¿Te gusta el cine? Es un canal perfecto para sumergirte en atractivas historias humanas y vivirlas en primera persona con un plus de emoción, sensaciones y espectacularidad. En este artículo queremos contarte qué tipos de películas existen y cuáles son sus características. Además, queremos animarte a que amplíes tus conocimientos cinematográficos y escojas una de nuestras titulaciones relacionadas con la industria del cine. Ahora sí, ¿comenzamos la sesión?

Principales tipos de películas

Antes de comentar qué tipos de películas existen según su contenido, nos parece interesante recordarte otras clasificaciones valiosas que te ayudarán a diferenciar mejor con qué clase de cine concreto te encuentras.

Según cuándo se hicieron

Dependiendo del momento en el que se crearon, podemos diferenciar las siguientes clases:

· Películas actuales. Son recientes y han tenido a su disposición los últimos avances técnicos cinematográficos. Entre ellas destacan los estrenos, cuyo lanzamiento es superreciente.

· Películas antiguas. Proceden del pasado y, a menudo, incluyen carencias tecnológicas, como la ausencia de color. De ellas, los clásicos han pasado a la historia por su originalidad o calidad. Memorias de África (1985) y Titanic (1997) serían buenas referencias.

Según los medios técnicos

Con este criterio, podemos diferenciar también estos tipos de películas:

  • En función del cromatismo. Puedes diferenciar entre las películas en blanco y negro y las de color. Entre las primeras, podemos citar Casablanca (1942) o El gran dictador (1940) con Charly Chaplin como director y actor principal. En color, Rocky (saga, 1976) y Matrix (saga, 1999) siempre son buenas opciones.
  • En cuanto a su sonoridad. Las películas mudas proliferaron hasta los años 20, mientras que las sonoras encontraron su sitio en 1927.
  • La pasión de Juana de Arco (1998) y Luces de la ciudad (1931) son estupendas películas mudas. Entre las sonoras, Grease (1978), Dirty Dancing (1987) y Pretty Woman (1990) son atractivos entretenimientos.

Según el público

Por último, también es importante distinguir las «pelis» tomando en consideración el público al que se dirigen:

  • Infantiles y familiares. Muchas son de dibujos animados, pero no todas. Se dirigen a los más pequeños de la casa y suelen incluir ingredientes de fantasía y golpes de humor. ¿Has visto Toy Story o Frozen (2013)? Por cierto, Toy Story cumple 25 años de historia.
  • Para adultos. Son todas las demás, aunque especialmente se denominan así las que tienen un alto contenido de violencia o contenido erótico, como es el caso de Los odiosos ocho (2015) o de la mítica saga Emmanuelle (1974).

Tipos de películas por género

Cambiamos de enfoque para clasificar los largometrajes cinematográficos en función del género, es decir, a partir del contenido que abordan. En realidad, los géneros son formatos o moldes con unas características determinadas. A lo largo de los tiempos, han demostrado que gustan y, por ello, se han consolidado como referencias inspiradoras. Esto no significa que todas las películas de un mismo género sean iguales, incluso existen films híbridos que comparten características de varios géneros. Sin embargo, lo que hace que nos apasione un tipo de películas concreto son los atributos del género.

Comedias

Pasarlo bien, olvidarse de los problemas y reír, a ser posible a carcajadas, es la esencia de estas películas. La hipérbole, los malentendidos, las situaciones descontextualizadas y lo inesperado son sus principales ingredientes. Las hay de muchos tipos, como las clásicas de humor español protagonizadas por Paco Martínez Soria o la saga Resacón en Las Vegas (2009).

Dramas

Podrías considerarlas la antítesis de las anteriores. Abordan la realidad con emotividad, con máxima seriedad y personajes tensionados sometidos a situaciones complicadas. No es extraño que se te escape alguna lágrima al verlas. Si te gusta este género, no te pierdas La vida es bella (1998) o Million Dollar Baby (2004).

Musicales

Cuando la música y el cine se juntan, producen fantásticos espectáculos audiovisuales con legión de seguidores. Fiebre del sábado noche (1977) y La La Land (2016) son muy diferentes, pero pertenecen a este género.

De aventuras

Narran historias que enganchan, llenas de sobresaltos y emociones, normalmente en escenarios exóticos y, a menudo, con ingredientes de acción. Piratas del Caribe (saga, 2003) o Las aventuras de Indiana Jones (saga, 1981) no pueden faltar entre tus referencias.

De acción

Estas películas se mueven en el terreno de la tensión, el dinamismo y el ritmo permanente. Incluyen peleas, confrontaciones, batallas, persecuciones y, habitualmente, un continuo enfrentamiento entre los buenos y los malos. La jungla de cristal (1988) y Speed (1994) son nombres propios a considerar.

De terror

¿Te gusta pasar miedo? Lo terrorífico, lo alucinante, los sustos y los sobresaltos son las materias primas fundamentales de este género, que puede abordar temas sobrenaturales o completamente terrenales, como los asesinos en serie. El exorcista (1973), La mosca (1986) o El resplandor (1980) son buenas elecciones.

Westerns

Aunque ahora han perdido protagonismo, la pelis de vaqueros lo petaron durante varias décadas, incluso dieron origen al fenómeno conocido como spaguetti western o western europeo, con muchas películas rodadas en España, concretamente en Almería. Solo ante el peligro (1952) o El bueno, el feo y el malo (1966) son títulos míticos del Oeste.

Bélicas

También las películas de guerra tienen muchos seguidores. Cuentan invasiones, batallas, confrontaciones y, a menudo, incluyen historias de amor en sus tramas. Salvar al soldado Ryan (1998) y Pearl Harbor (2001) son estupendas opciones.

Románticas

Son las películas que tratan de amor y que, a menudo, se asocian a otros géneros ya comentados, como las comedias, los dramas o las pelis de guerra. Ghost (1990) y Los puentes de Madison (1995) te servirán para abrir boca.

Espías

Los altos secretos de estado y los profesionales del espionaje y el contraespionaje mundial conforman la esencia de estas películas con legión de seguidores. ¿Quién no ha oído hablar de la saga de James Bond, el agente 007?

Policiales

Dentro de este género, centrado en las labores y exigencias del ámbito policial, podemos diferenciar entre las policiales de acción y las de crímenes o suspense, conocidas también como thrillers. El silencio de los corderos (1991) y Seven (1995) no deberían faltar en tu filmoteca.

Ciencia ficción

Terminamos con este género futurista plagado de alienígenas, androides y efectos especiales llamativos. Star Wars es el principal referente.

Dónde ver estas películas

Ahora que diferencias perfectamente los tipos de películas que existen, la cuestión es dónde verlas. Por supuesto, la mejor opción es el cine. En segundo lugar, las plataformas de pago de televisión, que no incluyen anuncios. Así, ¿qué tipos de película vas a elegir para este fin de semana?