Una producción cinematográfica es como se conoce en lenguaje y contexto académico al rodaje de una película. Si bien un rodaje podría ser también de una serie, un corto o un tráiler, el nombre de producción cinematográfica nos indica que se trata de un largometraje. Por otro lado, tal y como se enseña en el Máster en Producción de Televisión de la escuela, también se lleva a cabo la fase de producción en la industria televisiva.

A continuación hablaremos de cada una de las fases del rodaje cinematográfico, para que sepas más sobre sobre el «sétimo arte»  y las fases que se llevan a cabo en un proyecto de estas características. Y quien sabe, ¡quizás decantes tu carrera profesional hacia este sector! Empecemos.

¿Qué es una producción cinematográfica?

Una producción cinematográfica o rodaje es todo el proceso en el que se engloba la creación de un largometraje, de una película. Este camino es el que se recorre desde que se tiene una idea hasta que se lleva a cabo la filmación en sí. Después, se realiza la distribución de la película para ser comercializada, ya sea en plataformas in streaming o en salas de cine.

Tras cada película que ves hay un gran esfuerzo y dedicación. También hay muchísimas horas de trabajo, así como una gran cantidad de personas dedicando su tiempo y talento a dicho proyecto para que todo salga lo mejor posible.

Dentro de este proyecto es necesario conocer el papel de la empresa productora, que es la que pone en marcha el trabajo en sí. Asimismo, el productor o productores ejecutivos son personas que creen en esta idea y en su potencial y deciden invertir dinero y medios para que se pueda llevar a cabo. No debemos confundir la empresa productora con el productor, pues esta figura se encarga de reunir al equipo humano y planificar los timings para que el rodaje sea un éxito.

Las distintas fases de una producción audiovisual

Principalmente, durante el proceso de producción cinematográfica, se llevan a cabo 5 etapas. Sin embargo, puede haber muchas otras internas y fases que se incluyen en estas 5 básicas.

1. Desarrollo

Esta primera etapa es una de las más importantes, pues es sobre la que se asienta el resto del proyecto. Por decirlo de alguna forma, son los cimientos de la casa. Si no son firmes y llevan un buen trabajo detrás, es posible que todo el proyecto posterior se tambalee. Dentro de esta fase se engloba la búsqueda y creación de ideas, la documentación y la redacción del guion.

El guion, aunque no sea el definitivo, sirve como esbozo del resultado final esperado. Además es muy útil como guía, para saber por dónde ir. Asimismo, en esta fase se empiezan a buscar sitios donde grabar y posibles ubicaciones. También se consigue financiación para el proyecto.

2. Preproducción

En esta segunda etapa de la producción se prepara todo aquello necesario para comenzar con la filmación: personal, actores, escenarios, set de grabación, etcétera. Este proceso puede ser largo y costoso, ya que se deben realizar varios castings, conseguir permisos de filmación y contratar a mucho personal, entre otras actividades necesarias.

3. Producción

En esta tercera fase ya se empieza a filmar el largometraje que verás después; es lo que conocemos popularmente como rodaje. Aquí todo el equipo debe trabajar al 100% y poner su esfuerzo y coordinación para que la grabación salga bien. Es también una de las etapas más importantes y costosas porque, realmente, es cuando todo empieza a volverse realidad y tangible. Supone emplear muchísimas horas de trabajo, tomas falsas y esfuerzo dedicado, pues es donde se combinan los elementos y se ponen en acción, de modo que todo el trabajo hecho con anterioridad empieza a tomar forma.

4. Postproducción

Esta etapa, casi llegando al final del proceso, es en la que se pulen todos los detalles. Se realiza la edición del material en bruto obtenido en las filmaciones. Se añade música y efectos especiales, se recorta, se escogen escenas, se edita, etcétera. También puede ser una etapa larga y laboriosa, en la que se dedican muchas horas y se deben tomar variadas decisiones.

5. Distribución

La quinta y última fase es la distribución del proyecto, ya finalizado. Una vez se tiene el trabajo en limpio y el largometraje acabado, es momento de lanzarlo al mundo y dejar que la gente lo vea y opine sobre él. Lo normal es que se distribuya en salas de cine o que se suba a plataformas in streaming. Sea como sea, es una fase crucial y debe hacerse bien, para que el film reciba la atención que merece y llegue a ti como espectador.

Dentro de esta fase también se incluye la publicidad y el marketing que se haga de la obra, esencial para que llegue al público. Como ya sabrás, es necesario tener en cuenta a la empresa productora que esté detrás o a los productores que financian el proyecto. Cuanto más peso y dinero tengan, más detallada y masiva será la publicidad, por lo que la película llegará a muchas más personas.

¿Qué competencias necesitas para dedicarte al sector?

Es un sector amplio y que engloba muchísimos tipos de profesiones: desde guionista hasta director, pasando por director de vestuario, de animación, de decorado, etcétera. También entran en este sector los atrezzistas, diseñadores, correctores, editores, cámaras, especialistas en efectos, actores y un gran número de profesionales más.

Dependiendo del trabajo concreto que quieras realizar, deberás tener unas competencias y estudios diferentes, ya que no es lo mismo ser director que ser actor o corrector, por ejemplo. Hay muchas posibilidades, y lo mejor es que te informes en universidades y escuelas especializadas en el tema. Así sabrás con certeza qué competencias necesitas para desempeñar cada tarea.

Lo que sí es evidente es que debes sentir una gran pasión no solo por el mundo del cine, sino por el proceso que se lleva a cabo durante una producción cinematográfica. 

En definitiva, ahora ya sabes en qué consiste la producción cinematográfica y cuáles son sus 5 etapas principales. Si estás interesado en este mundo, recuerda que las posibilidades de profesionalización son muchas. Tener estudios en este campo te abrirá muchas puertas, así que infórmate en centros educativos que te interesen para saber más.