Si estás pensando en dedicarte a crear videojuegos de forma profesional debes conocer, además de programación, ciertas técnicas también muy importantes de las artes gráficas. A día de hoy, la industria «gamer» es uno de los sectores que más ingresos genera y con grandes oportunidades laborales. Así que si quieres conseguirlo, quizás te interese primero formarte con alguna de nuestras titulaciones relacionadas con las Artes Gráficas. Podrás estudiar a tu ritmo online o a distancia, con la orientación en todo momento del departamento de tutorías.

Pero si quieres centrarte de lleno en la creación de videojuegos, a continuación te contamos en qué consiste este mundo para que puedas tener una visión general del sector.

Cómo crear videojuegos de forma profesional

Lo primero que debes saber es cómo se hacen los videojuegos. Por supuesto, tus conocimientos de informática deben ser muy avanzados, pero, si te quieres dedicar a esta labor e intentar vender una idea al mercado, también debes ser un artista.

Generalmente, detrás de los videojuegos que conoces existe un numeroso equipo. Dentro de este equipo encontramos diseñadores gráficos, especialistas técnicos, guionistas e, incluso, escritores. Cuanto más importante sea la compañía creadora, más trabajadores habrá tras un juego de grandes características.

Estamos hablando de un producto de mercado que debe atraer a un número abundante de personas. Después están las diversas industrias, como el cine y la música, que se convierten en otro mercado también atractivo donde expandirse.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es el momento de iniciar lo que será nuestro diseño de videojuegos. Sobre todo, si quieres encontrar una salida profesional en este ámbito, debes centrarte en determinados objetivos.

En el equipo de diseño de videojuegos se necesitan dibujantes para la creación de escenarios y personajes.

¿En qué consiste el diseño de un videojuego?

Tener un buen dibujante es importante, ya que, al ser el videojuego un producto visual, conquistaremos al usuario con un interesante diseño. El primer problema que debes solucionar es el origen de nuestros personajes u objetos del juego.

Antes de crear videojuegos tenemos que saber qué historia vamos a contar. Esto supone pensar un inicio del juego atractivo, que permita un desarrollo emocionante, capaz de enganchar al jugador. Por supuesto, el final debe ser una meta que merezca la pena. Todo lo que se vaya a presentar será parecido a una película o un libro, y debe enganchar de principio a fin.

Es verdad que no todos los videojuegos cumplen exactamente con cada uno de los requisitos antes expuestos. De alguna forma sí ofrecen al jugador una recompensa final, como ocurre en los deportivos, que terminan ganando un trofeo, por ejemplo.

Con todo lo que te hemos contado, ya sabes que necesitas una historia, es decir, un guion que permita desarrollar el avance del juego. En el diseño es imprescindible el dibujo, siempre atractivo, y contar con el movimiento de los personajes, en caso de que los haya.

La música también será muy importante. Es complicado que un videojuego pueda triunfar si permanece mudo. Además, para incrementar la interacción del jugador, es habitual encontrar personajes con conversación o una voz en off. En este sentido tienes muchas opciones, como hacer que se dirijan directamente al usuario o, por el contrario, que los personajes hablen entre sí.

¿A qué tipo de público va dirigido el videojuego?

Esta es una cuestión fundamental, ya que hay determinados detalles que pueden interesar más a unas edades que a otras. Igualmente, un género puede verse más identificado con un tipo de personaje que otro.

Con respecto a lo anterior, las grandes compañías suelen realizar diferentes estudios sociológicos que determinan el desarrollo de un juego.

Por otro lado, está la dificultad o el número de niveles que se quieran presentar. Esto llega a diferenciar a un juego de aburrido o divertido, de fácil o demasiado complicado. Todos estos puntos terminan por delimitar el interés del comprador, por adquirir o no una segunda entrega del mismo.

Ciertas empresas contratan a jugadores profesionales para buscar una opinión y, en ese caso, escuchar ideas nuevas que puedan atraer más.

El desarrollo de los videojuegos

El desarrollo de los videojuegos hace referencia a las fases de producción. En este aspecto, a todo el equipo se le atribuye un determinado periodo de tiempo para llevar a cabo tareas fundamentales.

Entre las distintas etapas del desarrollo encontramos, además del diseño, la planificación, la producción, las pruebas y su mantenimiento. En función de lo que queramos crear, todas estas etapas pueden llegar a alargarse meses.

Una vez que has conseguido crear un software inicial, con todas las características informáticas que el equipo ha decidido, toca probarlo. El periodo de prueba determinará si hay que hacer nuevos retoques, cambiar aspectos gráficos o de jugabilidad, etc.

Las etapas de pruebas se dividen en alpha y beta. Las primeras hacen referencia a la corrección de defectos evidentes o graves, después de que el grupo de desarrollo revise el juego. Durante la etapa beta, en la que participan jugadores externos a los fabricantes, se tiene en cuenta la experiencia del juego y errores menores.

Una vez que ya tienes una idea de cómo hacer un videojuego, es el momento de analizar las salidas profesionales.

¿Qué salidas profesionales te ofrece la creación de videojuegos?

Un creador de videojuegos es un desarrollador, que puede encontrar trabajo en el ámbito del software libre, en empresas de consolas o como creadores independientes. Estos últimos ofrecen sus ideas a los anteriores e, incluso, pueden terminar trabajando en marcas importantes. Todo depende de lo atractivas que sean sus propuestas.

Ten en cuenta que esta industria, que se basa en entretener, está cada vez más demandada por los usuarios. Los llamados gamers forman parte de un amplio mercado, que se expande a nivel mundial. A pesar de que la competencia es inmensa, siempre hay cabida para ideas nuevas que tú puedes crear.

Aunque puedes crear tú mismo un videojuego, con ayuda de un ordenador y mucha imaginación, la ayuda de todo un equipo es siempre un adelanto. Muchos desarrolladores han conseguido hacerse publicidad a sí mismos subiendo sus proyectos a las tiendas de apps de los móviles. El número de ventas conseguidas, cuando es muy abundante, suele llamar la atención de las empresas. ¿Te atreverías a subir tu juego?

Si te animas a crear videojuegos, además de pensar en las ganancias, debes pensar en todo el proceso de desarrollo. Un diseñador profesional de juegos no puede dejar pasar ni el mínimo detalle. Por lo general, requieres de todo un equipo para realizar un proyecto atractivo, que emocione al usuario. En función a tu ingenio, conseguirás llamar la atención de determinadas empresas.