La técnica del tatuaje handpoke vuelve a ser tendencia actualmente. Este proceso para tatuar lo empleaban los indígenas en épocas antiguas, pero está volviendo a usarse para dar un acabado original y muy trabajado en los tatuajes. Eso sí, siempre realizándose bajo unos estándares de higiene y seguridad. ¿Quieres saber qué hay detrás de esta increíble técnica que ha sido rescatada de los orígenes del arte? En el post de hoy te aclararemos todas tus dudas sobre la técnica de tatuajes handpoked y los pros y contras que supone hacerse un tatuaje con este método. Y si te apasiona el mundo del tatuaje y quieres formarte como futuro tatuador profesional, echa un vistazo a nuestro Máster en Tatuajes e Higiénico Sanitario. ¡Síguenos!

¿Qué son los tatuajes handpoke?

Al hablar el tatuajes handpoke nos referimos a una técnica manual que se empleaba hace cientos de años en ciertas culturas. En la actualidad, esta técnica combina el arte de esa época con los conocimientos y las medidas higiénicas y de seguridad impuestas en el sector de los tatuajes. Y es que los tatuajes handpoke se hacen a partir de la punción con una aguja en la capa superficial de la piel, sin llegar a la tercera capa. La aguja que se emplea debe estar esterilizada y suele contar con una montura por donde pasa la tinta que va a penetrar en la piel.

La técnica requiere que la aguja se inserte en la piel punto por punto, por lo que el tatuador profesional que lo realiza tiene que tener un pulso excelente. A pesar de que este tipo de métodos para tatuar conlleva mucha paciencia y requiere bastante tiempo, el resultado del tatuaje handpoke es muy distinto, algo más irregular pero único y con un acabado que depende del pulso del tatuador/a. De hecho, se parece mucho a la apariencia del tatuaje por puntillismo.

Para hacerte un tatuaje pequeño y simple, esta técnica es una de las mejores, pues no conllevan el mismo dolor que los que se realizan con la máquina. Aparte del gran beneficio que hemos mencionado, hay otros factores que deberías conocer sobre este método.

Origen de la técnica handpoke

Como hemos comentado anteriormente, la técnica handpoke tiene origen en el mismo inicio de los tatuajes, cuando se comenzó a hacer popular el arte corporal. Hay estudios que aseguran el hallazgo de tatuajes en momias del 3.250 a.C., siendo usados para la curación y no para la decoración o el arte. Más adelante, algunas tribus fueron quienes dieron nombre a lo que ahora conocemos como tatuaje. Sus diseños eran desarrollados con fósiles o piedras afiladas que tenían la capacidad de penetrar en la piel. Fue con la creación de la máquina para hacer tatuajes en 1891 que se dejaron de hacer tatuajes handpoke. A partir de entonces, se convirtió en una técnica anticuada y fue considerada de baja calidad.

No fue hasta pocos años que se reparó nuevamente en este método y se recuperó por los diseños tan fabulosos que son capaces de crear los profesionales del ámbito. Ahora, el tatuaje handpoke ha pasado a ser uno de los métodos más demandados por los clientes.

¿Es mejor tatuarse a mano alzada o con máquina?

En realidad, cada técnica se emplea según las condiciones del tatuaje que se va a realizar, pues cada uno conlleva unas características, ventajas y desventajas. Por ejemplo, los tatuajes hechos a máquina tienen una capacidad de penetración superior, alcanzando la tercera capa de la piel. Sin embargo, con el método handpoke solo se llega a la primera capa. Por esto mismo, la primera técnica supone un tiempo de curación superior, aunque también permiten hacer tatuajes más elaborados y de color, pues es más rápido de hacer con máquina y mucho más sencillo.

Ahora que ya conoces las diferencias entre ambos métodos, vamos a conocer las ventajas y desventajas de hacerte un tatuaje handpoke.

Ventajas de los tatuajes handpoke

  • Como ya sabes, el tiempo de cicatrización es menor. Hay que añadir que el daño a la piel es mucho más reducido que al hacer el tatuaje tradicional con máquina.
  • Al recurrir a un tatuador profesional y con experiencia en esta técnica, los detalles que puede lograr hacer en la piel son impresionantes y mucho más complicados de conseguir con máquina.
  • Asimismo, es un método muy eficaz a la hora de hacer tatuajes en zonas reducidas, como en los dedos.
  • El dolor que produce en el procedimiento está muy controlado, aunque puede depender de la zona en cuestión. Además, no produce tanta sangre como el hecho a máquina.

Desventajas del handpoke

  • El proceso para realizar el tatuaje es mucho más lento que con el procedimiento normal. El trabajo debe ser minucioso para que quede bien.
  • Los diseños tienen que ser más sencillos y también suelen ser más caros.
  • El resultado final va a depender en gran parte del pulso, técnica y conocimientos del tatuador.
  • Este tipo de tatuajes tienen un mejor acabado en color negro o gris, puesto que la cobertura es más baja.

¿Qué se necesita para hacer un tatuaje handpoke?

Esta técnica para tatuar a mano no requiere de numerosos materiales, sino que únicamente emplea:

  • Guantes para garantizar la higiene en el proceso.
  • Agujas específicas para tatuar y que estén esterilizadas.
  • Un soporte con el que asegurar la aguja.
  • Tinta de tatuajes.
  • Un bote adecuado para verter la tinta.

Durante el proceso, el/la profesional del método de tatuar sin máquina se asegurará de tener el diseño del tatuaje en el papel de transferencia para contar con una guía sobre la que trabajar. Antes de hacer este paso, limpiará la zona en la que se va a hacer el diseño. Después, comenzará con el procedimiento. La aguja no debe clavarse con demasiada fuerza, pues no es recomendable más de 1 mm de profundidad. La usará con una inclinación 45 grados aproximadamente y con la piel estirada, ya que de esta manera se filtra mejor. Este trabajo es largo, puesto que el tatuaje se hace punto a punto, llegando a necesitar varias sesiones si se trata de un diseño muy grande.

¿Y cómo se cura un tatuaje hecho con este método? Tras hacer el tatuaje, para que el tiempo de curación sea rápido y adecuado, se usa lo mismo que para el diseño hecho a máquina: limpiarlo con jabón neutro y una crema cicatrizante específica para tatuajes. Además, se recomienda no rascar, frotar o tocarlo demasiado los primeros días.