Los movimientos artísticos son tendencias vinculadas al arte que comparten un estilo o una filosofía comunes. Además, los siguen muchos artistas durante un periodo considerable de tiempo. Se extienden por distintos ámbitos geográficos e influyen en la realidad social de su época.¿Sabes cuáles son los principales movimientos artísticos de la historia del arte? ¿Aquellos que determinaron o reflejaron grandes cambios culturales, sociales y científicos? Los repasamos juntos. Y recuerda que puedes especializarte en valoración de obras artísticas a través del Máster en Tasación de Obras de Arte y Pintura.

¿Cuáles son los movimientos artísticos más importantes de la historia?

El arte la principal vía de expresión del ser humano, por lo que cada movimiento artístico refleja la expresión artística compartida, y con una serie de características propias, durante una etapa concreta de la historia humana.

Los encargados de clasificar los movimientos artísticos que han habido a lo largo de nuestra trayectoria son los historiadores del arte, que atienden a una serie de criterios, como es una generación o época, y que trasladan a las diferentes áreas del arte, la literatura o las bellas artes (como es la música y las artes visuales). Ahora bien, en arte, ¿cuáles son las corrientes artísticas más importantes de la historia? A continuación, te las enumeramos.

Renacimiento (1400-1550)

A finales del siglo XIV, diferentes pensadores italianos consideraron superada la bárbara Edad Media y sentaron las bases del Renacimiento. Se sustentó en una vuelta a la esencia de la Grecia y la Roma clásicas. La armonía, la perfección humana, las proporciones, la mitología, la perspectiva y el esplendor visual volvieron a ser claves.

Entre los nombres propios de este estilo figuran Miguel Ángel, su David, su Piedad y su Capilla Sixtina; La Gioconda y el Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci; así como El nacimiento de Venus de Boticelli.

Barroco (1600-1750)

Aunque mantuvo los ideales estéticos renacentistas, la llegada del Barroco supuso un cambio de enfoque. La atracción se dirigió a lo irregular, el drama, lo enrevesado, la exuberancia, el contraste y los claroscuros. La paradójica mezcla de sensualidad y espiritualidad es uno de sus atributos significativos.

Estas son las obras barrocas que debes conocer y reconocer:

  • Las Meninas. Velázquez.
  • La conversión de San Pablo. Caravaggio.
  • La ronda de noche. Rembrandt.
  • La Biblioteca de Viena.

Realismo (1848-1900)

El realismo se centra en representar con detalle, precisión y sin ornamentos la vida contemporánea. Abandona el idealismo y la imaginación al representar lo ocurrido. Su principal interés es lo cotidiano, la existencia circundante.

En pocos movimientos artísticos puedes encontrar tantos retratos de campesinos, trabajadores y boxeadores descritos con todo lujo de detalles. Surgió en Francia tras la Revolución de 1848 y convirtió la clase trabajadora en epicentro artístico.

Junto a obras literarias míticas como Rojo y negro, de Stendhal, La piel de zapa de Balzac, Guerra y Paz de Tolstói y Crimen y castigo de Dostoyevski, debes recordar estas pinturas realistas:

  • Les casseurs de pierre. Gustave Courbet.
  • La pastora. William-Adolphe Bouguereau.

Impresionismo (1865-1885)

Durante veinte años, este movimiento artístico francés se impuso en pintura y música. La luz y el color fueron sus anhelos principales. Propuso plasmar una nueva forma de mirar la realidad, con impresiones fugaces, tonos, texturas y recursos innovadores.

Los principales nombres propios de este enfoque fueron Manet, Monet, Degas y Pissarro. El nombre elegido refleja la vocación de capturar impresiones visuales. Para ello, se apoyaban en pinceladas rápidas, colores bien elegidos, temáticas comunes, luminosidad y ambientes fotográficos.

¿Conoces estas creaciones del impresionismo?:

  • Juegos de agua y Bolero. Maurice Ravel.
  • Impresión, sol naciente y Mujer con sombrilla. Claude Monet.
  • Paseo a orillas del mar. Joaquín Sorolla.
  • Mujer bañándose. Edgar Degas.

