¿Sabes cuáles son las pinturas artísticas más conocidas de toda la historia? A lo largo del tiempo ha habido grandes autores que han dejado su huella en la historia del arte. Es imposible hacer una lista completa, pero hoy te ofrecemos doce cuadros que todo amante del arte debe conocer. La lista está en orden cronológico, ¡no se puede escoger el más famoso de todos!

Si te apasiona la historia del arte y conocer los artistas más destacados de ayer y de hoy, puede que te interese formarte como experto de obras de arte. Dedícate a tasar pinturas o a identificar réplicas formándote con el Curso de Tasación de Obras de Arte.

1. El Nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli

En el año 1485 vio la luz una de las pinturas más representativas del quattrocento italiano. Este movimiento pictórico del Renacimiento es uno de los momentos cumbre del humanismo. En el cuadro encontramos la representación de un pasaje mitológico: el nacimiento de Venus tal y como lo cuenta Ovidio en Las Metamorfosis. Se hizo tan famosa que a día de hoy las monedas de 10 céntimos de euro italianas llevan el busto de esta Venus.

2. La Creación de Adán, de Miguel Ángel

La Capilla Sixtina fue una de las obras más ambiciosas de Miguel Ángel. Aunque es muy reconocible en su conjunto, hay un fragmento que sobresale entre los demás. La Creación de Adán data del 1511 y en ella se muestra a Dios insuflando la vida a Adán al juntar sus dedos. Además de la representación de esta escena bíblica tan importante en la cultura occidental, Miguel Ángel demuestra aquí sus conocimientos sobre anatomía.

3. La Gioconda, de Leonardo da Vinci

Terminada en el año 1519, no sabemos si La Gioconda es la pintura más famosa de la historia, pero es desde luego la más enigmática. También conocida como la Mona Lisa, esta obra está siempre abierta al debate. ¿A dónde miran sus ojos? ¿Quién es la mujer del cuadro? Las respuestas: en todos los libros y películas que ha inspirado.

4. La Joven de la Perla, de Johannes Vermeer

Algunos la llaman la Mona Lisa del norte, otros la conocen por ser una de las obras preferidas del Barroco flamenco. Vermeer terminó su obra en 1667 y desde entonces la intensidad de los colores de la misma no ha dejado de cautivarnos. El juego de luces y sombras, típico de las pinturas artísticas barrocas, ayuda a crear la expectación sobre una creación que también ha tenido impacto en nuestra cultura.

5. Los fusilamientos del 3 de mayo, de Francisco de Goya

En el año 1814 Goya, uno de los pintores españoles con mayor fama internacional, plasmó en lienzo un suceso histórico. Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío fueron un evento que ocurrió durante la guerra de la Independencia. En los personajes se deja ver el horror de la guerra, un tema que el autor continuaría explorando en su vejez.

6. La Libertad guiando al pueblo, de Eugène Delacroix

Cuando pensamos en la Revolución Francesa a muchos se nos viene a la mente este cuadro de Delacroix. No obstante, en realidad representa un momento posterior de la historia. La Libertad, personificada en la mujer que preside el cuadro, guía al pueblo mientras sostiene la bandera de Francia en lo alto. Bajo sus pies están los muertos de quienes lucharon «por la libertad» en la insurrección que tuvo lugar a finales de julio de 1830 en París.

7. Los Girasoles, de Vincent van Gogh

Van Gogh es uno de esos autores que todos conocemos y que incluimos en la lista de pinturas artísticas más famosas sin pensarlo dos veces. Hay muchos cuadros que recordamos de él: sus autorretratos, La Noche Estrellada, etc. Pero es quizás el uso casi abusivo del pigmento amarillo de los girasoles lo que lo hace destacar sobre los demás. Esta naturaleza muerta es una de las más conocidas de la historia y en ella podemos observar la habilidad del autor para crear texturas.

8. El Grito, de Edvard Munch

Uno de los grandes hitos del expresionismo es este archiconocido cuadro de Munch. En el centro, una figura humanoide se lleva las manos a la cabeza; a su alrededor el mundo se descompone. La muerte y la enfermedad mental fueron las inspiraciones de este aterrador cuadro. Desde entonces el cuadro se ha convertido en un símbolo de los trastornos mentales y ha servido para reivindicar el respeto por estas dolencias.

9. Los Nenúfares, de Claude Monet

Manet dio el pistoletazo de salida al movimiento impresionista a finales del siglo XIX. Pero seguramente fue unas décadas más tarde cuando alcanzó su máxima expresión. Los trazos etéreos de esta serie de nenúfares que incluye más de 200 obras aún hacen soñar a muchos. La representación de los estanques tranquilos al atardecer ha inspirado algunas de las paletas de colores que más se llevan en la actualidad.

10. Composición VIII, de Wassily Kandinsky

Uno de los indispensables cuando hablamos de arte abstracto es el ruso Kandinsky, antiguo profesor de la Bauhaus. La Composición VIII incluye algunas de las formas que obsesionaban al autor: círculos, líneas rectas y ángulos. Conocer en profundidad su significado es una quimera. Pero de lo que no nos cabe duda es de que se trata de una pintura que ha abierto interrogantes desde 1923.

11. La Columna Rota, de Frida Kahlo

La historia del arte ha sido poco agradecida con las pintoras, pero esto no ha impedido que algunas se hayan hecho un hueco en los manuales de historia. Frida Kahlo es una de ellas y su presencia en estampados textiles es solo una prueba de ello. La Columna Rota es una pintura autobiográfica en la que la mexicana explora el dolor del accidente que sufrió y que cambió su cuerpo para siempre.

12. Guernica, de Pablo Picasso

Finaliza la lista otro cuadro que conmemora -o más bien denuncia- hechos históricos. Picasso recoge el horror vivido en la ciudad homónima tras su bombardeo durante la Guerra Civil. Expuesto en el Reina Sofía de Madrid, es una obra con la que comprender mejor el alcance de este momento de la historia. Su inabarcable simbolismo es un grito de denuncia ante el horror de la barbarie.

En esta pequeña selección de 12 pinturas artísticas tenemos algunas de las obras que han cambiado la historia del arte. Con ellas recordamos eventos políticos o ilustramos corrientes pictóricas. Por supuesto, hay muchas más. ¿Cuáles son tus preferidas?