Los tatuajes celtas son unos de los más solicitados a día de hoy. Sus atractivos diseños y la antigua simbología que esconden hacen que su popularidad no decaiga desde hace décadas. Si estás pensando en hacerte uno pero estás un poco perdido, has llegado al post correcto. Aquí encontrarás todo sobre sus orígenes, las técnicas que se emplean y lo más importante: el significado que esconden. Y si quieres dedicarte profesionalmente al mundo del tatuaje, puedes formarte y profesionalizarte a través del Máster experto en Tatuajes e Higiénico Sanitario.

Origen de los tatuajes celtas

Todos los historiadores coinciden en el uso que hacían los celtas de los tatuajes: se los hacían para que les transfirieran más poder durante las batallas. Normalmente se tatuaban nudos y lazos, imágenes relacionadas con su mitología politeísta.

Casi toda la mitología celta se desarrolló durante la Edad del Hierro, es decir, antes de que apareciera la escritura. Las creencias eran transmitidas oralmente. Por tanto, las pocas fuentes disponibles sobre sus significados son de época grecorromana. Los manuscritos hallados en las Islas Británicas con símbolos celtas han permitido que lleguen hasta nuestros días.

Según las fuentes, los tatuajes de carácter ritual o religioso que se hacían eran mayoritariamente temporales: se circunscribían al momento concreto de la guerra. No obstante, ciertas tribus sí se hacían tatuajes permanentes. El pigmento que utilizaban era carbón vegetal u óxido de hierro.

Técnicas y tipos de tintas

Actualmente estos tatuajes se realizan con técnicas y tintas habituales en los estudios. Solo se emplean tonos negros, grises y blancos mediante un procedimiento similar al del resto de trabajos. Una vez hayas escogido tu diseño, el tatuador lo pone en tu piel con un papel especial. Te quedará una impresión similar a las calcomanías que usabas de pequeño.

A partir de ahí, si estás conforme y todo está correcto, comienza el tatuado como tal. La aguja irá dibujando los contornos y el trazo interior del diseño con precisión. La tinta se irá impregnando en las células de la dermis, la segunda capa de tu piel. Así se garantiza que el tatuaje dure más tiempo y tenga menos posibilidades de dispersarse o decolorarse.

Es importante que acudas a centros especializados, con profesionales con la experiencia necesaria para hacerte justo lo que estás pidiendo.

Tipos de tatuajes celtas: símbolos y significados

Estos tatuajes suelen identificarse como una subcategoría de los tatuajes tribales. ¿El motivo? Los diseños son abstractos, con líneas y dibujos geométricos que se entrelazan y encierran una simbología. Estos son los más habituales.

La cruz celta

La cruz celta es de las primeras manifestaciones del arte de esta sociedad. Aparece una vez que los celtas aceptan el cristianismo, entre los siglos IX y XII d. C. Podrás identificarla porque emplea la característica cruz cristiana y un círculo o anillo rodeando sus cuatro brazos. El interior de la cruz está diseñado con unas líneas entrelazadas conformando nudos. Por tanto, surge un contraste muy atractivo entre la simpleza de las formas y lo intrincado del diseño interior.

En lo que respecta a su significado, es muy parecido al de la propia cruz cristiana. No obstante, el círculo sigue siendo un auténtico misterio interpretativo. Hay quienes creen que simboliza la luna o el sol, dos de los astros más venerados por los celtas paganos. Así pues, podría interpretarse como el acercamiento de los paganos a la religión cristiana.

El trisquel

El trisquel es la representación de la sagrada trinidad celta. Sin embargo, su significado depende del enfoque que quieras darle:

  • Desde el punto de vista cristiano, representa a la Sagrada Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
  • Según el paganismo, es la conjunción del pasado, el presente y el futuro. Simboliza el crecimiento y evolución de aquel que lo porta.
  • La última mirada, más moderna (también conocida como new age), lo interpreta como el equilibrio entre cuerpo, alma y mente.

Este dibujo se conoce también como triple espiral por su forma. Otras interpretaciones lo vinculan al nacimiento, la vida y la muerte; otras tantas, con el agua, la tierra y el aire. Como verás, siempre cadenas consecuentes relacionadas con el número tres.

El nudo celta

Su diseño consiste en líneas trenzadas. Puedes tatuártelo en solitario, varios unidos o como parte integrante de la cruz celta. Era un motivo ornamental que aparece tanto en manuscritos cristianos como en grabados pétreos.

Los nudos celtas, por lo general, no tienen fin: puedes hacerte la repetición cuantas veces quieras para cubrir cualquier superficie. Los nudos celtas, ya aparezcan en forma triangular o circular, permiten relacionarlos con la idea de unidad. Además, la infinitud de las repeticiones ha sido vista como la eternidad.

Su significado, aunque sujeto a debate (como que pudo ser una protección contra malos espíritus), es fundamentalmente decorativo. Quizá tuviera una simbología concreta en el momento, pero la falta de testimonios escritos nos impide conocerla.

El Árbol de la Vida

El Árbol de la Vida celta fue central dentro de la mitología de esta cultura. Para los celtas, los árboles tenían gran importancia, pues simbolizaban a sus antepasados. Eran asimismo la fuente de la vida: de ellos obtenían los frutos necesarios para alimentarse y el fuego para mantener el calor.

El significado más aceptado es la armonía entre la naturaleza y la vida, la fuerza y la sabiduría. Otros lo vinculan al ciclo natural: los árboles se morían durante el invierno y renacían en primavera. Asimismo, la historia ha demostrado algo curioso: cada vez que los celtas hacían un nuevo asentamiento, plantaban en el centro un árbol como símbolo de la vida.

Símbolo quíntuple

El número cinco es también importante al estar relacionado con la mitología. Se dice que representa la unión entre los elementos naturales y el universo, en el centro. Todos convergen para dar lugar a la vida.

La triqueta

Está conformado por tres arcos de forma triangular. Al aparecer junto a otros símbolos, se considera que tiene un mero carácter ornamental. Ya a partir del cristianismo se relacionó con la Santísima Trinidad.

Aunque aquí has encontrado una pequeña selección de los tatuajes celtas más habituales, hay muchas más. Formas secundarias con sus propios significados que están esperando a que las descubras.