Postimpresionismo (1885-1910)

Otro de los movimientos artísticos reconocibles es el postimpresionismo. Van Gogh, Cézanne, Seurat y Gauguin son sus principales representantes. Surgió como una reacción directa contra el impresionismo y se opuso a la espontaneidad y naturalidad al representa luces y colores.

Mantuvieron también la idea de que color y forma podían ser independientes. Y que la composición tenía valor emocional y estético. Abogaron, sin embargo, porque la esencia del arte era el simbolismo: había que comunicar mensajes desde el subconsciente. La expresión espiritual y personal se convirtió en lo principal.

Ten presente estas obras postimpresionistas cuando necesites identificarlo entre los demás movimientos artísticos:

  • AutorretratoLos Girasoles y La noche estrellada. Vincent van Gogh.
  • Los jugadores de cartas. Paul Cézanne.
  • ¿Cuándo te casas? Paul Gauguin.

Fauvismo y Expresionismo (1900-1935)

Ya en el siglo XX, los trazos gruesos, los colores que se salen de la página y las tonalidades antinaturales fueron los recursos utilizados por estas dos corrientes artísticas.

En el fauvismo, la emoción y la audacia al administrar las pinceladas eran esenciales. La fidelidad a la naturaleza, prescindible. Mujer con sombrero, de Matisse, y el puntillismo de Signac son algunos de sus referentes. Derain, Rouault y Dufy también destacaron en este movimiento.

En cuanto al expresionismo, El grito de Munch, Muerte y fuego de Klee y El jinete azul de Kandinsky figuran entre sus mayores exponentes. ¿Cómo puedes identificar a este movimiento? Su finalidad es reflejar el efecto de lo exterior sobre la interioridad. Sus colores son intensos, no naturalistas, y la pintura se acumula creando texturas muy potentes. Cada obra, en definitiva, refleja los sentimientos del autor.

Cubismo (1905-1920)

Pablo Picasso y Georges Braque fueron los principales impulsores de este estilo enormemente visual. Rompieron con las técnicas tradicionales europeas y se apoyaron en otros recursos expresivos, sobre todo africanos. La angulosidad, los volúmenes, las fracturas y las combinación de planos y líneas cobran un protagonismo preferente. En realidad, la ruptura con el pasado es imparable.

No te será difícil diferenciar el cubismo de otros movimientos artísticos si observas estas obras:

  • Las señoritas de Avignon y Guernica. Pablo Picasso.
  • Casas en L’Estaque y Big Nude. Georges Braque.

Surrealismo (1917 a 1950)

El origen del surrealismo fue el dadaísmo, lanzado en Suiza por artistas como Tristan Tzara y Hans Arp. Como respuesta a la barbarie de la Primera Guerra Mundial, celebró el azar, el absurdo y la irreverencia. Marcel Duchamp, uno de sus precursores, lo asoció al concepto antiarte.

Sin embargo, fue el surrealismo el que consiguió evolucionar ese término y consolidar obras artísticas de verdadera referencia. Este movimiento exploró la psique humana y potenció lo poético, lo revolucionario y lo irracional. El sueño, lo onírico y el subconsciente fueron sus enseñas y sus temas.

Recuerda estas obras surrealistas:

  • Los amantes. René Magritte.
  • Jirafa en llamas. Salvador Dalí.
  • Niña con máscara de muerte. Frida Kahlo.

Pop art (1960)

Terminamos este recorrido con uno de los movimientos artísticos más reconocibles y presentes, todavía, en nuestra época: el pop art. Un estilo colorido basado en la cultura más popular, en la publicidad, el cine y lo cotidiano fue su propuesta. Elevó lo banal a un nivel perturbador y las imágenes comerciales se incorporaron al arte. Latas de sopa Campbell de Andy Warhol, Whaamm! Crying Gir de Roy Lichtenstein no deben faltar en tu memoria.

Estos son algunos de los movimientos artísticos más importantes de la historia del arte, no los únicos. Te animamos a profundizar en todos ellos para desarrollar tu sensibilidad y criterio.