Aunque las compras por internet han aumentado exponencialmente en los últimos años, son muchas las profesiones que implican estar de cara al público y que siguen siendo demandadas. Un claro ejemplo de ello es el dependiente de tienda, uno de los trabajos que consiste en ofrecer un trato personalizado y tener don de gentes para aumentar las ventas en un establecimiento físico. Así que, si crees que cuentas con las competencias propias de un dependiente y buscas formación para profesionalizarte, en Escuela Des Arts contamos con una amplia oferta formativa comercial. En ella encontrarás diferentes cursos para capacitarte como dependienta en diferentes tiendas. Además, en este post vamos a hablarte de las funciones y habilidades que debe contar un profesional de este tipo.

¿Quién es el dependiente de tienda?

Un/a dependiente de tienda es aquel profesional que se encarga de gestionar un negocio adecuadamente. Además, tiene la responsabilidad de atender a los clientes y ayudarles en lo que pueda, siempre ofreciendo un trato amable y personalizado. Por tanto, las tareas de este sector están relacionadas directamente con la atención al público.

El dependiente tiene la capacidad de resolver cualquier imprevisto que surja en una tienda o establecimiento, planificar el área de ventas y que visualmente el local sea atractivo y esté ordenado y limpio para los clientes. Sea cual sea el ámbito en el que esté trabajando, es muy importante que el dependiente de tienda conozca los productos o servicios que está vendiendo. Esto ayudará a mejorar el trato con el cliente y a dar solución a cualquier inconveniente que se le presente.

El dependiente de tienda suele ejercer en tiendas de ropa, de muebles, fruterías, pescaderías, carnicerías, etc.

Perfil profesional del dependiente

Antes de ver las funciones que desempeña una dependienta, es importante saber qué habilidades y competencias hacen que su trabajo sea impecable. De esta manera, debe:

  • Ser alegre y sonriente. Cuando se trabaja de cara al público, los problemas deben dejarse en casa. Es por esto que un buen dependiente siempre debe mostrarse alegre, sonriente y confiable de cara a sus clientes.
  • Dominar el lenguaje corporal. El cansancio es fácilmente notable por la postura corporal y el lenguaje no verbal. Por lo que es imprescindible mostrar una actitud abierta, proactiva y enérgica. De esta manera el cliente no se sentirá incómodo.
  • Ser amable. Demostrar amabilidad hace que el consumidor se sienta cómodo y tenga una buena experiencia de compra en el establecimiento.
  • Tener facilidad de resolución de problemas. Ante un imprevisto o cliente molesto, es imprescindible mantener la calma y resolver con la mayor facilidad posible la incidencia, ofreciendo al cliente una solución rápida.
  • Saber escuchar activamente. Para proporcionar un trato inmejorable, el dependiente tiene que saber escuchar al cliente para conocer sus necesidades, dudas o problemas.
  • Trato cordial. Independientemente del tipo de cliente, en todo momento hay que mantener un trato cordial, escuchar a la persona y manejar la situación con inteligencia y paciencia.

Funciones generales de un dependiente

Aunque las funciones más importantes de esta profesión son las ventas y la atención al público, lo cierto es que hay más tareas a su cargo. Así pues, en su día a día también se encarga de:

Resolver dudas

Como dijimos anteriormente, es esencial que el personal de la tienda tenga total conocimiento sobre lo que se está vendiendo, porque el dependiente se hace cargo de dar respuesta a todas las dudas que pueda tener un cliente con respecto a un producto en concreto. En supermercados o grandes superficies, que se venden muchos productos diferentes, normalmente hay varios dependientes por cada área.

Organizar el establecimiento

Cada día, antes de que el establecimiento abra sus puertas al público, los dependientes trabajan para garantizar que el lugar de ventas esté ordenado. También se aseguran de que esté todo limpio y los productos estén bien clasificados, poniéndolo todo a disposición de los clientes para que puedan realizar sus compras con total comodidad. Previamente, los dependientes sacan los productos del almacén, los etiquetan y los colocan en su lugar correspondiente.

Gestionar pagos

Cuando un cliente decide llevarse un artículo, el dependiente se hace cargo de gestionar el pago en efectivo o a través de tarjeta de crédito o de débito. Es importante que durante esta transacción, en caso de ser efectivo, reciba el dinero correspondiente y no cometa errores con la devolución del cambio.

Recibir stock

Hay días de la semana que el establecimiento se abastece, por lo que debe colocarse todo en el lugar correspondiente. Esto suele hacerse antes de abrir las puertas del establecimiento, por lo que el dependiente se ocupa de verificar la entrega y revisar el estado de la mercancía.

Realizar devoluciones e incidencias

Al igual que lleva a cabo los cobros en caja, los dependientes también se ocupan de resolver cualquier incidencia relacionada con un cliente insatisfecho, un producto defectuoso o en mal estado. En caso de devolución, se encarga de gestionar el cobro bajo las condiciones establecidas.

Formarse como dependienta en Escuela Des Arts

Ahora que has tenido la oportunidad de conocer mucho mejor el trabajo que se realiza como dependienta de tienda, puede que tengas interés en formarte y desarrollar las competencias propias de este sector.

En Escuela Des Arts tenemos varios cursos online con los que podrás adquirir conocimientos teóricos indispensables para ejercer las tareas propias de este profesional. Así pues, según las opiniones de Escuela Des Arts, los cursos para capacitarse como dependiente mejor valorados son:

  • Curso dependiente de comercio. Podrás aprender las técnicas necesarias para atender y vender productos, que no requieren manipulación, a los clientes. Además, el programa formativo de este curso te enseñará las pautas de aprovisionamiento y mantenimiento del punto de venta.
  • Máster dependiente de pescadería. Se trata de una especialización a través de la cual estudiarás las técnicas para manipular alimentos y las pautas de higiene y etiquetado de productos. También estudiarás las técnicas de corte y limpieza de pescado y adquirirás nociones relacionadas con alimentación saludable.
  • Máster dependiente de carnicería. Esta formación se dirige a quienes quieran adquirir competencias en el sector cárnico. A través del temario lograrás diferenciar los productos de la carnicería y aplicar medidas de higiene y seguridad. También adquirirás nociones en manipulación de alimentos y las técnicas de venta que se pueden aplicar en este tipo de establecimiento.
  • Máster de dependiente de panadería y pastelería. A través de este máster podrás adquirir conocimientos para diferenciar los productos de panadería, pastelería y repostería. También conocerás las medidas adecuadas de higiene y seguridad y las técnicas de venta imprescindibles en este sector.