¿Alguna vez te has preguntado quién hace posibles los looks de los famosos en las galas de televisión? El estilista es el profesional dedicado a sacar el máximo partido de una persona en términos de belleza física. Su trabajo incluye la toma de decisiones en los peinados, el maquillaje, la ropa y los complementos. Así que en este post vamos a hablarte en profundidad de este perfil profesional. Y si quieres formarte para ejercer en el sector de la moda, no dudes en echar un vistazo máster en diseño de moda y personal shopper. ¡Síguenos!

¿Qué es lo que hace un estilista?

El trabajo del estilista es muy creativo. Pero encontrar el peinado que más favorece al cliente, los colores que mejor le quedan o el corte de ropa que se adapta a su cuerpo no es tarea fácil. Se habla mucho de los tipos de cuerpo y del estilismo que mejor le sienta a cada persona, pero lo que todo estilista profesional descubre en su profesión es que también hay que tener en cuenta la personalidad del cliente.

En este sentido, la principal función del estilista es encontrar el equilibrio entre la belleza física la personalidad de cada persona. Porque, por ejemplo, aunque al cliente le queden muy bien los tonos pastel, el estilista no debe vestirlo con ellos si no son de su agrado. Así pues, es fundamental que el estilista siempre respete los gustos de los demás.

Teniendo en cuenta estos principios, el estilista se dedica en su día a día a realizar las siguientes tareas:

  • Definir outfits para los clientes para diferentes ocasiones.
  • Asesorar a los clientes sobre estilos de ropa y moda.
  • Sugerir cortes de cabello y peinados que más puedan favorecer y adaptarse a los gustos del cliente.
  • Recomendar productos acordes con la fisiología del cliente.
  • Encontrar oportunidades para mejorar los looks.

Hay, además, una serie de funciones que se deben tener en cuenta y que afectan directamente a su perfil profesional. Estas son:

  • Estar informado sobre las últimas tendencias en moda.
  • Poner en práctica las nuevas tendencias en sus clientes.
  • Fidelizar a los clientes a través de un trato cercano.

¿Qué hay que estudiar para ser estilista?

Hay una gran cantidad de factores que definen a un buen estilista, y la formación es una de ellas. Si tienes pensado dedicarte a ello, lo ideal es que escojas una formación como la que ofrecemos en Escuela Des Arts. Y es que lo ideal es que adquieras conocimientos en patronaje y en diseño y tendencias de moda. Una formación adecuada debe enseñarte, además, a aplicar tus conocimientos de forma personalizada en cada cliente.

Otro de los aspectos fundamentales que diferencian a un profesional altamente capacitado es el la profundidad y especialización de sus conocimientos. Un estilista muy capacitado ha recibido, también, educación en materia de historia de la moda y comprende cómo jugar con los estilismos, no solo para causar una buena impresión sino también para transmitir un mensaje.

Así pues, un estilista profesional entiende de costura, diseño de complementos, historia de la moda, indumentaria y cuidado de la imagen personal a través de técnicas de embellecimiento. Reunir todo este abanico de enseñanzas no es tarea fácil, pero podrás encontrar todos los conocimientos necesarios y requeridos en este ámbito a través de los cursos y másters en moda de Escuela Des Arts.

Perfil profesional del estilista

¿Te preguntas cómo saber si eres apto para ser estilista? Como hemos comentado anteriormente, algo que no puede faltar en este profesional de la moda es la creatividad y el sentido de la estética.

Ahora bien, aunque se tratan de dos rasgos imprescindibles, no son los únicos con los que debe contar este profesional. Otras de las habilidades que se valoran positivamente en el sector y que son necesarias para desarrollar las diferentes funciones a cargo del estilista son:

  • Personalidad.
  • Tener sentido de la moda y de la estética.
  • Vocación por el trabajo.
  • Formación continua y estar al corriente sobre últimas tendencias.
  • Habilidades interpersonales.
  • Buenas habilidades comunicativas.
  • Paciencia.
  • Don de gentes para el asesoramiento personalizado a clientes.

Oportunidades laborales en el sector de la moda

Si quieres estudiar estilismo porque te apasiona la moda, puede que te preguntes qué es lo que te espera en el mundo laboral. Y es que este sector tan amplio ofrece una serie de oportunidades que no pasan desapercibidas. Concretamente, un estilista suele trabajar en:

  • Centros de estética.
  • Tiendas de ropa.
  • Marcas de ropa.
  • Agencias de imagen.
  • Consultorías o asesorías de imagen.
  • Como freelance para empresas o medios de comunicación especializados en moda, creando outfits.

¿Cuál es la diferencia entre un estilista y un personal shopper?

Aunque se trata de puestos de trabajo que ejercen en el sector de la moda, el estilista y el personal shopper suelen confundirse. Los dos se ocupan de tareas parecidas, pero la finalidad de cada una de ellas es diferente.

Por un lado, el personal shopper se encarga de asesorar a los clientes sobre su imagen personal. Para ello, analiza el físico de cada persona, sus necesidades y sus gustos para crea looks personalizados.

Por el otro, el estilista profundiza en otros aspectos dentro de la imagen personal del cliente. No se queda solo con el físico, sino que también se encarga de la imagen global que la persona desea transmitir. Cuando hablamos de imagen nos referimos a la impresión que el cliente quiere causar. Y para ello es necesario contar con asesoramiento en lenguaje no verbal, habilidades sociales y códigos de comunicación.

En resumen, podríamos afirmar que un personal shopper se encarga de asesorar para cambiar el estilo de vestir y un estilista, además, también enseña al cliente para que pueda cambiar la forma de actuar en determinadas situaciones.