con él.

Ramas decorativas

¿Te gusta la atmósfera nórdica en tu decoración? Aprovecha alguna escapada al monte para recoger ramas y hojas bonitas con tus familiares. Guárdalas hasta que llegue el momento de decorar de forma navideña tu casa y empléalas para adornar tu árbol de Navidad. Puedes intercalarlas con el resto de los ornamentos o usarlas de forma monotemática. ¿Tienes un centro de mesa? Te quedará genial si las combinas ahí con espumillón y algunas bolas blancas, rojas o doradas. ¡Los previos al banquete serán más llamativos que nunca!

Guirnaldas al gusto

Utiliza cartulinas rectangulares de procedencia ecológica para crear estas composiciones en guirnalda. Te quedarán estupendas en las paredes de tu recibidor y en tu salón. Si quieres darles un toque aún más creativo, y te manejas bien con ellas, puedes utilizar unas tijeras dentadas. No te resultará difícil encontrar en Internet algún patrón bonito. Por ejemplo, paquetes de regalos, duendes de la Navidad, camellos, estrellas o cualquier otro motivo. Un hilo resistente de lana de tu caja de costura te permitirá colgarlas allí donde tú quieras.

Renovación de las bolas de siempre

¿Te apetece darle un giro a tus adornos navideños este año? No tienes que tirarlos y comprar otros nuevos. Solo debes aplicar algunos recursos creativos para convertirlos en objetos diferentes. Así, por ejemplo, puedes recortar trozos de papel y pegarlos en su superficie esférica para conseguir un efecto distinto. También las bolitas de plastilina de distintos colores te ayudarán a cambiarles la cara de una forma sorprendente.

Pingüinos de plástico reutilizado

¿Nos planteamos un reto mayor? Estos simpáticos personajes te quedarán fetén por poco que poseas ciertas habilidades artísticas. La materia prima que vamos a utilizar son las botellas usadas de refresco de 1,5 litros. Ve guardándolas con antelación y límpialas antes de ponerte a tunearlas. Necesitas tres de ellas para cada pingüino que vayas a hacer.

Empieza cortando la primera botella a un tercio de su altura desde la base. Seguidamente, córtale solo la base a la segunda botella. Enfréntalas, hazlas encajar una con otra y fija esa posición con el pegamento que tengas por tu casa.

Es el momento de colorear con pintura acrílica blanca toda la estructura. Después, en la parte media-baja frontal, dibuja con rotulador el frac del animal y píntalo de negro.

Continúa cortando a ras la base de la tercera botella. Píntala con un color vistoso o con un estampado llamativo, al gusto familiar. Adicionalmente, crea los ojos, el pico y cualquier detalle díver que se te ocurra. Cuando lo hayas hecho, aplica una mano de barniz encima.

Ya solo te quedan los detalles textiles. Haz algunos pompones con lana de color y pégalos sobre el gorro. Por último, reutiliza un trozo de tela para crear una bufanda al personaje. No olvides hacerle algunos flecos con la tijera y anudársela con gracia al cuello. Puedes hacer tantos pingüinos como te apetezca.

Tips sostenibles para esta Navidad

Antes de cerrar este contenido, queremos transmitirte una batería de sugerencias, consejos y recomendaciones adicionales. Te permitirán vivir la Navidad de forma sostenible con un decoración amigable con nuestro planeta:

  1. Si necesitas comprar algún adorno, decántante siempre por los materiales sostenibles: barro, madera, cartón… Di no a los plásticos desechables en todo caso.
  2. Apuesta por el comercio de proximidad si tienes que hacer compras.
  3. Crea una pared de pizarra y dibuja motivos navideños en ella con tizas de colores. También puedes pegar post-it con mensajes entrañables.
  4. Apaga las luces decorativas siempre que sea posible. Selecciona bien en qué momento las dejas encendidas.
  5. Olvídate de la cubertería y las vajillas de un único uso. Apuesta por menajes reutilizables.
  6. Sé valiente: reemplaza el papel de regalo por envoltorios de papel de periódico. Total, van a acabar en la basura de igual modo.

Como ves, hacer adornos navideños caseros bonitos y vivir unas navidades mucho más sostenibles depende de ti. Sigue estas ideas para decorar tu casa o inspírate en ellas para desarrollar otras propias. ¡Felices fiestas ecológicas!