Un entretenimiento, una pasión, un nuevo descubrimiento o una profesión. La costura es todo un mundo lleno de posibilidades. Sea cual sea tu caso respecto a este ámbito, debes saber que hay muchos utensilios y material de costura que se deben tener a mano. ¿Los tienes todos? ¿Sabes qué sirve para qué? Te lo contamos a continuación, ¡quédate!

 

Kit básico de material de costura

Si vas a iniciarte en el mundo de la costura deberás hacerte con estas herramientas imprescindibles. Con ellas podréis empezar vuestras andaduras en la costura y, en caso que ya hayáis pasado el periodo de iniciación, tener unos buenos acabados.

Estos materiales los podréis encontrar en cualquier tienda e incluso a través de internet con precios realmente buenos. Así que, si ya no sois principiantes o queréis meteros a todo gas en la costura, lo importante es valorar la calidad del material. Por ejemplo, tener unas buenas tijeras que corten la tela a la perfección os agilizarán el trabajo y harán que vuestros acabados sean mejores.

 

1.- Cinta métrica:

Esta herramienta os valdrá para muchas tareas de la costura. Y sea para tomar medidas corporales antes de iniciar el proyecto o para medir los tejidos que necesitaréis para ello. Las que mejor funcionan para la costura son las retráctiles, pues no se enrollan y difícilmente se pierden de vista por su tamaño.

Un truco para no perderla, además, es mantenerla pegada con un trozo de celo en la mesa donde se vaya a coser. Si vais a emprender vuestro viaje a la costura con una máquina de coser, no os preocupéis. Las máquinas suelen tener una cinta métrica incorporada. En caso que la que tengáis no la lleve, fíjaros en si la tiene dibujada en la base.

 

2.- Dedales:

Además de servir como objeto de decoración o de colección para algunos, los dedales son muy útiles en la costura. Las que seáis más experimentadas en ello ya lo sabréis. Si sois nuevas en esto, podréis encontrar varias formas, estilos y tallas de dedales. Los hay de metal, de los de toda la vida, con sus puntitos marcados para que se pueda apoyar el aguja cuando traviese la tela. Pero si sois de las que les cuesta coser con dedal por la rigidez del metal, también los podréis encontrar de silicona o goma.

Los dedales de goma son más flexibles y, además, ofrecen una resistencia suficiente para evitar que traspase la aguja y se clave en nuestra piel. Si tampoco os convence la silicona o goma, podréis encontrar dedales hechos de cuero. Este último tipo está arrasando y generando muchas fans por su comodidad y flexibilidad especial.

 

3.- Alfileres y alfiletero:

El alfiler es ese pequeño clavo que nos valdrá para fijar dos piezas de tela o una misma pieza que necesita una tarea precisa. Los hay de diferentes tipos y suelen estar fabricados de metal. Podéis encontrarlos con cabeza de acero, de plástico y con diferentes colores. De esta manera suelen destacar sobre la tela y siempre se tiene presente el alfiler, para que no se pierda.

Por su parte, el alfiletero es ese objeto que nos permite tener los alfileres a mano y disponibles para cuando necesitemos usarlos. Los más comunes tienen forma de esponjita o de pulsera. Aun así, también los podréis encontrar en forma de cajita y con imanes incorporados para evitar que se caigan y se pierdan.

 

4.- Descosedor:

Vuestro aliado en caso de que os equivoquéis o queráis descoser cualquier pieza de ropa. Los encontraréis de diferentes marcas y estilos. Nosotros os recomendamos que os hagáis con uno de buena calidad. Este utensilio os garantizará un ahorro de tiempo a la hora de descoser alguna pieza. Recordad que el hecho de descoser una pieza es una tarea que necesita precisión.

 

5.- Agujas:

Son imprescindibles entre el material de costura. Y sí, también los hay de muchos tipos. Seguramente, si no sois principiantes, ya tendréis un tipo de aguja preferido. Y es que, si sois novatas, debéis saber que cada persona prefiere un tipo concreto de aguja. La que mejor le va, la que mejor le hace la costura, la que más fácil se lo pone.

Las hay más largas, más gruesas, más estrechas, con un ojal grande para enhebrar rápidamente o con un ojal estándar. También las hay más estrechas y finas, que generalmente se usan para telas delicadas. Si váis a usar materiales como el cuero o el polipiel, deberéis fijaros también en las que se usen, pues deberán ser en forma piramidal y con tres caras, para poder atravesar bien el tejido.

 

6.- Tijeras de todos tipos:

Hay quienes os sugerirán que vuestro material de costura tenga hasta cinco tijeras diferentes. También hay quien defenderá que con un par os será igualmente fácil. Lo cierto es que depende de cada uno, pero entre el material de costura, las tijeras tienen un papel muy importante. Con ellas deberéis poder cortar piezas de tela, cortar hilos, bordes… A la hora de haceros con una o más tijeras, tened en cuenta sus tamaños y manejabilidad.

 

7.- Hilos:

Básicos y primordiales. Como en el caso de otros materiales, también se pueden encontrar en diferentes tipos y estilos. Los elásticos para hacer fruncidos o para la canilla. Los de hilvanar para eso mismo, hilvanar, y para marcar centros de una prenda. El hilo de bordar, más brillante y grueso, se usa también para puntadas decorativas y ojales. El de poliéster, el más común, o el de torzal, resistente y grueso, muy usado para tejidos de piel, botones o tejidos gruesos.

 

8.- Maquinas de coser:

Ya lo sabréis todas. Es una parte del material de costura que se puede tener o no. Las hay de diferentes marcas, características y precios. También se puede disponer de una Overlock, llamada remalladora, que ayuda a que los acabados e interiores de los tejidos sean perfectos. También ayuda a coser telas de punto o elásticos.

 

9.- Patronaje:

Este apartado nos daría para un post entero. Aun así, entre vuestro material de costura debéis contar con un kit o pack de patronaje. En él debéis incluir papel de patronaje, regla de curvas, escuadras, lápices, ruletas para marcar patrones o papel de seda.

 

10.- Maniquí:

Los hay variados y de muchos estilos. En primer lugar, lo más recomendable es que se busque un maniquí de poliespán, para poder fijar alfileres en él. Aun así, en varias tiendas o en ecommerces podréis encontrar maniquíes tipo tienda, de material rígido. También existen los maniquíes de talla regulable. Con ellos podréis trabajar las medidas corporales que queráis. Elegir el que más conviene según las piezas que vas a hacer es la mejor opción.

 

Si te gusta el mundo de la costura, el patronaje y el diseño de moda, no te pierdas este Máster en patronaje y diseño de moda + máster personal shopper. ¡Matricúlate ya!