La asesoría de imagen personal ayuda a las personas a sacar provecho de sus cualidades físicas. Ayuda a que te sientas con más seguridad y confianza y que sepas también cómo proyectarlo hacia el exterior. Crear una buena impresión consiste en aprender a hablar y comportarse de forma adecuada, siguiendo una serie de pautas tanto de estilo como de comportamiento. ¿Quieres formarte en este ámbito? No te pierdas nuestro Máster en Patronaje y Diseño de Moda + Máster Personal Shopper.

¿A quién se dirige la asesoría de imagen personal?

La gran mayoría de clientes acuden a un asesor en momentos puntuales para recibir ayuda y proyectar una mejor imagen. Aunque los casos pueden ser múltiples y variados, hacemos una pequeña selección de algunas de las ocasiones en las que puede ser contratado:

– Aumentar las posibilidades de éxito en una entrevista o proceso de contratación laboral.

– Para determinadas ceremonias o acontecimientos como bodas, galas, congresos, conferencias, inauguraciones, etc.

– Personas que han sufrido una gran disminución de peso y están dudosos acerca de qué estilo de ropa utilizar.

En el mundo corporativo y empresarial

– Perfiles de mandos intermedios o directivos que necesitan dar una buena impresión en una reunión, congreso o cita importante de corte profesional.

– Aprender acerca de la correcta aplicación del protocolo institucional: colocación en los distintos espacios (mesas de exposición, palcos, fotografías), uso y comportamiento correcto en la mesa.

En el terreno personal

Generalmente se enfoca a mejorar tu imagen para facilitar tu acceso a un puesto de trabajo o simplemente sentirte mejor contigo mismo (autoestima).

¿Qué hace un asesor de imagen?

Su trabajo consiste en analizar al cliente y darle las indicaciones necesarias acerca de los siguientes aspectos:

Aspecto físico

Ropa y apariencia personal en general: cara y forma del cuerpo; cabello, ojos y tono de piel.

El asesor o asesora te ofrecen las pautas a seguir sobre estilos, colores y diseños que mejor se adaptan a tu fisionomía, para ensalzar los puntos fuertes y disimular los defectos físicos. Siempre acorde al nivel económico y respetando tu personalidad. También puede asesorarte acerca de cómo arreglarte el peso, qué maquillaje utilizar, qué complementos se ajustan a tu estilo y cuál es el calzado que más te conviene.

– El asesor o asesora de imagen te pedirá que le enseñes tu armario para decirte qué se ajusta a tu nueva imagen. Una vez revisado te dirá qué cambios de vestuario o nuevas compras necesitas para estar siempre de punta en blanco.

– Un buen asesor es una persona que conoce las últimas tendencias en moda, complementos y estilismo, y cómo potenciarlo en función de la constitución y edad del cliente.

Modales y comportamiento

El Savoir faire y la politesse son dos conceptos muy valorados en la cultura francesa, que hacen referencia a la educación y saber hacer, es decir, los modales. Además de tu aspecto, el asesor te enseña a relacionarte utilizando medios de comunicación verbal (registro culto y vocabulario), y no verbal (postura corporal y gesticulación). En función del círculo en el que te muevas puede aconsejarte acerca de lifestyle en general, qué marca de móvil o coche te conviene o cuáles son los lugares que deberías frecuentar.

Asesoría de imagen personal para grupos

Los asesores y asesoras de imagen suelen trabajar individualmente aunque también puede dar asistencia a grupos.

– Organizar demostraciones de adaptación de vestimenta a nuevas tendencias.

– Demostraciones sobre distintos tipos de maquillaje en función del evento.

– Clases de expresión corporal.

Asesoramiento de imagen en empresas

Muchas compañías están empezando a contratar asesoramiento de personal para mejorar la imagen de sus empleados, y por consiguiente, de la empresa. Su trabajo en este campo se enfoca sobre todo en los siguientes aspectos:

– Crear códigos de vestimenta para trabajadores que se compaginen con la imagen que quiere proyectar: etiqueta empresarial.

– Mejorar las habilidades comunicativas que los empleados afronten con éxito reuniones y negociaciones de condiciones y presupuestos con los clientes: primera impresión y lenguaje corporal.

Los clientes provienen de distintos entornos, y cada vez hay más hombres que utilizan los servicios de un asesor de imagen.

Asesoría de imagen para hombres

Históricamente la asesoría de imagen personal se ha asociado a las mujeres, pero eso está cambiando por completo. Cada vez son más los hombres que acuden a este tipo de servicios, sobre todo en el entorno profesional. En un mercado laboral cada vez más competitivo es imprescindible mostrar una imagen sólida (en todos los sentidos).

¿Cómo trabaja un asesor de imagen?

Un profesional de la asesoría mantiene una base de datos con toda la información referente a cada cliente: gustos, compras, características físicas y personales. Es la mejor forma de llevar un control de la imagen de cada cliente y realizar los ajustes necesarios en cada temporada. También mantiene una lista de contactos nutrida y actualizada de servicios para sus clientes: peluquerías, salones de belleza, nutricionistas, entrenadores o cirujanos.

¿Qué habilidades necesita un asesor de imagen personal?

1. Gusto y conocimiento de la moda, estar al tanto de las últimas tendencias.

2. Versátil y capaz de relacionarse con todo tipo de personas.

3. Enérgico, alegre y entusiasta.

4. Disfruta ayudando a otras personas.

5. Inspira seguridad y confianza.

6. Sabe escuchar las necesidades y problemas de las personas.

7. Gran capacidad de diplomacia.

8. Discreción y detallismo.

9. Habilidad para negociar.

10. Por supuesto, una imagen y aspecto impecables.

En definitiva un buen asesor tiene que demostrar que cuenta con aquello que te ofrece. Es la mejor forma de garantizar que conoce aquello que pretende transmitirte a ti.

Conclusión

El debate sobre la imagen personal y el trabajo está muy presente. Se habla mucho de no incluir la fotografía en el currículum y de cómo la imagen no es tan importante. Pero nada más lejos de la realidad. Es cierto que el aspecto de tu rostro o de tu cuerpo no definen tus habilidades. Pero eso no quiere decir que tu imagen no sea importante porque llegado el momento de la entrevista, lo es. Los últimos estudios siguen otorgando a la imagen un papel central a la hora de encontrar un nuevo empleo o impresionar a una audiencia.

La asesoría de imagen personal está más viva que nunca. Te animamos a leer el artículo completo para entender cuándo es necesaria la asesoría y qué características debe tener un buen profesional para ofrecerte un servicio de máxima calidad. Esperamos que te haya gustado este artículo, te esperamos en el siguiente con más información.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies