Los verdaderos amantes de los tatuajes saben que hacerse un uno no es solo pintarse la piel. Es participar en un proceso ritual de incorporación de aspectos culturales, que pasan del campo abstracto al físico a través de su plasmación en el cuerpo. Tienen un significado siempre y suelen representar personalidad, cultura y arte. El tatuaje es uno de los rituales universales por excelencia. Lo ha sido desde épocas ancestrales y lo sigue siendo en la actualidad. Según la época, adquieren mayor protagonismo determinadas corrientes, al igual que en otras vertientes artísticas. Desde hace unos años, pero especialmente este 2022, se están poniendo de moda de nuevo los tatuajes tebori o de inspiración japonesa.

Así pues, si quieres saber más sobre esta técnica de tatuar original de Japón, sigue leyendo. Y recuerda que puedes capacitarte como tatuador profesional a través del doble Máster experto en Tatuajes + Máster Higiénico Sanitario.

¿Qué son los tatuajes tebori? Origen y evolución

Nos referimos a tatuajes realizados mediante una técnica tradicional de Japón. Consiste en dibujar sobre la piel sin utilizar ningún tipo de maquinaria. Únicamente con alfileres y tinta (tradicionalmente se utilizaban pequeñas varillas de bambú). De hecho, significa “esculpido a mano”. Con esta técnica se puede hacer cualquier tipo de tatuajes. Sin embargo, suele utilizarse para realizar tatuajes inspirados en la cultura japonesa o Irezumi, los tatuajes tradicionales de Japón.

Ya en el siglo III aparecen crónicas que narran cómo los hombres japoneses decoraban su cuerpo con dibujos. Sobre todo cuando participaban en rituales o celebraciones culturales en comunidad. Posteriormente, en el siglo VIII, los tatuajes fueron utilizados para castigar y marcar a personas que habían estado en la cárcel. Esta práctica punitiva duró más de mil años. De hecho, a partir de entonces, los tatuajes comenzaron a asociarse a las clases más bajas. Muchas personas empezaron a utilizarlos como elementos de reivindicación de la tradición frente a la modernidad.

Tan mala fama tenían, que los Irezumi (nombre de este tipo de tatuajes) fueron prohibidos para los nacionales de Japón. Pero dejaron que los artistas tatuadores siguieran dibujando sus diseños sobre los cuerpos de personas extranjeras. De esta manera, los tatuajes japoneses comenzaron a ser mundialmente conocidos. La cultura japonesa traspasó fronteras en la piel de marineros y viajeros. Los tatuajes en el país fueron ilegales hasta 1948.

Todavía no está bien visto lucir tatuajes en Japón. Incluso se prohíbe la entrada a determinados lugares públicos como termas o templos si se lucen dibujos visibles. Aun así, la cultura del tatuaje está cada vez más extendida entre los jóvenes japoneses.

Ventajas e inconvenientes de los tatuajes tebori

Si piensas plasmar sobre tu cuerpo la tradición japonesa a través de esta técnica, debes analizar sus ventajas e inconvenientes. Como principal ventaja, los expertos señalan que es un método mucho menos dañino para la piel. Al realizarse de manera manual, con agujas especiales y estirando la piel, el proceso de curación es mucho más rápido. Se destruyen menos tejidos que con la máquina de tatuar. Además, el nivel de detalle que se puede conseguir en los dibujos es extraordinario. Los tatuajes tebori son verdaderas obras de arte.

Sin embargo, tatuarse a mano es un proceso mucho más lento, por lo que el tiempo dedicado a tatuarse será mucho mayor. Más teniendo en cuenta que los diseños Tebori suelen ser grandes dibujos. Además, esta técnica, al ser totalmente artesanal, es bastante más costosa en términos económicos. También requiere de tatuadores profesionales con muchos conocimientos de esta técnica ancestral si se desea un buen resultado.

Cómo hacer tatuajes tebori paso a paso

Las fases para realizar tatuajes tebori se pueden resumir en las siguientes:

  1. Preparación de materiales y herramientas: limpieza y desinfección. El artista prepara la zona de trabajo y todas las herramientas necesarias. La técnica requiere de una extrema concentración, por lo que es necesario haber preparado previamente todo lo que se necesita para la sesión. La limpieza exhaustiva de herramientas y de la zona de trabajo es también fundamental.
  2. Preparado de la tinta. En la técnica Tebori es muy importante que la tinta sea preparada por el propio artista. El resultado del tatuaje dependerá, en parte, de lo diluida que esté la tinta en agua y de la propia composición de esta. Tradicionalmente, se utilizaban pigmentos naturales y cada artista preparaba su tinta con una fórmula específica. De esta manera, se plasmaba la propia personalidad del tatuador.
  3. Realización del boceto. En esta técnica, el boceto se realiza sobre la piel, sin utilizar ninguna plantilla. En la occidental es habitual utilizar calcos, pre-diseños del tatuaje. Un tatuaje Tebori es una obra de arte única e irrepetible. Un tatuaje con la técnica occidental, una copia.
  4. Delimitar el contorno de las figuras, utilizando entre 3 y 7 agujas únicamente, para que el nivel de detalle sea óptimo.
  5. Sombreado y coloración. Empleando más agujas para que penetre mayor cantidad de tinta. Puesto que se trata de un trabajo manual, la piel debe estar bien estirada. Se consigue así que la tinta penetre en el lugar adecuado y con la intensidad que desea el artista.

Tatuajes inspirados en la cultura japonesa

Los tatuajes tebori no se refieren únicamente a los dibujos realizados mediante esta forma, sino que también se trata de contenido, del diseño. La raíz es la cultura tradicional japonesa. Por ello, predominan los diseños en los que la naturaleza tiene un papel fundamental, así como las flores y los animales.

Uno de los más habituales y que está más de moda es tatuarse peces koi, que representan la suerte y el éxito. Asimismo, tigres y leones son también habituales en los diseños de estos tatuajes, al ser símbolos tradicionales de la fuerza y la protección. En cuanto a las flores, destacan por encima del resto la flor de loto y la sakura (flor del cerezo). Por último, también suelen aparecer figuras humanas, sobre todo, aquellas relacionadas con la mitología japonesa, guerreros y geishas. En estos casos destaca el colorido, la expresividad y la utilización de colores llamativos y brillantes. Son comunes los diseños de Tengu (fantasmas), Oni (demonios) y otros seres mitológicos.

Sea cual sea el diseño, lo importante es que se base en la cultura y la tradición. Tebori es un arte, místico y original.