Ser guionista es un trabajo difícil al que muy pocas personas tienen acceso. Para comenzar, porque es una profesión de la que no se suele hablar mucho. Normalmente, si te gusta el arte, la moda y la literatura, es posible que te hayas molestado en preguntar a personas que pueden ayudarte a conocer realmente las labores de un escritor de guiones. Te preguntas, por ejemplo, ¿qué debes estudiar o dónde hacerlo? A continuación, se intentará dar una respuesta clara a las dudas más habituales en cuanto a este tema. Y si además están buscando formación puede que te interese nuestro Curso en Escritura Creativa, donde encontrarás recursos no solamente narrativos sino también te formarás para elaborar un guión.

Antes de nada, conviene que tengas claro que no importa tu edad. Además, hay ciertas cualidades que tampoco son indispensables. Por ejemplo, muchas personas piensan que no podrían escribir un guión de un programa de comedia porque no son graciosas. ¡Nada más lejos de la realidad! Muchas veces, las cuestiones funcionan mediante la técnica mucho mejor que mediante la espontaneidad. Se trata de aprovechar tu formación y tus conocimientos para poner ambas cosas al servicio de una creación literaria que debe aunar, además, técnica en la redacción.

¿En qué consiste la profesión de un escritor de guiones?

La profesión de guionista tiene una parte técnica y una parte artística. Si bien es cierto que se necesita de cierta capacidad creativa, para poder generar textos que resulten novedosos, atractivos y sorprendentes, esta profesión también supone un trabajo y conocimiento técnico que debe notarse detrás del resultado final. Hay diferentes tipos de cursos de formación profesional (FP), carreras universitarias y másteres universitarios que pueden prepararte para convertirte en guionista.

Lo importante de la formación académica es que seas capaz de complementarla con una gran capacidad artística. Además, es muy recomendable que adquieras unos métodos de trabajo organizados. Esto ayudará a tu trabajo diario, puesto que la profesión de un escritor de guiones suele ser muy autorregulada. Es decir, normalmente, serás tú quien tenga que ponerse sus propios tiempos y quien deba ser capaz de cumplirlos. Por lo tanto, tienes que tener disciplina y una gran capacidad de organización.

La pieza literaria que escribas, cuya técnica se respaldará en tu experiencia y tu formación, puede ser variada. Un guionista puede escribir obras de teatro, guiones de películas, guiones para programas de televisión, guiones para programas radiofónicos, etc. Es importante que tengas en cuenta que, si quieres convertirte profesionalmente en escritor o escritora de un guión concreto, quizá al principio debas amoldarte.

Por otra parte, esto puede abrirte oportunidades, conocimientos y gustos que desconocías. Dado que es posible que tengas que escribir tanto un guión de programa de radio como un cortometraje cómico y una obra de teatro dramática, tal vez comprendas que lo que más te gustaba no era lo que pensabas al principio. Sobre todo cuando se está empezando, es indispensable variar de tipo de guión.

Por supuesto, esto te ayudará a mejorar tu técnica y ser más competente en más campos. Sin embargo, lo más importante es que te abrirá puertas a la felicidad. Podrás conocer el sector en el que más te gusta trabajar y al cual de verdad te apetecería dedicarte. Por lo tanto, durante tu formación, intenta concurrir diferentes campos. Si, por ejemplo, tienes prácticas en varias formaciones, pídelas para lugares diferentes. ¡No te cierres puertas, sobre todo el principio!

¿Cuál es el lugar de trabajo de un guionista?

El mundo cambia a una velocidad vertiginosa, también el sector de los guiones. Lo cierto es que son cada vez más los estudiantes de diferentes disciplinas que se meten profesionalmente en el mundo del guión. Como ya se ha comentado en el apartado anterior, se pueden escribir guiones habiendo cursado diferentes formaciones. Las más habituales son, sin embargo, las diferentes filologías y los estudios de ciencias audiovisuales.

Ahora bien, si ya has decidido tu futuro laboral y quieres escribir guiones, ¿dónde hacerlo? Pues esto, como para casi todas las profesiones a día de hoy, depende mucho de varias cosas. Hay muchos escritores de guiones que trabajan desde casa. Se trata de un trabajo tipo freelance. Ellos reciben encargos y cumplen una fecha de entrega. Durante el proceso, tienen que administrar su trabajo y sus tiempos. Por eso, como ya se ha adelantado, es tan importante ser meticuloso, organizado y responsable.

Muchas otras personas que se dedican a la escritura de guiones acaban en empresas privadas. Por ejemplo, todos los programas de televisión o de radio cuentan con un equipo de guion a sus espaldas. Por norma general, estas personas trabajan en las dependencias de la empresa o del programa para el que escriben. Aunque no es siempre así, suele ser lo más común. Un consejo que te podemos lanzar es que aproveches tus prácticas formativas para intentar hacerte un hueco en la empresa en donde las realices. Siempre y cuando estés contento durante ellas y veas que te gusta trabajar allí, claro.

¿Qué conocimientos deben dominar los guionistas?

Los conocimientos y saberes de los guionistas pueden ser muy amplios y variados. Igual que no existen temáticas específicas a las que tengas que ceñirte, tampoco saberes concretos. Sin embargo, hay una cualidad indispensable que debes reunir: la pasión y el gusto por la escritura. Solo si te gusta escribir vas a ser un buen guionista y, sobre todo, disfrutar de la realización de guiones de manera laboral.

Ten en cuenta que la profesión de escritor es muy sacrificada. Si no te gusta realmente, serán muchas horas de dedicación las que inviertas en ese trabajo, sin una recompensa personal. Por lo tanto, piensa bien antes de meterte en el mundo de los guiones, porque tal vez puedas utilizar todos tus conocimientos para otra cosa que te enriquezca y llene mucho más. Lo importante es que seas feliz realizando un trabajo que te guste. Asimismo, que tengas la capacidad de incorporar tus conocimientos a tu experiencia laboral.

Por lo tanto, si crees que puedes ser guionista, tan solo te queda realizar estudios para formarte y mejorar tu nivel. Lo bueno de esta profesión es que, además, puedes no dejar de formarte nunca. Otra cosa especial es que siempre podrás cambiar y probar temáticas o ambientes nuevos, dado que existen guiones para muchas cosas diferentes. ¡Disfruta de la escritura mediante el guión!