En un principio, el escaparatismo apareció como rama de la decoración, pero poco a poco ha ido cogiendo relevancia hasta convertirse en un trabajo profesional por sí solo.

Los escaparates que vemos a diario no están puestos al azar, su función llega más allá de la mera exhibición de productos de la tienda. Es como la tarjeta de presentación de la tienda, si te gusta lo que ves te invita a entrar. Su objetivo principal es conseguir que los clientes potenciales entren en el local.

El escaparate de una tienda es el medio de publicidad que está en contacto más directo con el comprador. Con la competencia de mercado cada vez más agresiva, es una competencia estratégica para poder promover los productos mediante el impacto visual.

Los escaparates forman parte de la imagen de la ciudad. Un buen escaparate sabe captar la atención del peatón y despertar su impulso de compra.

RECOMENDACIONES PARA UN BUEN ESCAPARATE

  • El escaparate debe transmitir la información al posible comprador de lo que encontrará dentro de la tienda
  • Sé original, llamarás más la atención
  • Un escaparate cambiante mantiene la atención del comprador, cámbialo con asiduidad.
  • No debes poner todos los productos a la vista, elige bien
  • No ocupes el espacio dedicado a los clientes
  • El movimiento es uno de los mayores estímulos sensoriales, ¡úsalo!
  • Utiliza la iluminación para destacar los productos
  • Planifícate, ten en cuenta el calendario festivo y los diferentes eventos para prepararlo por temáticas

 

El escaparatista es el responsable de todas las actividades de promoción de ventas dentro de la tienda y cada vez más, una figura necesaria para todos los negocios con escaparate. Fórmate en este campo laboral con futuro con nuestra doble titulación en  Master en Escaparatismo y Animación Comercial + Master en Personal Shopper y Coach. Haz clic aquí para más información.