El aluminio se puede soldar en frío o en caliente. Recuerda que es un metal maleable bajo una cierta temperatura y ligero, que se utiliza en la construcción. Como soldar aluminio es uno de esos misterios para los mortales que no se dedican a esta profesión tan demandada. Si es tu caso, sigue leyendo. Vamos a descubrir las posibilidades que ofrece la soldadura y sus aplicaciones más artísticas. 

Si después de leer este post te has inspirado y quieres aprender a soldar, ahora puedes formarte online. Conseguirás una base teórica sólida para que puedas dominar la soldadura para crear piezas únicas y originales.

Soldado en frío

El soldado en frío tiene como característica especial que puede unirse por presión mecánica muy alta. En caliente, el aluminio es difícil soldar, lo que convierte en todo un desafío que las dos piezas queden perfectamente unidas, motivo por el cual se adopta la soldadura en frío. Existen otras técnicas para soldar, por ejemplo la soldadura eléctrica, que sirve para otro tipo de materiales.

USOS DEL ALUMINIO

Los usos del aluminio son numerosos. Desde construir los cuadros de las bicicletas, fabricar coches y mejorar el embalaje de productos de farmacia hasta crear alas de avión o electrodomésticos. Como ves, la lista es larga. Pero su uso principal es en la construcción, de ahí la importancia de una soldadura perfecta por parte del profesional, ya que se usa en ventanas, soportes, puertas y revestimientos. También existen diferentes máquinas de soldar, cada una con unas características y finalidades concretas. De modo que si uno trabaja en el sector o quiere ser un artista de la soldadura es conveniente que conozca esta variedad.

Soldadura con TIG

Si la soldadura se hace con TIG, lo que es habitual y necesario, la pieza se puede colocar directamente en un horno. Ten en cuenta, en tal caso, que la temperatura tiene que ser de 176º C aproximadamente. La labor del soldador debe ser impecable, de ahí las prácticas y preparación de muchas horas para aprender como soldar aluminio a la perfección.

El siguiente paso será colocar las dos partes del aluminio de modo que encajen sin ningún fallo, si no el trabajo posterior puede estropearse. Se usa un amperaje adecuado para la soldadora. El método de soldado es complicado, una labor de artesano. La pericia del soldador profesional es importante, pues no debe quedar ninguna fisura, por pequeña que sea, en el trabajo que está realizando el profesional.

El MIG

Otra forma de soldar es con MIG. Las piezas deben ser limpias adecuadamente, sin que haya óxido que afecte al resultado final ni cualquier clase de hidrocarburo que estropearía el trabajo. Como vemos, los soldadores han de ser meticulosos.

En cuanto a como soldar el aluminio en frío, la unión consiste en una acción mecánica. Para ello tendrás que usar guantes capaces de impedir que la grasa de las manos pase al metal. Además, utiliza un buen cepillo de acero para quitar el óxido del aluminio, con el fin de que no queden residuos que impidan la soldadura correcta. También suele usarse el soplete para el trabajo, con varillas de cobre o zinc. 

Artesanía en la soldadura

Sea como sea, el empleo de soldador es el de un auténtico artesano del metal y conlleva meses de preparación. La necesidad de no estropear el material es constante, para lo que hay que seguir las indicaciones del maestro de soldadura mientras se crean armónicas juntas. La empresa del aluminio es vasta y muy apreciada.

Hemos visto un modo de entender las formas de trabajo del soldador y comprendido la importancia de esta profesión que, en la construcción, encuentra su más fiel aliado. Los motivos para adentrarte en el estudio de la soldadura son varios, pero siempre debe ser un empleo que te atraiga, ya que son muchas horas de trabajo y perfeccionamiento. A decir verdad, está intrínsecamente unido al nivel de desarrollo que adquiere un país, debido a que se benefician de ella la construcción, la industria y la electrónica. Cualquiera de los aparatos que tienes en casa llevan partes soldadas. Cuanto más grande sea la materia prima y el resultado que el soldador quiera obtener más complicado resultará el proceso.

La parte más creativa

No obstante, la soldadura no es un mundo cerrado, sino que sus estudiantes deben aprender mucho, practicar la forma adecuada de ensamblar y conocer química y física. Serán expertos en el comportamiento del metal soldado y en cómo obtener el mejor resultado final. Por eso deben ser creativos. Son profesionales apreciados cada vez más en empresas que requieren de su capacitación como técnicos especialistas dentro de la industria. 

La industria es el pilar de un país desarrollado, de modo que la soldadura es un actividad muy importante para el conjunto. Es uno de los primeros pasos para el correcto devenir económico. La larga lista de utilidades que tiene la soldadura abre un mundo infinito de posibilidades, además de ser esta profesión la antesala de otras no menos importantes relacionadas entre sí, en sectores del automóvil, petroleros, mecánicos y hasta en relación con la comunicaciones.

La soldadura en frio aluminio es la mejor forma de trabajar este material

Arte puro

Finalmente, soldar puede y es considerado un arte. Y, mitificada por la literatura y la artesanía, una labor sumamente creativa. 

Nos puede venir a la mente la torre Eiffel o cualquier estructura artística que, para expresarse, precisa de la soldadura. En los libros novelados o los ensayos que describen el oficio de soldador comprobarás que la importancia de este sector de empleo no es efímera y que está íntimamente ligada al arte y a la imaginería personal. Cualquier soldador podría terminar siendo un artista de metales, que se funden con cierta o incierta facilidad. Y es que crean candelabros, muebles, asientos y cualquier objeto que tengamos en la imaginación y que el soldador puede conseguir como por ensalmo.

La forja artística surge de la necesidad de unir valor conceptual con utilidad. Una pieza de arte puede ser una tubería, pero mayormente se convertirá en alguna figura un tanto abstracta para los ojos del profano.

Creando piezas únicas

En la práctica, se usa la soldadura para unir las partes de forja de cualquier mueble y la ilusión de los artistas es, además, ampliar el valor que pueden tener dentro de nuestro hogar los soldadores y unirlos al arte más conceptual y milagroso que existe. ¿Quién no ha soñado con crear en metal cualquier animal de los libros de fantasía? Así es como el soldador se convierte en una llave maestra utilitaria y habilidosa, incluso unida al mundo de la moda -recordemos los miriñaques de metal-. Saber como soldar aluminio u otros metales es la clave del trabajo del soldador.