El cortometraje está ganando terreno en Internet. Cada vez son más los grandes cineastas que deciden regresar a este género del cine. Gracias a su difusión por las redes sociales, el público crece cada año. Seguramente has tenido la oportunidad de ver alguna que otra creación. Si quieres saber qué hay detrás de estas producciones cinematográficas, a continuación te contamos sus secretos. También puedes echar un vistazo a nuestro Curso de Escritura Online, además de tratar la producción cinematográfica también aprenderás técnicas de escritura creativa.

¿En qué consiste el cortometraje y cómo hacer uno?

Se trata de películas cortas cuya duración es de 5 a 30 minutos. Cuando superan la media hora, suelen denominarse largometrajes. Por lo general, los grandes directores de cine que conocemos han comenzado realizando este tipo de películas. Para comprender esto y por qué es el género con el que comienzan los cineastas, debemos atender a sus características.

Tiene un bajo presupuesto

Si te das cuenta, te hemos informado de que esta creación cinematográfica suele dar inicio a la carrera de un cineasta. Esto tiene su lógica debido al bajo presupuesto que supone, sobre todo para el que está comenzando en este mundo.

En la carrera de cinematografía, uno de los requisitos que se exigen es la realización de un corto (como también se llama). Es así como muchos directores que conocemos han iniciado sus creaciones. Debido al bajo coste que supone, se facilita la creación de estas películas de corta duración.

También hay que tener en cuenta los avances en tecnología. Lo que años atrás suponía un conflicto (el conseguir una cámara profesional para grabar) ahora no es un problema. Tenemos a nuestro alcance los medios oportunos para hacer un corto, como la cámara de un móvil y su micrófono.

Es cierto que no cualquiera puede ser actor, pero, al igual que uno comienza como director, mucha gente posee el alma de la actuación.

Debe tener una trama

Toda apuesta cinematográfica requiere de una historia que enganche o, simplemente, que ofrezca una conclusión. En este aspecto, aunque el director puede ser también productor y guionista, requerirá un argumento que presentar.

Al final del corto deberás llegar a una conclusión. Lo positivo de este tipo de creación es que, al disponer de un máximo de media hora, te será más sencillo contar una historia.

Una diversa clasificación

Las clasificaciones de los cortometrajes, en la actualidad, son muy amplias y diversas. Así, en función del tema que decidas tratar en tu historia, podrás definir tu corto como drama, cómico, infantil, feminista, etc.

Ten en cuenta que en el corto se pueden contar muchas historias. Por fortuna, se admite todo. El autor o director tiene la posibilidad de hacer volar su fantasía o, si lo prefiere, contar una historia real. Como el público es amplio, las temáticas a tratar llegan a ser ilimitadas.

Este es otro de los atractivos de los cortometrajes, la libertad que permiten al director. No se va a ver nunca obligado a tratar temas comerciales, como estamos acostumbrados a ver en las salas de cine.

Los lugares que se muestran son de vital importancia

Debido al bajo presupuesto con el que cuentan muchas producciones, los lugares toman un lugar imprescindible en el corto. Es aquí cuando los creadores tienen que hacer gala de la imaginación y los efectos que se pueden lograr con el ordenador. Aunque muchos pueden presentarte una obra increíble desarrollada en un solo escenario.

Los personajes son concisos

Se puede decir que los personajes van directamente al grano. Su papel debe quedar muy claro en la escena, debiendo ser perfectamente entendible para el espectador. Aun así, muchos directores apuestan por el misterio, dejando aparentemente abierto el final, pero dando al espectador las claves de la conclusión.

Los formatos ya no son importantes

Antes podían interesar los formatos en que eran grabados, con el fin de presentarse como un futuro largometraje, que era a lo que aspiraba. Ahora no importa el formato que tengan. Con la oportunidad de compartirlos en las redes sociales y que sean vistos por un público amplio, ya es suficiente.

Las nuevas tecnologías nos permiten crear con mayor facilidad, pudiendo cortar y pegar escenas con tan solo un clic. Así que hablar de formatos ya no implica un problema, pues la libertad de creación es lo que define al corto.

Se han convertido en las joyas de los festivales

Seguramente conoces más de un festival internacional dedicado al cortometraje. Los festivales están extendidos por todo el mundo y suelen recoger aquellas creaciones que más han impresionado al espectador.

No solo los cortos han triunfado en los festivales, sino que han conseguido un lugar privilegiado al lado de los largometrajes. De esta forma, puedes ver sus premiaciones en los Oscars, en los Goya, en Venecia, en Sitges, etc.

¿Qué tiene en cuenta la crítica para valorar un corto?

Años atrás la crítica cinematográfica no prestaba atención alguna a los cortos, hasta que se produjo el boom de estos. Cuando su demanda ascendió, no tardaron en hacerles un lugar en los premios más famosos a nivel mundial.

Es difícil establecer el valor que la crítica da a un corto. Pero, por lo general, se fijan en el impacto que produce. Tienen en cuenta la historia que cuenta, el trabajo de los actores, las genialidades a pesar del bajo presupuesto, etc.

Se presta especial atención a la historia que se cuenta y cómo se cuenta. Tal es la repercusión de los cortometrajes en los últimos años que directores de largometrajes se han animado con ellos.

Obviamente, puede ser poco equitativo que un aficionado al cortometraje compita por un premio con un reconocido cineasta. Pero, sin duda, esta competencia llena de orgullo a cualquier novato, sobre todo si ha grabado con el más bajo presupuesto.

Tenga o no en cuenta esto último la crítica, la lucha del creador de cortos es toda una aventura. Cualquiera puede convertirse en director con tan solo usar su cámara del móvil. Aunque, para triunfar, se requiere aprender algunas técnicas con respecto a la luz y el carácter de los personajes, el éxito está disponible para quien esté dispuesto a alcanzarlo.

Un cortometraje requiere menos de 30 minutos y un móvil para realizarse. Si tienes la historia y los actores, ya lo tienes casi todo hecho. El público determinará si mereces triunfar en esta área.