Dada la situación actual hemos trasladado muchas situaciones que solíamos hacer fuera a nuestro hogar. La cata de cervezas es una de ellas, pues con las restricciones sanitarias se hace difícil poder asistir a una profesional. Sin embargo, siempre respetando las normativas actuales, podemos preparar una degustación en casa. En este post vamos a explicarte cómo puedes preparar una experiencia de este tipo casera, cómo elegir las cervezas apropiadas y qué aspectos se analizan en una cata.

Pero si tu afición va más allá y quieres subir el listón, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro Máster en Elaboración y Cata de Cervezas. Al acabar la formación habrás ampliado con creces tu conocimiento sobre la cerveza y su producción, incluso podrás preparar tu propia cerveza. En Escuela des Arts también encontrarás el mismo máster con el Kit de Cerveza incluido así que, ¡anímate y elabora tu propia birra!

Qué necesitas para una cata de cervezas

Sigue estos pasos y compártelos con tus invitados para conseguir una experiencia catadora en toda regla.

1-. ¿Cuántas cervezas se recomiendan?

Primero de todo debes saber cuántas cervezas vas a presentar. Depende del número de personas que seáis se recomiendan más o menos botellines. Por ejemplo, si sois dos personas los expertos cerveceros recomiendan cuatro botellas de 33 cl, o de 50 cl si sois tres. También es cierto que más allá de cuatro cervezas uno pierde la noción del gusto, con lo cual cuatro es un número apropiado para catar cada sabor.

2-. ¿Cómo seleccionarlas?

Una vez sabes la proporción de cervezas que necesitas, pregúntate qué tipo de sabores o experiencia de cata de cervezas te gustaría para la ocasión. Quizás quieras atreverte con sabores exóticos o seguir una línea de sabores más tradicional. Para esta decisión ten en cuenta también a las personas invitadas y qué gustos tienen. Y para acabar de decidirte, infórmate acerca de los sabores que ofrece cada familia de cerveza: ale, lager, rubias, malteadas… Si no lo tienes claro, recurre a nuestro post sobre los diferentes tipos de cervezas. Te ayudará a saber más sobre este producto estrella en nuestro país (¡por no decir del mundo entero!).

3-. ¿Cómo preparar la cata?

Bien, para empezar la cata de cervezas puedes tener en cuenta una serie de instrucciones y recomendaciones, algunas más técnicas que otras.

Puesta a punto de la estancia y el paladar

Los profesionales catadores recomiendan preparar el lugar de la cata para evitar distracciones e interferencias, pues debemos agudizar bien los sentidos. Procura preparar la cata en una estancia tranquila, iluminada y a una temperatura agradable.

Y para que el paladar esté apunto, es recomendable evitar comidas copiosas, tomar café o fumar antes de llevar a cabo la cata, al menos una hora antes. Por otro lado, se aconseja también no perfumarse demasiado, ya que el olor influye directamente en los sabores.

Prepara agua mineral para cada catador o catadora. De este modo podéis pasar de una cerveza a otra, renovando el paladar para notar el sabor de cada cerveza. También puedes ofrecer picos de pan o un tentempié neutro.

En cuanto a los vasos de cerveza, puedes utilizar una copa de cristal transparente o un vaso más bien estrecho del final, para que cautive el aroma de la bebida. Procura también que la cerveza no esté demasiado fría, sino no se notarán los sabores como tal.

Prepara la estancia para llevar a cabo la experiencia cata de cervezas

Fases de la cata de cervezas

Una vez tienes todo listo para empezar con la degustación de cervezas, sigue estos pasos técnicos. Podéis usar boli y papel para no dejaros ninguno y apuntar lo que vayáis descubriendo de cada cerveza.

Los profesionales dividen la cata en dos aspectos a analizar, la apariencia y el sabor. Para la apariencia se tiene en cuenta el color, la transparencia y la espuma de la cerveza y para el sabor, el gusto, el aroma y la textura.

Fíjate en el aspecto de la cerveza

Tal y como acabamos de decir, para examinar su aspecto se tienen en cuenta tres factores:

  • Color. Podemos encontrar cervezas de color pálido, negro, rubio o dorado y rojo. El color viene determinado, en gran medida, por la familia cerveza a la cual pertenezca. Por ejemplo, las Pilsen o las Pale Ale son más bien pálidas, y las negras pueden ser tipo Lager, como las alemanas Bock o Schwarzbier.
  • Transparencia. Se diferencian porque algunas son más espesas y turbias y otras más bien aguadas, transparentes.
  • Espuma. Se refiere a la cremosidad de la cerveza y en si se queda pegada a las paredes del vaso o enseguida resbala. Por ello, los expertos se refieren a la espuma como la consistencia de la cerveza.

Analiza su sabor

Realiza un primer sorbo para tener un impacto de su sabor. Después, realiza pequeños tragos para degustarla.

  • Sabor y gusto. Para captar plenamente el sabor de la cerveza debes paladear poco a poco, y notar que la bebida pasa por toda la boca. Fíjate si se trata de un sabor ácido, amargo o más bien dulce.
  • Aroma. El aroma de la cerveza viene muy marcado por su elaboración. Dependerá de la malta y los granos utilizados, la fermentación con diferentes frutas, el lúpulo y la madera empleada durante su conservación.
    Para captar estos detalles realiza un par de primeras aspiraciones.

En la degustación de cervezas debemos analizar el sabor y el aspecto de la cerveza.

Bien, ahora ya sabes cómo preparar una cata de cervezas y qué aspectos se analizan. Lo cierto es que se pueden realizar degustaciones de cervezas a diferente escala, según el nivel, es decir, a modo aficionado o profesional. Así que si quieres llegar a ser un maestro/a catador, merece la pena estudiar en profundidad la elaboración de la cerveza, su conservación y embotellado, conceptos que se estudian en el Máster en Cerveza que encontrarás en Escuela des Arts.